Mi Madre Recibió el Premio PIEB a las Ciencias Sociales y Humanas

Fue un momento muy emotivo para mis hermanos, Andrés (en Barcelona), Isabel, Teresa Guiomar y yo. Nuestra madre, a sus 85 años, recibió el martes 22 de noviembre en instalaciones del MUSEF, el premio a la trayectoria de una vida por su contribución a las Ciencias Sociales y Humanas de manos de Godofredo Sandoval Presidente del PIEB (Programa de Investigación Estratégica en Bolivia). El premio PIEB es el más prestigioso del país en su género.

Sigue leyendo

Mi Padre

Publicado en Página Siete y Los Tiempos el 25 de julio de 2010

Mi padre amaba la música. Veo su imagen dirigiendo imaginariamente un concierto con su chompa negra de cuello tortuga y una varilla que simula ser una batuta. Era fuerte. De un humor extraño pero inteligente, tímido y a la vez un huracán. Lo sabía todo, o por lo menos así me lo parecía. Vi, ya con más de medio siglo en la espalda, una foto inusual. En ella, está mirándome desde la inmensidad de su figura adulta, yo lo miro a él desde mis ojos grandes de niño admirado. Los suyos tienen un toque de ternura que quizás no lo retrata exactamente en lo que fue, pero que en ese instante congelado expresa la vinculación más fuerte de un padre con un hijo.

Sigue leyendo

fotos de mi hija Guiomar, exposición “Alientos”

IMG_3998

Guiomar de Mesa Salinas

Guiomar de Mesa Salinas, nacida en La Paz. Estudió en el colegio San Ignacio de La Paz. Licenciada en Fotografía en la Universidad de Palermo de Buenos Aires. Trabajó como redactora de moda en la revista “Cosas” de La Paz en 2014-2015. Habla español, inglés e italiano.

Sigue leyendo

Mirando a mis hijos en Barcelona

IMG_8938

Mis hijos Guiomar y Borja

Cuando decidí abrir este blog, pensé que no tenía mucho sentido escribir de política exclusivamente, para eso tengo mi columna en el periódico y además creo que es necesario que como persona (cualquiera de nosotros) pueda transmitir la idea de que el mundo es más ancho que pensar que las 24 horas del día la política nos debe sorber el seso al punto de convertirnos en maquinarias graníticas de hacer política. Sería de un aburrimiento intolerable. Si algo maravilloso tiene la vida es que su abanico, gracias a la naturaleza, es tan ancho, complejo y estimulante que trasciende la política largamente.

Sigue leyendo