Lo que Cambió y lo que No Cambió

1355859226

Bolivia se denomina desde 2009 Estado Plurinacional. Independientemente del debate sobre la definición del término nación, la idea que prima es la de que la edificio  del estado nación que tuvo su pivote fundamental en 1952, ha sido sustituido por otro en el que los diferentes pueblos y culturas que habitan en Bolivia, constituyen una pluralidad que permite hablar de una nación conformada por varias y que la uniformidad (una nación, una lengua, una religión, una cultura) no es el único elemento cohesionante del país.

Sigue leyendo

Bolivia-Perú. Recordando un Acuerdo

Encabezamiento del aRticulo de la revista Caretas de Lima  en ocasión de la firma de los acuerdos de Ilo

Encabezamiento del aRticulo de la revista Caretas de Lima en ocasión de la firma de los acuerdos de Ilo

La grave crisis política generada en 2003, con su vértice en las movilizaciones alteñas cuya bandera unificadora fue “No a la venta de gas por Chile ni a Chile”, marcó de manera definitiva la política económica internacional energética de Bolivia.

Sigue leyendo

¿José Ballivián a los Pies de Bartolina Sisa?

Salón Principal de la Casa de la Libertad en Sucre.

Salón Principal de la Casa de la Libertad en Sucre.

Acordes con los tiempos que corren, junto al cambio del nombre de Congreso Nacional por el de Asamblea Legislativa Plurinacional, los actuales gobernantes decidieron incorporar a la pareja Túpac Katari-Bartolina Sisa en la testera del edificio del Legislativo, sustituyendo para ello dos obras maestras de la pintura republicana (el Bolívar de Toro Moreno y el Sucre de Michelena). En su lugar aparecieron emparejados el matrimonio indígena por un lado, y por el otro el Libertador y el Mariscal de Ayacucho también en pareja, en una obra de dudosa factura. Sigue leyendo

Sobre el Documento “Chile y el Acceso al Mar de Bolivia, Mito y Realidad” Entrevista en “La Razón”

a_08_2

“La Razón” 3 de agosto de 2014

Entrevista de Ricardo Aguilar Agramont

Después de la Cumbre del G77, Chile hizo circular un folleto titulado Chile y la aspiración marítima boliviana. Mito y realidad. Se dijo del mismo que era un texto para rebatir el Libro del Mar. Al ver sus escasas seis páginas se hace evidente que cumplir tal función era imposible. El texto sostiene la mistificación de que Bolivia tendría el más amplio acceso al mar, por lo que no necesitaría un puerto soberano. El expresidente y actual embajador itinerante de la Demanda boliviana, Carlos Mesa, para calificar el documento chileno, usa el sustantivo “falacia.”

Sigue leyendo