Mirando a mis hijos en Barcelona

IMG_8938

Mis hijos Guiomar y Borja

Cuando decidí abrir este blog, pensé que no tenía mucho sentido escribir de política exclusivamente, para eso tengo mi columna en el periódico y además creo que es necesario que como persona (cualquiera de nosotros) pueda transmitir la idea de que el mundo es más ancho que pensar que las 24 horas del día la política nos debe sorber el seso al punto de convertirnos en maquinarias graníticas de hacer política. Sería de un aburrimiento intolerable. Si algo maravilloso tiene la vida es que su abanico, gracias a la naturaleza, es tan ancho, complejo y estimulante que trasciende la política largamente.

La vida cotidiana, la de todas las mañanas y las noches es el desafío de vivir, porque de eso se trata, de aprender a vivir con la nueva persona que eres cada mañana, lo cual, todo hay que decirlo, no es nada fácil.

Hoy, estoy en Barcelona. Aprovechando una invitación que me hicieron a Lisboa me di un salto a esta ciudad para ver a mis hijos. Borja trabaja en diseño en 3D para una oficina que proyecta polígonos industriales, supermercados y casas para el mercado local. Tras dos años de posgrado comenzó a trabajar y aquí está, dos años haciendo algo que como arquitecto era uno de los caminos, pero quizás el menos previsible. En realidad en 3D el apetito se le abre para dar un salto a programaciones más sofisticadas que eventualmente trascenderán la mera creación en tres dimensiones de edificios de diversa dimensión y forma, aunque para ello deba prepararse sin tregua y esperar. Su trabajo está a una hora del lugar donde vive. Sale a las ocho y vuelve a las veinte. Esta noche quizás no lo vea porque fiel a sus pasiones es probable que tenga un partido. Es la (una de las) estrella de su equipo y no lo digo por que es mi hijo, a sus 29 años está lejos de ser el “hijito perfecto” que todo padre mira en el pequeño que apenas camina a sus tres años, lo digo simplemente porque es un muy buen 6. Heredo de mi su pasión por el Real Madrid (no el buen fútbol, porque yo era un negado para el fútbol y para cualquier deporte) y adoptó por voluntad su pasión por Bolívar, salvándose del largo sufrimiento de mirar la agonía interminable del equipo de mis amores, Always Ready, que pocos saben que es un equipo de fútbol, que alguna vez fue un grande en el país y que hoy es sólo nostálgica historia. Pero Borja es sobre todo una personaron determinación y claridad, quizás demasiado blanco y negro, pero esas aristas las pulirán los años, que no le quepa dudas. El blog, este, fue idea suya y él lo diseñó, porque de lo contrario aún estaría esperando a tenerlo.

Guiomar mi hija está también aquí, llegó hace algo más de un mes con dos desafíos, conseguir un curso de posgrado tras haberse licenciado en fotografía y después de haber presentado una bella exposición de fotos en La Paz junto a su tía, la otra Guiomar. Me tocó ver esas imágenes (como es obvio) antes de la exposición. Sugerían la respiración que es la vida, en color y en blanco y negro. Cintas de colores intensos que salen de la boca de una joven (Matilde), los ojos con fuerte maquillaje parecido a la sangre, otras fotos, cuerpos como congelados y rostros que no miran, otras, la cara de Julián como ausente de este mundo y dueño de un enigmático secreto (la foto en tono decadente), esta serie trabajada en blanco y negro. Cuando preparó la exposición, le sugerí que todo estuviera referido a la respiración humana, la vida, en suma y lo logró, logró transmitir la vida en sus fotos y su compleja personalidad en una secuencia de autorretratos que se han quedado con nosotros para que esté siempre presente en la casa. Ahora debe conseguir trabajo, ambas cosas están ligadas, el curso y la pega y el uno no funcionará sin la otra. Conseguir trabajo en España es hoy una aventura, con el 17% de desempleo, el más alto de Europa y quizás del mundo (el que más o menos funciona, si hay algo que a estas alturas que realmente funcione en el mundo), el objetivo tiene sus dificultades.

¿Por qué mis hijos están aquí?, Pienso que porque cuando uno como padre busca que sus hijos puedan tener una educación adecuada asume que debe lograrla de calidad, que les de armas para lidiar con este espacio competitivo y despiadado que es el presente, lidiar con su vida en realidad, después se verá como conecta ese objetivo con el compromiso. Hoy el compromiso no es lo que era, para empezar porque en el siglo XXI las mentes digitales están interconectadas, van perdiendo el sentido de nación en el marco estrecho de nuestros tiempos. Las fronteras se diluyen en el Internet, en la música, en el chat, en el descubrimiento de la ciencia y la tecnología, en la mirada más amplia de cómo te vinculas con realidades que antes no soñábamos, que hay demasiada estrechez en nuestras cabezas cuadriculadas por la idea de que todo gira en torno a un solo espacio, a un sólo tiempo y a un solo tema.

Pero a partir de esos estudios cada uno construye su propia vida, arma su estructura interior y decide. Borja tiene 29 y Guiomar 25, hace ya unos buenos años que dejaron de ser los hijitos para ser los hijos y asumirse como entidades autónomas (aunque más de una vez nosotros, sus padres, Elvira y yo, no sé si fuimos capaces de entenderlo del todo). A partir de ello uno los sigue, está a su lado, los apoya, pero sobre la premisa de que los destinos individuales son lo que son, individuales. Están hoy aquí y es lo que hay. No es una vida fácil, pero es la que cada uno tiene y escoge. Aunque ¿Cuándo en 1970 vine a España a estudiar primero Ciencias Políticas (en la España de Franco, hay que ser ingenuo) y luego literatura, escogí realmente? Sí y no. Hay una edad en la que las decisiones tiene que ver con uno y sus padres, pero ese salto, el crucial cuando tienes 17, o 18, o 19, definirá tu futuro (o lo orientará en un determinado camino) de manera muy fuerte. No hay nada irreversible y sobre el molde en el que has vaciado tu perfil del futuro, vendrán cambios y circunstancias que te llevarán donde algún día llegues o donde no llegues nunca (podría contar largamente sobre ello en mi propia vida). Lo que es inevitable es estar siempre ligado, como liga el cordón umbilical de cada hijo a su madre, Elvira en este caso. Es un cordón mental, psicológico, emocional y misterioso que las madres tiene más que los padres y que los padres tenemos de un modo distinto, aunque sin haber experimentado eso que es intransferible, los nueve meses de albergar físicamente a tu hijo en ti misma, alimentarlo, sentirlo, respirarlo, tocarlo por dentro y por fuera, eso por lo menos hoy, es exclusivo privilegio de una madre y exclusivo dolor de una madre al parir. También la dimensión del amor a un hijo es distinta, pero tan fuerte que, por lo menos para mí, es como una prolongación de uno y así será hasta el último día de mi vida.

La otra pregunta es ¿Serás capaz de asumir y aceptar cada decisión, cada avatar, cada tropiezo, cada éxito, cada cosa que ellos vivan con madurez para entenderlo y sobre todo saber que ayudar? Puedes ayudar, pero el secreto está en la medida exacta de los ingredientes (la pizca se diría) como en una receta de cocina. Ayuda puede no ser la palabra correcta. La vida de cada uno depende de la capacidad de independencia, de creatividad, de riesgo y eso en muchos sentidos pasa por que uno entienda que ayuda es quizás una palabra incorrecta.

Quisiera ver a Borja y Guiomar felices, lo que se dice fácil, pero es menor fácil de lo que parece. Sobre todo por que la idea de la felicidad es una abstracción y porque a mis 56 años he aprendido que la felicidad es un concepto como otro cualquiera, debatible y subjetivo y que se aplica de un modo distinto en cada alma. Cada quien busca su satisfacción de un modo diferente y cómo la entiende es un misterio. La felicidad es, en consecuencia inasible como definición, yo mismo me he sentido tentado muchas veces de entenderla como una cuestión física y sensorial, un momento, una circunstancia en la que la suma de cosas hace que por un instante sientas la felicidad inundarte, después se desvanece. Pero volverá a aparecer, siempre en fragmentos. De lo contrario la vida no valdría la pena de ser vivida.

Recuerdo a este propósito a Jaime Saenz que escribió: “sólo el amor salva”.

Podría extrapolar la frase para este asunto. Cuando siento a Borja y Guiomar entiendo la complejidad de cada ser humano y la necesidad inexcusable de cada uno de construirse como persona. Ahora nos toca estar, amar y mirar, la mirada es voz y reflexión y acción, pero es mirada, no puede ser un ala sobre cada cuerpo.

 

Anuncios

20 pensamientos en “Mirando a mis hijos en Barcelona

  1. Ataulfo…bonito tu blog. Gracias por compartir. Y las fotos de las Guiomares……se las puede ver en alguna parte.?? Para los que no pudimos asistir a la exposicion…… si se puede nomas…….claro…..

  2. No publiquen mi comentario anterior..no me di cuenta que se podia hacer publico…..lo siento……es mas bien personal…….no ??

  3. Es una grata sorpresa el encontrar este blog en el inmenso universo de Internet. Soy un estudiante boliviano que, como muchas familias, tuvo que partir para buscar un futuro mejor en algún punto alejado de su hogar. Hace ya muchos años que no piso Bolivia y me da la impresión de que la Bolivia que recuerdo, se parece nada o muy poco a la actual. Desde mi exilio voluntario he estado siguiendo su trayectoria y entre las pocas cosas que me arraigan a mi hogar, esta el perderme entre las hojas de su manual de historia de Bolivia, que teniendo en cuenta los años y la distancia, no es poco. Siga así expresando sus ideas y a lo mejor algún día los bolivianos nos sentemos y dialoguemos en lugar de gritarnos en la cara. Saludos y suerte.

  4. Es curioso, y simpático, verte, Carlos D. Mesa, ex Presidente de Bolivia, en un blog tan personal, y hasta juvenil. Saludos, en todo caso.

  5. FELICIDADES CARLOS D. MESA, ES UN EJEMPLO QUE DEBERIAN SEGUIR LAS EX AUTORIDADES Y NO OLVIDARSE DE LOS AMIGOS/AS. GRACIAS POR TU SIMPATIA Y SER AMIGO DE TODOS LOS BOLIVIANOS. NO SABIA DONDE ESCRIBIRTE PARA FELICITARTE TAMBIEN POR TU GESTION DE GOBIERNO…DEBES SENTIRTE COMO EL HOMBRE QUE CAMBIO A BOLIVIA, LO QUE SIGUE A CONTINUACIÓN ES SOLO SEGUIR LO QUE TÚ HICISTE. UN ABRAZO…VICTOR, ORURO-BOLIVIA

  6. Es un placer encontrar a mi alter ego, que como yo, también es periodista. Coincidencias de la vida que ambos nos llamemos de igual forma.

    Casualmente, Carlos, vivo en Barcelona. Así que si algún día puedo hacer algo por ti o por tus hijos no dudes en contactar conmigo. Estará encantado de veros.

    No te dejes apabullar por las críticas y sigue así, con este estupendo blog, tan fresco.

    Un abrazo.

  7. Don Carlitos: mil felicidades por este su blog.
    Reciba todo el respeto y la admiración míos y de toda mi familia.
    Para aquellos que vivimos en el exterior, estar lejos de nuestra querida Bolivia y ver lo que está pasando nos llena de mucha tristeza.
    Un abrazo.

  8. Sus palabras son más emotivas cuando no habla de política. Ojalá nos hablara un poco más de cine, literatura, que sabemos son pasiones suyas.

  9. Señor Carlos que gusto es leer las cosas que escribe y mas lindas aun ,como en este caso, sobre sus hijos. Espero que Dios lo bendiga siempre igualmente a su flia.De seguro le irá bien a su hija,soy joven como ella y ando en la busqueda constante de conocimiento y experiencia.Un saludo desde Santa Cruz.

  10. felicidades carlos D. mesa, eres un expresidente que por lo menos opina, en muchos aspectos de la vida, la política, el arte, el futbol, etc., recién hablando con mi esposa abrí tu blog y me encuentro con cada tema, adelante carlos, especialmente uno de los que más me impactó fue el de tus hijos en barcelona, cabalmente tengo cuatro hijos, ellos junto a mi esposa están en alemania, hace varios años, a quienes por iniciativa de mi esposa, los hicimos llevar hacen más de 16 años, con la esperanza de que se les “pegue” al menos un porcentaje mínimo de, la mentalidad, espíritu reconstructivo y patriota de los alemanes, quienes habiendo perdido dos guerras mundiales en el siglo pasado, son hoy por hoy un ejemplo para todos.

  11. Muy honesto y veridico su relato familiar, me llama a la reflexión de como los caminos de los jovenes estan trazados desde el momento que buscan nuevos horizontes. Muy bueno su blog Carlos

  12. Un punto de vista que mezcla la sabiduría y la fragilidad del ser humano desde una perspectiva que a todos (o por lo menos a la mayoría) nos tocará vivir.

    Felicidades Sr. Mesa, reciba mi respeto y admiración hacia su trabajo.

  13. Felicidades: esta lectura traduce lo que muchos pensamos !! espero que personas como tu puedan liderizar el pensamiento y guiar mejor el futuro de Bolivia!!

  14. ke hermoso leer este block Sr Carlos Mesa, mis respetos y admiracion por usted por ser un padre ejemplar para todos nosotros los bolivianos y padres en general.
    Mi nombre es Jaime Rocha y radico en cochabamba, un abrazo enorme, espero algun dia conocerlo personalmente

  15. Un lujo de Presidente, un lujo de persona. Te toco una coyuntura terrible e hiciste lo mejor posible, sin matar y sin robar, eso es ya mucho decir en Bolivia. Gracias Carlos Mesa. Sin es que hay justicia, la historia te dar un mucho mejor sitial que el que ocupas ahora en nuestro pais, acosado por injurias y juicios ridiculos.

    Los juicios que te siguen solo prueban la mezquindad y la pequeñez de quienes tienen el poder ahora….miserables.

  16. Eh leído varios de sus artículos y notas de su pagina, la verdad, usted como escribí, es digno de aprender e imitar, ese sentido de la critica y análisis de cada situación y problemática que tiene, es lo que valoro mucho de su persona y como profesional. En su presidencia, tuvo varios aciertos, así como errores, como todo ser humano de este mundo mortal, pero al ver su persona, junto a sus artículos, tengo la seguridad, de que usted es uno de los pocos presidentes que se movió por su país e realizo todo lo que estaba en su alcance y en su alma se vio transparencia.
    La manera en que narra, documenta, escribe, y hace periodismo, me hace admirar y me ayuda en mis maneras de pensamiento y formación, son muy ricos sus notas, recalco una vez mas ese sentido critico y análisis que hace, me gustaría aprender mucho de usted.
    Soy un estudiante argentino de escasos 18 años, hijo de bolivianos, lo que sería por IUS SANGUINIS, boliviano , radico en la Patagonía Argentina, en la ciudad de Viedma, junto a mi familia, mis orígenes son de clase humilde.
    Estudio Licenciatura en Comunicación Social, en la Universidad Nacional de Rió Negro. Recién me inicie en el mundo de las Ciencias Sociales y particularmente de la Comunicación haciendo una pasantía en una Radio Comunitaria, donde resido.
    Mi objetivo final luego de terminar mi carrera de 4 años, es regresar a Bolivia, específicamente a La Paz, y a partir de mi experiencia contribuir a la sociedad boliviana.
    Quiero felicitarle por toda su trayectoria profesional y como ser humano que hizo a lo largo de toda su vida, tiene grandes aciertos, así como errores, como los que puede tener mi persona, o como cualquier ser humano. Viendo sus notas, me di cuenta, que hace falta mas periodismo Latinoamericano de critica y análisis, sin tirar a extremos, como usted hace en sus notas.
    Seguiré constantemente su blog, para revisar y aprender mas de hacer periodismo y quien sabe, si podre usar uno de sus notas, para hacer algunos trabajos de mi facultad.
    Lo saludo atentamente con mucho respeto.

    Fabricio Quispe.

  17. buenas tardes don carlos mesa tengo la dicha de hacer una bibliografia de su vida y me encantaria que su persona me diera mas informacion ya que es un ejemplo de vida y persona para mi y muchos bolivianos ya que es un referente a nivel nacional e internacional atte mauricio valencia vargas muchas gracias de antemano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s