TIPNIS, “Ambientalismo Social” y Carretera

a1144215da9b4e7ea3d144f630ff6817

El debate sobre el imperativo universal de salvar el planeta ha condicionado de un modo definitivo el tema de la preservación medioambiental y el desarrollo sostenible.

Sigue leyendo

Anuncios

El Bucle del Cerro Rico

cerro-potosi

imagen aimdigital.com.ar

La economía boliviana quedó atrapada en un bucle el día en que el Cerro Rico de Potosí se convirtió en la razón de ser nuestra existencia. La Audiencia de Charcas, germen de la República de Bolivia, fue creada para administrar en lo económico y en lo jurídico los ingentes ríos de plata que alimentaron primero al Imperio y luego a la joven Nación.

Sigue leyendo

Empleo. Materia No Aprobada

59831_gd

De acuerdo a información oficial el desempleo en Bolivia hoy es de 4,4% y pese a que ha subido en los últimos dos años, es uno de los más bajos de América Latina, no sólo eso, si se compara esta cifra con la del periodo democrático anterior a 2006 (8,1% en 2005) demuestra una mejora muy importante y destacable. Pero ¿Qué nos dice realmente esta cifra? Hay que tomarla como referida fundamentalmente al área urbana en el contexto de una economía dominada por la informalidad laboral.

Sigue leyendo

Los 40.000 Millones del Gas. Cifras que Abruman

69ba61aa8e65764a9f16c414278d615a_xl

La capitalización de YPFB en 1996, el contrato de venta de gas a Brasil en 1996, la inauguración del gasoducto a ese país en 1999, el Referendo de 2004, la Ley de Hidrocarburos de 2005 y el Decreto de 1º de mayo de 2006, han marcado la transformación radical de la gravitación del gas en la economía de Bolivia, al punto de recibir ingresos que no tienen comparación alguna con lo que habíamos conocido durante nuestros ciento noventa años de vida independiente. Nadie, ni en sus más delirantes sueños, hubiese supuesto lo que representarían estos hechos en la historia económica del país.

Sigue leyendo

Nuestra Dramática Realidad Exportadora

 

p12

Si hacemos un recuento de la evolución de nuestros ingresos por exportaciones desde la Revolución de 1952, encontramos un comportamiento sino errático cuando menos dispar. Las razones no son muy difíciles de adivinar; la combinación de algunos factores muestran una debilidad estructural de nuestro aparato productivo: dependencia extrema de la monoproducción primero y muy modesta diversificación después; una segunda dependencia, consecuencia de la primera, es la fluctuación de precios internacionales de las materias primas completamente ajenos a nuestra decisión, referida a veces a dramáticas crisis globales y a veces a procesos de especulación calculada.

Sigue leyendo