Una Sentida Despedida

IMG_8606 2

Han pasado casi treinta años desde que un 9 de abril de 1989, por invitación de Ana María Romero, publiqué mi primera “Columna Vertebral” en el entonces más importante periódico del país, Presencia, que ella dirigía. No podía adivinar en ese día del que me separa tanto tiempo, la cantidad extraordinaria de acontecimientos que me tocó vivir.

Sigue leyendo

Anuncios

Andrés de Mesa Gisbert en la Piel de Gaudí

 

Andrés de Mesa Gisbert en su oficina de trabajo en la Sagrada Familia

Quiero compartir en este blog, con mucha alegría, la excelente nota periodística de Mónica Machicao, publicada en la revista “Rascacielos” del periódico “Página Siete” sobre el trabajo de mi hermano Andrés en la Sagrada Familia de Barcelona

Sigue leyendo

Periodismo y Literatura

IMG_7378

foto C.D. Mesa G

Debemos partir de la premisa de que periodismo y literatura son dos universos inseparables. No se puede decir que, en su esencia, uno es totalmente distinto del otro. La médula de ambos -y esto tiene que ver con el periodismo escrito, con la radio, con la televisión y con las redes sociales- es la palabra, la construcción de una idea transmitida a través de la palabra, a veces convertida en una imagen o en una sucesión encadenada de acontecimientos que esa palabra describe, sea por escrito, sea visualmente.

Sigue leyendo

“Soundtrack”

636459507340273184w

Camila Urioste, autora de la novela “Soundtrack”

Marcelo Urioste tenía una voz peculiar, honda, dura, visceral, cantaba con el pelo sobre la cara y como desde dentro de su guitarra. Era 1981, con él estaban Juan Carlos “Loro” Orihuela (grande cantautor, su Estatuto Vital es estremecedor) y Pablo Muñoz. Escarbando en mi biblioteca encontré tres poemarios suyos y el programa de un concierto en el Goethe con las letras de sus canciones. Una de ellas dice: “Hija Mía/ Estoy feliz como un trébol/ al ver que has dado a tu madre/ ritmo de luna creciente”.

Sigue leyendo

Juan Carlos Calderón

FullSizeRender-77

No es frecuente en Bolivia pensar en grande y hacer las cosas en grande. “El apogeo, la decadencia, la ética, la corrupción, la profundidad o la banalidad se pueden leer… en una estructura (arquitectónica) como también a través de ella se pueden leer a simple vista los valores que rigieron o rigen en una sociedad” escribió el arquitecto Juan Carlos Calderón en 2014.

Sigue leyendo