Mar ¿Tenemos una Política de Estado?

ARICA1

Publicada el 24 de marzo de 2013 en Página Siete, Los Tiempo, Correo del Sur y el Potosí

La decisión del gobierno de iniciar un juicio internacional a Chile en la Corte Internacional de Justicia, marca un nuevo paso del país en la saga de nuestra demanda marítima.

Una buena parte de la opinión pública nacional cree que Bolivia no ha tenido ni tiene una política de Estado sobre el tema, y que los gobiernos nacionales han optado por caminos erráticos y frecuentemente contradictorios ¿Es esto verdad?

El Tratado de 1904, que dividió dramáticamente al país como lo prueba la importante cantidad de votos parlamentarios en su contra, fue el terrible parte aguas histórico en la cuestión del mar boliviano. A partir de su suscripción Bolivia comenzó una política exterior destinada a reparar tamaño error.

En 1910 (gobierno Villazón-canciller Sánchez Bustamante) Bolivia planteó una vigorosa propuesta basada en una idea que no ha cambiado hasta hoy que decía textualmente: “Bolivia no puede vivir aislada del mar…ahora y siempre, en la medida de sus fuerzas, hará cuanto le sea posible por llegar a poseer por lo menos un puerto sobre el Pacífico”. Propuso entonces que Chile y Perú se avinieran a cederle a Bolivia Tacna y Arica, lo que fue desestimado por ambos.

Pero lo esencial de esa propuesta –norte de nuestra política exterior- es la lógica de no pedir un devolución de todo lo usurpado, optando por un camino viable en el marco de la sensatez, pero con la firmeza de no cejar hasta lograr la solución.

En 1921 (Gobierno Saavedra-canciller Alberto Gutiérrez), particularmente por el empecinamiento de Franz Tamayo, Bolivia planteó ante la Liga de las Naciones la revisión del Tratado de 1904. La demanda no fue admitida.

En 1929, el protocolo secreto del Tratado firmado entre Chile y Perú, mostró con claridad la intención de darle la llave del candado chileno al Perú. La obligación de Chile de consultar a Perú en caso de que un eventual acuerdo con Bolivia cediera territorios antes peruanos. Esta cláusula de mala fe, marcó una exigencia más compleja aún a la estrategia diplomática boliviana.

En 1950 (gobierno Urriolagoitia-canciller Pedro Zilvetti) se consolidaron las bases inalterables de la política exterior boliviana. El embajador Alberto Ostria propuso a Chile la cesión de una franja territorial al norte de Arica que le diera a Bolivia una salida libre útil y soberana con continuidad territorial. La propuesta se apoyó en la buena disposición para la negociación expresada por el Presidente chileno González Videla. La iniciativa que consideraba el uso por parte de Chile de aguas del Titicaca, se frustró ante la rotunda negativa del Presidente peruano Odría.

En 1975 (gobierno Banzer-canciller Alberto Guzmán) Bolivia inició una franca negociación con Chile, sobre las bases del 50, es decir un corredor con continuidad territorial pegado a la línea de la Concordia (frontera Chile-Perú)  hasta el mar al norte de Arica. Chile aceptó esa base para negociar. El acuerdo no se logró por dos razones: El pedido de Chile de una compensación territorial y la respuesta peruana que pretendía un área (precisamente en la costa) de soberanía compartida trinacional.

En 1979 (gobierno Guevara-canciller Gustavo Fernández) se incorporó un nuevo elemento fundamental al lograr que la OEA emita una resolución que considera que la mediterraneidad boliviana es un tema de interés hemisférico. Es decir la multilateralización de la demanda marítima. Ese basamento fue tomado por nuestro gobierno y el canciller Juan Ignacio Siles en 2004 en Monterrey.

En 1987 (gobierno Paz Estenssoro-canciller Guillermo Bedregal) Chile se avino a negociar con Bolivia sobre la misma línea ya referida del 50 y 75. Si bien la propuesta boliviana tenía algunas variantes menores (tres posibles enclaves por ejemplo), su espíritu era el mismo. Chile dio un rotundo e intempestivo no, sin mayores explicaciones.

Los esfuerzos de Algarve en 2000 (gobierno Banzer-canciller Javier Murillo) de una agenda abierta que incluyera el mar y de 2006 (gobierno Morales-canciller David Choquehuanca) de una agenda sin exclusiones (en la que se podía incluir la petición histórica boliviana sobre la soberanía), ratificaron la continuidad de una política nacional.

La decisión del Presidente expresada el 23 de marzo de 2013 de iniciar un juicio a Chile, se fundamenta en dos premisa: Como todos sus antecesores (salvo el traspié de 1921) no menciona el Tratado de 1904 como sujeto de tal proceso. Argumenta sobre el hecho jurídico de que el compromiso unilateral de un país (la decisión documentada que Chile expresó en varias oportunidades de lograr un acuerdo con Bolivia sobre la base de un corredor con soberanía) será la base de tal demanda. Apoyada en ello, Bolivia presentará su alegato ante el Tribunal Internacional de Justicia.

Como puede apreciarse, el país ha desarrollado desde 1910 una política de Estado coherente, seria y realista en la cuestión marítima, que el Presidente Morales ratifica.

 

Anuncios

102 pensamientos en “Mar ¿Tenemos una Política de Estado?

  1. Reafirmando que LA DECLARACIÓN UNILATERAL (BOLIVIANA) DE LA INCONSTITUCIONALIDAD, TANTO PRECEDENTE COMO SOBREVINIENTE, DEL TRATADO DE 1904 ES LA ÚNICA ALTERNATIVA SOBERANA Y CONSTITUCIONAL que tiene Bolivia, debo vislumbrar a continuación cuál el camino a seguir.

    La Constitución Política del Estado (CPE), en procura de resguardar la regularidad de los Tratados para con nuestro sistema constitucional, en su Disposición Transitoria Novena dispone que “Los tratados internacionales anteriores a la Constitución y que no la contradigan se mantendrán en el ordenamiento jurídico interno, con rango de ley. En el plazo de cuatro años desde la elección del nuevo Órgano Ejecutivo, éste denunciará y, en su caso, renegociará los tratados internacionales que sean contrarios a la Constitución.”

    Al respecto, debe señalarse que nuestro ordenamiento jurídico tiene presupuestado un control previo de constitucionalidad de los Tratados, o lo que denominaremos un control de constitucionalidad ex ante. La CPE, en su artículo 202 dispone “Son atribuciones del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), además de las establecidas en la Constitución y la ley, conocer y resolver: (…) 9. El control previo de constitucionalidad en la ratificación de tratados internacionales.”

    Dicha atribución del TCP yace legislada a detalle en la Ley N° 027 del Tribunal Constitucional, cuyo artículo 149 (OBJETO) establece que “Cuando en los tratados o convenios internacionales exista duda fundada sobre su constitucionalidad, la Presidenta o el Presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional, con resolución expresa, enviará el mismo en consulta al Tribunal Constitucional Plurinacional antes de su ratificación.

    Asimismo, según infiero, la CPE tiene presupuestado también un control posterior de constitucionalidad de los Tratados, o lo que denominaremos un control de constitucionalidad ex post. Y éste se halla contenido en la misma Disposición Transitoria Novena precitada ut supra. Dicha Disposición dispone, primeramente, que “Los tratados internacionales anteriores a la Constitución y que no la contradigan se mantendrán en el ordenamiento jurídico interno, con rango de ley. (…)”; y el control ex post yace expresado en lo que sigue: “En el plazo de cuatro años desde la elección del nuevo Órgano Ejecutivo, éste denunciará y, en su caso, renegociará los tratados internacionales que sean contrarios a la Constitución.”

    En este último caso, si bien la Ley especial del TCP -expresamente- dispone que “Cuando en los tratados o convenios internacionales exista duda fundada sobre su constitucionalidad (…) el Presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional, con resolución expresa, enviará el mismo en consulta al Tribunal Constitucional Plurinacional antes de su ratificación.” Es indiferente que, por mandato constitucional de la Disposición Transitoria Novena, el Órgano Ejecutivo, se entenderá su Máxima Autoridad Ejecutiva, denuncie y, en su caso, renegocie “los tratados internacionales que sean contrarios a la Constitución”, aplicando por analogía legis el mismo procedimiento que el descrito por la Ley especial del TCP.

    No obstante, si uno pone más atención a la primera parte de la disposición transitoria novena de la CPE de 2009. En realidad, si se la interpreta a contrario sensu esa primera parte, por principio e ipso iure, el Tratado de 1904 está ABROGADO.

    Y por la naturaleza inconstitucional (ILÍCITA) del contenido de sus obligaciones, de la intención y motivo (ILÍCITOS) de una de las partes intervinientes y de LA FALTA DE CAPACIDAD ABSOLUTA del Estado boliviano para ceder territorio, dicho tratado no podría, bajo ningún concepto, ser “renegociado”; y, una vez declarada su inconstitucionalidad internamente, ya ni siquiera debería ser “denunciado”. Luego, si Chile exigiera su cumplimiento, recién se debería discutir su “vigencia” (nulidad e inexistencia) ante alguna instancia internacional. Pero, con sustento en su “NULIDAD O INEXISTENCIA”, ya se habría declarado su inconstitucionalidad internamente.

    Con tal sustento, los bolivianos, podríamos ingresar a nuestro territorio (secuestrado) “cuando nos diere la gana”, pero, una acción semejante, tendría como inmediato e inevitable efecto, la guerra.

    • Bolivia es parte de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, cuyo artículo 27 señala lo siguiente “El derecho interno y la observancia de los tratados. Una parte no podrá invocar las disposiciones de su derecho interno como justificación del incumplimiento de un tratado. Esta norma se entenderá sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 46”; por lo tanto, ante un Tribunal Internacional Bolivia no puede invocar con eficacia jurídica su actual texto constitucional como fundamento para revizar, renegociar, denunciar, resolver, el Tratado de 1904. Tampoco le resulta útil frente a un Tribunal Internacional invocar el texto constitucional como fundamento de un “derecho” a poseer litoral, por la sencilla razón de que las constituciones no son fuente de derecho internacional en la materia, como lo acredita el texto del artículo 38 del Estatuto de la Corte de La Haya, norma que no menciona a las constituciones dentro de las fuentes de derecho a que debe recurrir el tribunal para resolver el conflicto que se le plantea. Lo anterior sin perjucio de lo señalado en el artículo VI del Pacto de Bogotá respecto de la competencia de la Corte sobre un tema, limítrofe, resuelto previamente a 1948.

      Atentamente.

      • La vía de la declaración de INCONSTITUCIONALIDAD del Tratado de 1904, por el Tribunal Constitucional, queda intacta.

        En rigor jurídico, como el Tratado de 1904 se suscribió bajo el imperio de la CPE de 1880, con respecto a él, la CPE de 1880 TIENE ULTRACTIVIDAD. Por ende, el Tribunal Constitucional, para declararlo INCONSTITUCIONAL puede aplicar la CPE de 1880 y/o CUALQUIER OTRA SOBREVINIENTE (del tiempo en el cual estuvo vigente el Tratado, INCLUIDA LA DE 2009, por si acaso).

      • La actual constitución boliviana, o cualquiera de las que la preceden, solo contiene la voluntad de la nación boliviana, y esa voluntad es ineficaz para afectar la existencia o eficacia de tratados internacionales suscritos por Bolivia con cualquier otro estado, por la sencilla razón de que para modificar un tratado, o para dejarlo sin efecto, el derecho internacional señala que se requiere ya sea de la voluntad de todas las partes que lo acordaron, en el caso en comento, la voluntad de Chile y Bolivia, voluntad que Chile no manifiesta; o bien se debe recurrir al procedimiento contemplado en la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados en sus artículos 42 y siguientes, invocando las causales expresamente previstas en tal Convención, que como se dijo previamente no considera al derecho interno (las constituciones) como excusa para desligarse de un tratado.

        Atentamente.

    • Ay! Franz Rafael Barrios Gonzáles… leyendo lo que escribes uno llega a sentir ganas de solicitar “muy encarecidamente” te incluyan en la comisión para recuperar nuestro mar.Tanta erudición obliga a pensar que tú serías una luminaria en medio de la “mediocridad” de sus componentes.

  2. Claramente, la cuestión marítima fue, es y será Política de Estado boliviana, por lo que el anunció plurinacional no trasciende de lo meramente discursivo, como no podría ser de otra forma.

    Los plurinacionales, improvisados jurídico-políticamente sobre la cuestión marítima, creen que “juntarse” con ex servidores públicos del pasado es hacer de la cuestión marítima una Política de Estado.

    Sepan los plurinacionales que, la cuestión marítima fue y será Política de Estado boliviana; y ellos son, un Gobierno más que la asume (torpemente, por cierto) como Política de Estado.

  3. Por su parte, “la Cancillería elabora proyecto de ley sobre el Tratado de 1904. (…) aún se analiza si la propuesta contemplará la denuncia o la renegociación de este acuerdo, en virtud a lo establecido por la Constitución Política del Estado (CPE).” (La Razón)

    Los plurinacionales arriesgan los intereses bolivianos. No pueden dudar si denuncian o “renegocian”. Ya que, la única opción, soberana y constitucional, ES LA DENUNCIA; o mejor todavía, la RESOLUCIÓN UNILATERAL del ILÍCITO TRATADO. ¿O esperan renegociar algo ILÍCITO?

    Ahora bien, Considerando que LA DECLARACIÓN UNILATERAL (BOLIVIANA) DE LA INCONSTITUCIONALIDAD -tanto precedente como sobreviniente- del Tratado de 1904, es la única alternativa soberana y constitucional que tiene Bolivia, agrego que, si quieren pueden denunciar el Tratado ante La Haya; pero sugiero a la par, INTERRUMPIR EL ARTIFICIAL DESVÍO DE LAS AGUAS (BOLIVIANAS) DEL SILALA.

    En consecuencia, técnica y tácticamente se tendrían dos acciones:

    1) Una DE DERECHO, que sería la RESOLUCIÓN UNILATERAL del Tratado 1904 (y tal vez la DENUNCIA);

    2) Y una DE HECHO, que sería la INTERRUPCIÓN DEL ARTIFICIAL DESVÍO de las aguas manantiales bolivianas.

  4. que tan arriesgado es para Bolivia denunciar el Tratado de 1904?, implicaria en el fondo volver a un estado de Guerra?

    Conversaba con algunos amigos del rubro minero de los lares cercanos al Silala y me comentaban que si llegamos a cortarles el curso del agua seria muy muy complejo para las empresas que dependen de ese flujo, pues las alternativas al Silala son muy caras y harian inviable su trabajo y que rememorando los antecedentes de la Invasion a Antofagasta, esa accion de prejuicios economicos a capitales chilenos seria considerado como un acto de guerra

    Osea abofetearemos dos veces a Chile sin esperar respuesta?

    • Si. No sólo dos veces; sino las veces que sean necesarias. Y las mismas veces el gobierno chileno respondería; pero dudo mucho que lo haga con una declaración de guerra. Mi estimado Wilmer : debemos dejar de ser tan cobardes, hay que cerrarles el grifo del Silala y ya verás qué bien nos sentiríamos la mayoría de los bolivianos que estamos esperando una reacción valiente de nuestro gobierno ante la centenaria burla de los sucesivos gobiernos chilenos.

  5. SOBRE EL ARGUMENTO BOLIVIANO DE SU DEMANDA SOBRE UN EVENTUAL COMPROMISO UNILATERAL CHILENO :

    ” Compromiso”, según la RAE, es una ” obligación contraída” y en otras acepciones en derecho implica un ” convenio” entre las partes, lo cuál requeriría necesariamente de un ” escrito o instrumento” formal donde haya quedado claramente expresado tal compromiso; aquel documento formal, donde las partes ” convienen o acuerdan ” algo.
    Pregunto: ¿ cuál es el documento formal que Bolivia acercará al tribunal para demostrar que Chile TIENE UNA OBLIGACIÓN CONTRAÍDA, QUE CONVINO CON BOLIVIA, y que incumplió? ¿ En que documento formal del Estado chileno aparece el compromiso de regalarle a Bolivia una salida al Pacífico y/o siquiera de reparar algún supuesto daño de la guerra?; ¿Están considerando la simple e informal intención de ” conversar” con un estado vecino sobre un determinado tema, como un “compromiso formal” que pueda obligar a Chile a hacer algo que jamás ha expresado formalmente? ¿Acaso las simples declaraciones pueden ser tomadas por ” compromiso formal”?
    Si realmente se piensa que con argumentos como éstos pueden “armar un caso” para ser presentado al más alto tribunal del mundo, creo que no es muy poco serio, y tendrán que lamentar otra triste derrota como la de la Liga de las Naciones, que ya falló sobre lo mismo.
    Esta insistencia no tiene ningún destino,sólo ilusionar al pueblo boliviano y acrecentar los odios en contra de Chile, cosa en que Morales ha demostrado ser un profesor titulado; en realidad, la única estrategia boliviana es la de intentar exasperar a Chile, ponerle mal ante el mundo, sacarlo de las casillas, desprestigiarlo con que somos malos vecinos, etc.,etc.etc., todo con miras a obligarlo a sentarse y ” negociar” el regalo que quieren que les hagamos. Eso no sucederá, tendrán que hacer la demanda, y nuevamente serán derrotados en los estrados internacionales; y Chile seguirá rumbo al futuro a paso firme.

  6. El pueblo chileno no necesita asumir una defensa de sus intereses de estado o nación, basta con la defensa que le tributan determinados sectores sociales bolivianos, que ven como actitud “progresista” renunciar y no predicar mas la cuestión del mar. Hay suficiente juventud boliviana occidentaizada prointereses ajenos a su patria que enlodan a todo heroe, simbolo posible respecto al 23 de marzo. Como profesor de colegio, he escuchado de propios estudiantes que mas bien parecen juventud chilena, expresiones seudoprogresistas que lejos de causar un momento de buen humor, reflejan una profunda enajenación. Expresiones como:¡Para que vamos a tener mar si no lo vamos a cuidar!, ¡porque vamos a pedir algo que nosotros hemos firmado y renunciado!, ¡ nunca lo vamos a recuperar!¡no tiene sentido que conmemoremos esta fecha!.

  7. La pregunta es, a la hora de entablar la demanda en La Haya, 1) ¿Existen serias y reales posibilidades de éxito?, 2) Si ganamos, ¿Chile va a respetar el laudo?, 3) Si perdemos, ¿se nos cierra definitivamente la puerta d acceso al pacifico?; y otras secundarias, pero no menos importantes, 4) ¿Se les dio acceso a los ex-presidentes acerca del contenido y detalle de la demanda, antes de dar su aprobación a tan importante medida?, 5) ¿Hay abogados bolivianos, como Alan Wagner en el Perú, monitoreando el contenido y acción de la demanda?.
    Sr. presidente Mesa ¿tendría usted la amabilidad de responder, por lo menos las dos ultimas preguntas; 4) y 5)?

    De todas maneras, creo que algo del siempre irresponsable “ego” de Morales, para quedar como el presidente que soluciono el tema mar, hay, que duda cabe. Hubiese sido mas razonable, esperar una nueva administración en la moneda, -intentando una nueva negociación- e incluso una nueva administración en Bolivia, considerando el descrédito internacional del que ya goza el presidente Morales, lo cual no favorece a contrabalancear la opinión publica internacional a nuestro favor. Hubiese sido mas prudente y sensato, esperar a que minimamente termine el mandato del Presidente Piñera, y mejor aun si se cambia la administración también en Bolivia. Creo que Morales invito a los ex presidentes, mas que para darles parte de lo que se hace, para compartir la responsabilidad y consecuencias de las acciones que esta llevando a cabo su gobierno. Como bolivianos, creo que no tenemos otra opción que apoyar, tal determinación de ir a La Haya. Dios ilumine a Bolivia.

    • !Claro!…Y como el Sr. Meza al igual que los demas expresidentes que asistieron, son almas candidas e inocentes, que no se dieron cuenta y fueron engañados, cayeron en la trampa que les tendio el malvado “Evo”. !Por favor!…Habrase visto tanta mesquindad de ciertos “bolivianos” que con tintes a-patridas historicamente siempre defendieron intereses de una minoria clasista y que ahora se sienten amenazados en sus privilegios. Si hubieras estado en el milagro de Jesús cuando alimento a los 6000 y le sobraron canastas llenas de pan y pescado ( a proposito de pascuas), seguramente habrias criticado que no habia mantequilla.

      • Puede usted pensar lo que quiera, en su derecho está. Lo único que critique fue el momento, no me parece oportuno el contexto en que se realiza tan importante demanda, y desde luego, me preocupa su contenido, su eventual eficacia y sus posteriores consecuencias. Desde luego esto no lo sabremos sino hasta conocer el contenido de tal demanda. Como boliviano, apoyo 100%, en el marco de la unidad, tal demanda, lo mencione lineas arriba, lo repito ahora, no tergiverse.

  8. Le agradezco al Sr. Mesa por dar un poco de transparencia al proceso ya que segun Evo, esta estrategia estan secreta que solamente una par de personas saben los detalles de esta. Me parece tambien algo bueno que el Sr. Mesa se haya sincerado con el pais y ya empiezen a manejar las expectativas del pais. Como dije en anteriordad, creer que recurperar el Litoral es posible, es simplemente una locura y la demanda presentada parece ser algo mas modesta y realista. Ahora sabemos que la base de la demanda se basa en acercamientos y “ofertas” anteriores en un intento de demostrar que hay algo pendiente.

    Ahora, es bueno que la poblacion Boliviana aprenda la frase “Forum non conveniens” ya que lo mas probable es que el fallo sea ese. Como el Sr. Marcelo Ostria Trigo lo demuestra, nuestras probabilidades de exito son infimas (http://eju.tv/2013/03/el-tratado-bolivianochileno-de-1904-consideraciones-jurdicas/) y lo mas probable es que cualquier foro en el que se prentada presentar el tema dira lo mismo: forum non conveniens, pacta sunt servanda y el tema es bilateral.

    Esto no es un descalabro total o el fin del mundo…es simplemente la realidad tal vez lo bueno de este fracaso anticipado es que la realidad se hara presente dentro la imaginacion boliviana y ahora podamos avanzar en una negociacion seria.

  9. Se hace referencia a las ultimas siguientes publicaciones:
    Dic.30.12.- El vicepresidente y el mar
    Feb.03.13.- El presidente Morales y el mar
    Mar.24.13.- Tenemos una politica de estado?
    Ademas el concepto que tiene sobre la necesidad de la participacion de la oposicion, donde se incluiria a la sociedad civil.
    Al respecto, con carta a la Direccion de Estrategia Maritima de Nov.16.12 y recibida Nov.19.12, se ha hecho conocer un aporte sobre este tema. Por todos los antecedentes y reconociendo los conocimientos del expresidente de Bolivia, se agradecera tener una opinion sobre el particular, por la coincidencia de ideas.
    Como mienbro oficial de la comision maritima, le sera facil tener acceso a la carpeta presentada, donde se incluye la publicacion Dic.05.08.- Mesa insiste en reunion tripartita.
    Atentamente.- Julio A. Flores V. CI 532251.-

  10. Operación “CERRAR EL GRIFO”: Sin el Silala y el Lauca, LOS CHILENOS (parte de ellos, tal vez alguna industria minera) SE SECAN.
    ____________________________
    BOTÍN USURPADOR: “El río Lauca fue boliviano en su integridad hasta la firma del injusto Tratado del 20 de octubre de 1904, con el cual Chile obtuvo el más grande botín de guerra que se recuerda en la historia. Desde entonces, en virtud del artículo 2º de ese instrumento bipartito que dispone su cruce a la altura de la Vega de Macaya en el hito XX, dicho río se ha convertido en internacional, con su curso superior en territorio chileno y el inferior en territorio de Bolivia.” (La Patria, 03.06.2012)

  11. Si el otrora ministro plenipotenciario de Chile, Abraham Konig Velásquez, excusó la usurpación, afirmando que “Chile ha ocupado el litoral y se ha apoderado de él con el mismo título con que Alemania anexó… Alsacia y Lorena (…)”; el Estado boliviano DEBE “EXTINGUIR” el Tratado de 1904, así como Alemania lo hizo con el Tratado de Versalles.

    • Interesante que Konig haya mencionada a la Alsacia y Lorena, comparandola con nuestro Litoral, sin saber que estos territorios usurpados por alemanes a franceses, volverian a ser franceses. Con el mismo titulo el Litoral deberia volver a Bolivia, si continuamos con la logica de Konig.
      Este personaje, Konig, fue de lo mas descarado y sinverguenza, pues tambien indicaba que “Nuestros derechos nacen de nuestras victorias, la suprema ley de las naciones”. Concepto barbarico, comparable al concepto de la Roma imperial o de la Alemania de Hitler, por supuesto equivocado. Hoy deberia repudiarse este concepto, pero al parecer el mundo todavia no esta preparado para hacerlo. De ahi que nuestro problema maritimo tiene tambien este obstaculo, la ley del mas fuerte, insinuada por Pinera, y mencionada directa o indirectamente por muchos otros.
      Y uno puede preguntarse, nos diferenciamos del hombre de las cavernas hoy en dia? Parece que la respuesta es no, seguimos como animales cada que se menciona la fuerza para resolver o impedir resolver problemas.

      • Es plenamente legítimo usar la fuerza cuando se trata de defender la soberanía de un país, eso no es cavernario en ningún sentido. Que cualquier país viole la soberanía de otro conlleva graves consecuencias, es lo mismo que haría Bolivia.

      • “Por la razón o la fuerza” el bélico lema nacional chileno qque ha justificado guerras, saqueos, destrucción y devastación el el Perú entre 1879 y 1884-

    • Eso lo hizo Hiitler,y después desencadenó la Segunda Guerr Mundial:
      ¿quierr Ud guerra con Chile y con Perú? Nazi habemus!

  12. Como el articulo concluye, la línea de reivindicación marítima ha persistido a lo largo de la historia boliviana, apretando mas en muchos casos, o menos en otros. Pero con el gobierno de Evo Morales estamos en un caso especial, pues el mismo se catapultó aprovechando la circunstancia del odio hacia lo chileno por haberse apoderado de nuestros territorios marítimos. Me refiero a la guerra del gas y las protestas para evitar cualquier plan que signifique beneficiar a Chile de alguna manera. Pese a que fue instigado políticamente, se reconoce que el tema del mar es de primera importancia para Bolivia, y en este caso derrumbó un gobierno, con saldo de muertos, víctimas indirectas, de las consecuencias de la guerra del Pacífico.

    Entonces, el gobierno de Morales, para ser consecuente con estos hechos, tiene el deber moral de continuar con la línea de reivindicación marítima con que había empezado. En la primera parte de este gobierno hubo una especie de olvido, que fue seguida por acciones hasta ingenuas, como los 13 puntos de dialogo con Chile, de los cuales 12 de ellos no tenían ni por asomo las dimensiones del tema del mar. La siguiente ingenuidad fueron las sonrisas y partidos de fútbol, con lo cual nunca estuve de acuerdo, pero interesantemente ahora se lo puede usar para mostrar que Bolivia trato de acercarse amigablemente.

    Entonces, por evolución propia se llega a este punto, después de haber intentado por mas de un siglo diferentes soluciones. Es que el tratado de 1904 tiene una clausula que indica que en caso de existir diferencias se podría acudir al arbitraje del emperador de Alemania que luego fue sustituido por la corte de La Haya. En esta instancia, se pueden hacer varias consideraciones:

    – La Haya es un paso que debemos darlo, en el contexto de que es una posibilidad de solución. Ahora, debemos ser realistas y preveer el futuro y los diferentes escenarios que surgirán de la presentación de nuestro caso en esta corte. No será el fin de nuestras aspiraciones en caso de no ganarlo, sino una tarea mas en pos del objetivo. Debemos entender que cada uno de nosotros es mortal y que una vida es limitada, pero la vida de un pais tiene un tiempo diferente, de modo que tienen que ser pacientes. Tal vez mañana se den mejores condiciones y surjan ideas o personas que puedan resolver el asunto. Pero hoy debemos preparar las condiciones. Debemos tratar de poner todo y nuestros mejores elementos (no sean excluyentes ni discriminatorios) ahora, pero también debemos preparar el futuro.

    – El problema del mar une a los bolivianos y es una oportunidad de trabajar en conjunto y con el mismo objetivo. La invitación a los expresidentes a tratar el tema creo que fue algo acertado, pero se necesitan mas de 4 horas de trabajo, es una labor que puede llevar años. Algo que lo veo muy claro, es que la comisión que esta encargada del estudio del problema del mar debería trascender gobiernos, y por lo tanto debería ser multipartidista.

    – El enemigo es artero y tiene mala fe, e intentara defender lo robado, tratando de pintarse serio. Pero no se engañen, ya los conocemos muy bien, hablan de tratados y ellos mismos no han cumplido tratados, bromean con degollar peruanos, y saben muy bien que ya degollaron peruanos y bolivianos en la guerra del Pacifico y podemos seguir recapitulando el carácter maquiavélico del gobernante chileno (no el pueblo chileno), que posiblemente es de lo mas reaccionario del planeta. Y se valdrán de cualquier subterfugio como el negar que Bolivia tuvo mar, lo cual está en la misma línea que negar el holocausto. Ahi veremos como saldran ideas provenientes del mismo averno donde seguro pagan sus delitos Portales, Konig, Pinochet, y muchos de sus militares. De modo que estemos preparados.

    – Ahora, no se trata de que se esta perdiendo el tiempo yendo a la Haya. Se trata de ordenar nuestras ideas, a nivel de país, de una vez por todas ser conscientes de que como país debemos conocer nuestra historia. Puede que no sea el mejor momento ni tampoco el gobierno ideal para este tipo de empresas, pero ya están encaminados, entonces no queda otra que apoyarlos. Siempre han existido fondos para tener un canciller y un equipo que puedan ocuparse de estas labores primordiales que deberían estar antes que reuniones acercas de predicciones mayas o ecológicas (que no llevaron a nada). A propósito, este equipo tiene que hacer su trabajo e ir país por país, tanteando la busqueda de apoyo, o por lo menos dando a conocer el problema marítimo de Bolivia. Usen la diplomacia y haganse conocer, llamen a una reunión de cancilleres para anunciar la denuncia del tratado.

    – Por otro lado, la Haya sera un hito en nuestra historia y una prueba de que sostenemos la misma línea. Dejense de pesimismo, es una labor por cumplir, pese a que parece cuesta arriba. Y los profesores deben instigar la lectura de la historia entre sus alumnos, para ayudarles a entender lo que es patria. No se puede tener una opinión buena ni valedera si uno no se ha cultivado lo suficiente. El problema del mar tiene que posicionarse en un buen lugar dentro de una planificacion seria.Debemos ver el futuro y sentar precedente de que no nos olvidamos del tema del mar. Por ahí indican que teníamos nuestro Litoral abandonado, y en parte es verdad, pero no es motivo para que usurpen nuestros territorios. Y no buscamos regalos sino una devolución de lo robado.

    Entonces, adelante, hacia la Haya. El objetivo es noble y pase lo que pase, deberíamos salir mas unidos como país.

  13. Sobre la destrucción jurídica del Tratado de 1904.-

    1. SEGÚN EL IUS GENTIUM ENTONCES VIGENTE: Al respecto, ¿acaso se dirá que la diplomacia chilena ignoraba el preexistente Derecho de Gentes que para 1528 -inclusive- establecía ” ‘Quod ius gentium non solum habet vim ex pacto et condicto inter homines, sed etiam habet vim legis. Habet enim totus orbis, qui aliquo modo est una respublica, potestatem ferendi leges aequas et convenientes omnibus, quales sunt in iure gentium…Neque licet uni regno nolle teneri iure gentium: est enim latum totius orbis auctoritate’ (Que el derecho de gentes no solo tiene fuerza por el pacto y convenio de los hombres, sino que tiene verdadera fuerza de ley. Y es que el orbe todo, que en cierto modo es una república, tiene el poder de dar leyes justas y a todos convenientes, como son las del derecho de gentes…A ninguna nación, en efecto, le es lícito eximirse del derecho de gentes, porque está promulgado por la autoridad de todo el orbe” (Rel. Pot. Civ, F. de Vitoria)

    En consecuencia, a ese Derecho de Gentes, antiguamente conocido y de obligatorio cumplimiento por toda República civilizada, lo recogió el Art. 53º de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados afirmando que: “Es nulo todo tratado que, en el momento de su celebración, esté en oposición con una norma imperativa de derecho internacional general. Para los efectos de la presente convención, una norma imperativa de derecho internacional general es una norma aceptada y reconocida por la comunidad internacional de Estados en su conjunto como norma que no admite acuerdo en contrario y que sólo puede ser modificada por una norma ulterior de derecho internacional general que tenga el mismo carácter.”

    Dicho lo cual, inclusive valiéndonos del Derecho Internacional (posición que por cierto no comparto, como se verá al final), el Tratado de 1904 se configuró -ILÍCITAMENTE- como un atentado al Derecho Internacional general.

    2. COMO ACTO JURÍDICO NO VIGENTE E INEFICAZ: El argumento para la declaración de su nulidad o inexistencia como efecto de inconstitucionalidad, es claro. El Tratado de 1904 carece de elementales requisitos estructurales para ser tenido como un acto jurídico vigente y eficaz para nuestro sistema constitucional (preexistente o actual).

    3. EL VICIO DE LA VOLICIÓN: “Mientras que la ‘intención’ es la ‘volición consciente de un resultado’, el ‘motivo’ reside en una circunstancia cuya representación suscita y determina la intención” (Barbero). En adición, para que un negocio jurídico sea vigente (válido), la intención y el motivo deben ser lícitos.

    Por tanto, resulta obvio que la intención (apropiarse de territorio ajeno) y motivo (arruinar al vecino y enriquecerse a costa de ello) de Chile para suscribir el Tratado de 1904 fueron ilícitos.

    4. LA INCONSTITUCIONALIDAD DEL DESMEMBRAMIENTO: Como efecto del lógico entendimiento de la importancia del territorio a manera de requisito esencial para la existencia y sobrevivencia de un Estado, así como por elemental noción de Derecho Constitucional, ni la Constitución Política del Estado de 1880 (vigente en 1904) ni la CPE de 2009, ni ninguna CPE de ningún Estado en el planeta le otorga ni le podría otorgar jamás a ningún órgano del Estado la atribución de “ceder, enajenar o entregar bajo cualquier título el territorio estatal a un Estado extranjero”. Entonces, los órganos del Estado boliviano (unipersonales o colegiados) que suscribieron y ratificaron el Tratado de 1904 actuaron SIN TENER CAPACIDAD CONSTITUCIONAL O LEGAL PARA HACERLO. Por ende, el contenido de la obligación boliviana de “dar” a Chile el territorio del Departamento del Litoral boliviano ES Y SIEMPRE FUE INCONSTITUCIONAL (ILÍCITO); y por tanto EL TRATADO DE 1904, ES Y SIEMPRE FUE NULO O INEXISTENTE.

    5. LA PRIMACÍA DEL DERECHO INTERNO SOBRE LA COMUNIDAD DE DERECHO INTERNACIONAL: A decir del insigne profesor Carl Schmitt “Cuando un miembro de la comunidad de Derecho Internacional como el pueblo alemán, esencial en ella, pese a su estado de desarme y a su privación de derechos, cambia y se transforma íntimamente y adquiere otra estructura política interna y una nueva constitución espiritual, se transforma también toda la comunidad de Derecho Internacional, pues el orden político interior es la base y la condición previa del orden interestatal, reflejándose aquél en éste, y no existiendo ningún orden interestatal sin orden interiordel Estado. Es una noción específicamente nacional-socialista que la manera de ser de una comunidad, está determinada esencialmente por la manera de ser de los miembros de esta comunidad. La consecuencia de ésto es que el Derecho de las relaciones y lazos interestatales no se funda en un pensamiento normativo abstracto, sino que sólo puede desarrollarse en un orden concreto de Estados y pueblos de carácter determinado, y reconocidos concretamente en sus cualidades propias. La ideología nacional-socialista ASPIRA A UN ORDEN FORMADO DE DENTRO AFUERA. En el Derecho Internacional, como orden que se funda en la coexistencia de las individualidades independientes de los Estados y de los pueblos, esta ideología está en la misma naturaleza de la cosa.” (Nacional-Socialismo y Derecho Internacional; resaltado añadido.

    Por tanto, El Estado boliviano, por imperio de su soberanía, puede UNILATERALMENTE DECLARAR LA INCONSTITUCIONALIDAD, TANTO PRECEDENTE COMO SOBREVINIENTE, DEL TRATADO DE 1904; y hacerlo, sin tener que incomodarse por estar “denunciando” dicho Tratado ante instancias internacionales.

    • Con todo respeto, amigos bolivianos, si van por elcamino arriba señalado en su juicio en La Haya, van perdidos.El Tratado de 1904 no contravenia ningún principio general del Derecho Internacional d aquel año; el Derecho no es retroactivo.Tampoco es nulo porque lo decida una Corte Constitucional boliviana,el Derecho Internacional tiene jerarquía superior a cualquier Constitución. En la decad de los 60, el Ecuador declaro nulo el Protocolo de Rio de 1942, que estblee la frontera con al Peru:alli los cuatro garantes del Protocolo;Chile, Argentina,Brasil y Estados Unidos señalaron en nota diplomática conjunta y publica que no existía la declaración unilateral de nulidad de Tratados, porque si no fuese asi, peligrarían casi todos los Tratados de fronteras en el mundo!!! Piensenlo bien, amigos bolivianos, cuidado con los traspiés!

  14. Para evidenciar -nuevamente- la ineptitud jurídica (ius internacionalista, en este caso) de los plurinacionales y de los “expertos” opinadores, por si acaso no leyeron o no entendieron al hacerlo, el Pacto de Bogotá NO ES APLICABLE AL TRATADO DE 1904.

    Tal afirmación se confirma con lo establecido en el artículo VI de dicho Pacto, a saber: “Tampoco podrán aplicarse dichos procedimientos a los asuntos ya resueltos POR ARREGLO DE LAS PARTES, o por laudo arbitral, o por sentencia de un tribunal internacional, O QUE SE HALLEN REGIDOS POR acuerdos o TRATADOS EN VIGENCIA EN LA FECHA DE LA CELEBRACIÓN DEL PRESENTE PACTO.” (Resaltado añadido)

    Por tanto, la Ley plurinacional “que retira la reserva boliviana al Pacto de 1948 pone en vigencia el documento y habilita demandas a Santiago” (La Razón) es inútil e inconveniente; pues según vine sosteniendo, la única alternativa -soberana y constitucional- que tiene el Estado boliviano es la de resolver unilateralmente (internamente, se entiende) el ILÍCITO TRATADO DE 1904.

    • Para contextualizar, el artículo V del Pacto de Bogotá dispone “Dichos procedimientos no podrán aplicarse a las materias que por su esencia son de la jurisdicción interna del Estado. Si las partes no estuvieren de acuerdo en que la controversia se refiere a un asunto de jurisdicción interna, a solicitud de cualquiera de ellas esta cuestión previa será sometida a la decisión de la Corte Internacional de Justicia.”

  15. No existe juez ni tribunal en el mundo que pueda derribar un tratado legítimamente aprobado por las partes, bajo ningún concepto; el día que alguno lo hiciere, abriría una gran caja de Pandora por donde saldrían ciento o miles de antiquísimas demandas y se armaría tal embrollo y crisis mundial, que nadie está ni estará jamás dispuesto a hacerlo; prácticamente todas las fronteras del mundo se han configurado mediante tratados después de guerras, y por tanto, son legítimos y respetados por todas las autoridades mundiales. Bolivia sólo pierde el tiempo buscando forzar una solución a una aspiración que Chile no está dispuesto a satisfacer, pues no existe el problema ya que no hay litigio, todo ha sido resuelto por un tratado del cuál Bolivia, por lo demás, se ha beneficiado por más de un siglo; sólo existe una aspiración, un sueño; el problema está en la mente, no es real; el supuesto problema es un simple sentimiento, no es una realidad cotidiana; si dejaran de lado ese sueño, tal vez podrían ser una Suiza en Latinoamerica, tienen riquezas naturales como nadie, pero, porfiadamente se revuelcan en sentimientos formados desde el odio infantil.
    Por otra parte,no existe Juez ni Tribunal en el mundo que obligue a una nación soberana a negociar o a claudicar su soberanía en favor de otra,por muy grandes que sean los lamentos que se le presenten, esto tienen que entenderlo, nadie puede obligar, contra derecho, a que otro abdique de lo que le es propio. Pierden el tiempo soberanamente, nada conseguirán en La Haya, ni en ningún otro tribunal; la única puerta es dialogar con Chile sobre mejoras a relación bilateral, mejoras legales, económicas,diplomáticas, tránsito, bodegaje, comercio, apoyos mutuos de toda índole…..ESE ES EL CAMINO INTELIGENTE, la cooperación mutua, no la confrontación, porque por allí se niegan así mismos y todo se hace más difícil. Ahora, por ejemplo, vayan a invertir mil de millones de dolares a Perú, en puertos y carreteras, en un ferrocarril, háganlo, y verán que quedarán peor de donde están, perdiendo tanto dinero que pudieren utilizar en otras cosas, pero háganlo, es muy bueno que, al final del camino, saquen conclusiones.

  16. Contardo, si no eres capaz de “arrastrar” tu vista hasta el punto 5 de mi comentario sobre la “destrucción” jurídica del Tratado de 1904, lo (re)cito a continuación:

    5. LA PRIMACÍA DEL DERECHO INTERNO SOBRE LA COMUNIDAD DE DERECHO INTERNACIONAL: A decir del insigne profesor Carl Schmitt “Cuando un miembro de la comunidad de Derecho Internacional como el pueblo alemán, esencial en ella, pese a su estado de desarme y a su privación de derechos, cambia y se transforma íntimamente y adquiere otra estructura política interna y una nueva constitución espiritual, se transforma también toda la comunidad de Derecho Internacional, pues el orden político interior es la base y la condición previa del orden interestatal, reflejándose aquél en éste, y no existiendo ningún orden interestatal sin orden interiordel Estado. Es una noción específicamente nacional-socialista que la manera de ser de una comunidad, está determinada esencialmente por la manera de ser de los miembros de esta comunidad. La consecuencia de ésto es que el Derecho de las relaciones y lazos interestatales no se funda en un pensamiento normativo abstracto, sino que sólo puede desarrollarse en un orden concreto de Estados y pueblos de carácter determinado, y reconocidos concretamente en sus cualidades propias. La ideología nacional-socialista ASPIRA A UN ORDEN FORMADO DE DENTRO A FUERA. En el Derecho Internacional, como orden que se funda en la coexistencia de las individualidades independientes de los Estados y de los pueblos, esta ideología está en la misma naturaleza de la cosa.” (Nacional-Socialismo y Derecho Internacional; resaltado añadido.

    Por tanto, El Estado boliviano, por imperio de su soberanía, puede UNILATERALMENTE DECLARAR LA INCONSTITUCIONALIDAD, TANTO PRECEDENTE COMO SOBREVINIENTE, DEL TRATADO DE 1904; y hacerlo, sin tener que incomodarse por estar “denunciando” dicho Tratado ante instancias internacionales.

    Y agrego, si el Estado boliviano desea imponer su Derecho Interno (RESOLVIENDO INTERNAMENTE EL TRATADO DE 1904 y/o desconociendo cualquier otro), sobre el Derecho Internacional, lo hará. Simple.

    • No tengo inconveniente alguno con el recurso a la doctrina citada, en este caso del señor Schmitt, pero la doctrina como fuente del Derecho Internacional tiene un rol meramente auxiliar, como lo refleja el artículo 38 del Estatuto de la Corte de La Haya; y por sobre la doctrina están los tratados. Que el señor Schmitt proponga la “primacia del derecho interno sobre la comunidad de derecho internacional” y exponga los fundamentos de su parecer, e incluso aunque yo estuviera de acuerdo con su opinión, ello no altera el hecho de que tal postura no ha sido adoptada por la Comunidad internacional, y que dicha Comunidad, de la cual Bolivia es parte, ha establecido en el artículo 27 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, la regla contraria a la que postula el jurista alemán.

      Si el gobierno boliviano, a pesar de ser parte de la Convención de Viena de 1968, decide invocar su derecho interno para declarar la “inconstitucionalidad” del Tratado de 1904, ello no va a producir efecto alguno ni jurídico ni de hecho respecto del territorio al que dicho Tratado se refiere. Salvará sí ante determinado electorado, me imagino, el gobierno boliviano el predicamento en que motu proprio se puso con el insólito texto constitucional, pero Antofagasta seguirá bajo la soberanía y jurisdicción de Chile, sus habitantes seguirán siendo chilenos, se les aplicará la ley chilena, por tribunales chilenos, el orden público seguirá a cargo de las autoridades chilenas, ect. Bolivia eso si, de motu proprio se habrá colocado en una situación en la cual puede ser sujeto pasivo del derecho a la legítima defensa, y simultáneamente sujeto pasivo de una demanda que, como advirtió un diplomático boliviano, Chile tiene grandes posibilidades de ganar

      • Cabe rememorar que en la VI Conferencia Panamericana, sobre el tema de los Tratados, signada en la Habana en el año 1928, la delegación boliviana, en referencia a la INEJECUTABILIDAD PACTICIA, formuló las siguientes reservas: “I. Cuando los hechos y las circunstancias que le dieron origen, o le sirvieron de base, se han modificado fundamentalmente; II. Cuando su ejecución se torna contraria a la naturaleza de las cosas; III. Cuando se torna incompatible con la existencia de un Estado, con su independencia o dignidad; IV. Cuando se torna ruinoso (el Tratado) para su riqueza o comercio. La reserva de Bolivia sobre el Artículo 15 se refiere a que son susceptibles de caducidad no sólo los Tratados de aplicación discontinua, como lo establece dicho Artículo, sino todo género de Tratados, cualquiera que sea su denominación, aun los llamados definitivos, que como toda convención humana con susceptibles de error, ya que nada hay inmutable y eterno.”

        Asimismo, conociendo que el Ius Gentium establecía como norma de obligatorio cumplimiento para todas las Repúblicas civilizadas del orbe que “(…) pecan mortalmente los que violan los derechos de gentes, sea de paz, sea de guerra, (…)”, entonces, cuando Chile se apoderó por la guerra de territorios ajenos pertenecientes a la República soberana de Bolivia, con la única finalidad de “ensanchar su territorio”, realizó un ILÍCITO de Derecho Internacional Público. Por ello cualquier Tratado que se hubiere suscrito, teniendo como objeto inmediato un hecho vulneratorio de normas preexistentes de Derecho Internacional Público (y preexistentes con o más años), es simplemente nulo.

        Cabe sin embargo hacerse las siguientes preguntas: ¿conocía la diplomacia chilena en aquel tiempo de los actos ilícitos en los que incurría con su República?; ¿conoce de la ilicitud ahora?; ¿o prefiere decir “borrón y cuenta nueva”, pero con territorio ajeno figurando en el activo fijo del Estado chileno?
        ______________________________
        Los compromisos que se pretendan signar en el Tratado exegéticamente (…)no deben jamás afectar los derechos inalienables y las bases esenciales de su vitalidad, poderío legítimo, soberanía e independencia.” (J.M. Urquidi)

      • No hay constancia de que Bolivia haya realizado reserva alguna al artículo 27 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, articulo en virtud del cual no es posible acudir al derecho interno como argumento para excusarse de cumplir un tratado; y es la Convención de Viena el tratado que aplicará cualquier Tribunal Internacional llamado a resolver el punto entre estados que como Chile y Bolivia la han ratificado.

        Dado el texto de la Convención Sobre Solución Pacífica de las Controversias de 1907, en particular sus artículos iniciales, no se puede sostener que en 1907, ni en 1904, ni en 1879, la comunidad internacional consideraba a la guerra, en cuanto medio para solucionar conflictos, como un procedimiento que violara el ius gentium o norma alguna de ius cogens, y por el contrario se puede deducir que lo consideraban un medio legítimo. Es larga la lista de guerras acaecidas antes de 1879 finiquitadas con tratados en los que el vencido debió transferir territorios al vencedor, y en ningún tribunal se ha señalado que dichos tratados violan el ius gentium o el ius cogens.

        Resulta ineficaz acudir a argumentos que pretendan cuestionar la validez del Tratado de 1904, si con posterioridad a su firma, aprobación, ratificación, canje, y aplicación el estado boliviano ha reconocido su legalidad, como acontece con el memorándum de fecha 15 de septiembre de 1943 que Bolivia hizo llegar a Chile y en el cual se expresa lo siguiente:”Bolivia, fiel a su tradición de respeto a los pactos internacionales, no desconoce la legalidad del dominio territorial que Chile ejerce sobre la costa del Pacífico, de conformidad con los tratados que tiene suscritos. …”; documento oficial citado por el diplomático boliviano Ramiro Prudencio Lizón en su artículo publicado en el diario La Razón en junio de 2012 Titulado “En la OEA Bolivia equivocó su camino al mar”.

    • Y cuales serian los efectos de semejante decisión? Donde iríamos con nuestro documentito de resolución del dichoso tratado? Lo que dice el “insigne profesor Carl Schmitt” sólo nos sirve para comprobar dolorosamente que nuestro aporte a la transformación de “toda la Comunidad de Derecho Internacional” en este lado del mundo no tiene absolutamente ningún valor.

      • Qué efecto más esperas, que el SOBERANO hecho de EXTINGUIR (si quieres) algo VICIADO e INCONSTITUCIONAL, para empezar.

        Además. Por si no sabías, la CPE de 2009, en su Disposición Transitoria Novena, ordena que se “DENUNCIEN” aquellos Tratados (anteriores a la referida CPE, se entiende) que la contradigan. Y claramente, el Tratado de la USURPACIÓN de 1904, es contrario a la CPE vigente; en sí, contrario a cualquier otra CPE, a partir de la de 1880.

        Por si acaso, la DENUNCIA ES LA RESOLUCIÓN UNILATERAL EN DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO.

        No obstante, si uno pone más atención a la primera parte de la disposición transitoria novena de la CPE de 2009. En realidad, si se la interpreta a contrario sensu esa primera parte, POR PRINCIPIO E IPSO IURE, el Tratado de 1904 está ABROGADO.

  17. Patricio decía: “No existe juez ni tribunal en el mundo que pueda derribar un tratado legítimamente aprobado por las partes, bajo ningún concepto;…………….” , estoy de acuerdo. Pero con respecto al tratado de 1904 hay un detalle. Este tratado fue firmado por Bolivia con los territorios ocupados por el invasor luego de una guerra que no inicio Bolivia. Hay una gran diferencia entre firmar un acuerdo entre partes para mutuo beneficio de estas y firmar un acuerdo con la pistola en la cabeza de uno de los firmantes (Bolivia) . Luego de 109 años Chile se hace al muy honorable , y al muy correcto………….sin embargo su actual desarrollo y situación económica se basan en el robo. Y aun teniendo miles de kilómetros de costa no es capaz de otorgar en plena justicia una simple franja de 10 kmts de ancho para que Bolivia tenga una salida al mar. Bolivia podría pedir el resarcimiento de 134 años de explotación de los recursos usurpados y esto seria completamente justo…………………..algún día , se hará justicia de una u otra forma.

    • El ” detalle” al que hace referencia es absolutamente falso, la guerra había concluido para Bolivia 25 años antes y jamás tuvo la capital tomada por el Ejército de Chile; el congreso aprobó libremente ese tratado; el presidente fue reelegido; el canciller boliviano fue electo después presidente también….¿ de pistola en la cabeza habla?. Esas ficciones corresponden a las deformaciones de la historia que les han contado, nada más. Son tergiversaciones que a nosotros no nos importa discutir, no tiene sentido, pero a veces hay que ponerlos en su sitio.
      Nuestro actual nivel de desarrollo no es gracias a ningún robo sino al trabajo esforzado del pueblo chileno y a políticas económicas acertadas; Bolivia que tiene tanta riqueza natural se debate en la miseria, no es cosa de robos, sino empuje, inteligencia,decisión, de lo contrario uds. tendrían un desarrollo similar al nuestro.
      Uds. siempre hablan de ” robo” , “usurpación”, eso es desconocer mal intencionadamente las consecuencias que tienen, o mejor dicho tenían, las guerras hasta antes de la 2a. Guerra Mundial, en que el perdedor pagaba al vencedor la retribución o castigo por los gastos de guerra en que había incurrido; eso era algo absolutamente normal en el mundo; hay que leer un poco de historia universal no más, aunque también sabemos que ese insulto ocurre muchas veces por zaherir al vencedor; esas pequeñeces no nos tocan ni nos hieren, Chile es un país de enorme prestigio en el mundo, reconocido por todas las naciones, claro que a los derrotados no podemos pedirles lo mismo, lo entendemos. Y ese prestigio del que gozamos no es tan sólo por el actual nivel desarrollo sino por muchas otras razones, como nuestro aporte al mundo en diversas materias científicas y sociales; por nuestro respeto al derecho internacional; por nuestro seriedad en nuestros compromisos internacionales, por nuestra capacidad organizativa, en fin, comprenderá entonces que esos epítetos y groserías las tomamos sabiendo de quienes vienen.
      Finalmente, respecto a eso de que algún día harán justicia de una u otra forma, simplemente le digo que la justicia ya se hizo, se hizo en 1879, cuando Chile recuperó lo que siempre le perteneció y que Bolivia no supo cuidar respetando los tratados que se habían firmado; no cuidó al conspirar contra Chile mediante tratado secreto con Perú del año 1873; no cuidó cuando intentó también incorporar a la Argentina al “cuadrillazo” que preparaban de muchos años antes; no cuidó cuando Severino Zapata asesinaba a decenas de chilenos trabajadores en la zona. Chile hizo justicia, definitivamente.

      • Vea.Chile está perdiendo pretigio ahora;la arrogancia chilena no tiene límites

    • Si fuese cierto que Bolivia estaba con la pistola en la cabeza, entonces el tema no se habría cerrado en 1904, sino que en base a los acuerdos alcanzados en 1895, pero lo cierto es que Bolivia se sintió con la libertad sificiente como para rechazarlos, y ello no tuvo como consecuencia que se “apretara el gatillo de la pistola”.

      Por otra parte en 1904 la guerra como medio de solución de conflictos entre estados no estaba proscrita por la Comunidad Internacional, de suerte tal que resulta poco riguroso e ineficaz extrapolar lo que hoy en día se piensa sobre la guerra a lo que se pensaba de ella en 1904. En 1907 la Comunidad Internacional suscribio el tratado que se conoce como “Convención para el arreglo pacífico de las controversias” y en sus artículos iniciales se señala: ” Artículo 1
      Con el fin de evitar, hasta donde fuere posible, que los Estados recurran á la fuerza en sus relaciones recíprocas, las Potencias contratantes convienen en hacer uso de todos sus esfuerzos para asegurar el arreglo pacífico de las desavenencias internacionales.
      TITULO II
      De los buenos oficios y de la mediación
      Artículo 2
      En caso de disentimiento grave o de conflicto, antes de apelar á las armas, las Potencias
      contratantes convienen en recurrir, en cuanto lo permitan las circunstancias, á los buenos oficios
      ó á la mediación de una ó varias Potencias amigas.”. Como se aprecia no se produce una proscripción o prohibición del recurso a la guerra como medio para resolver disputas entre Estados; por Bolivia firmó este tratado el señor Claudio Pinilla.

      La concesión de un Corredor a Bolivia, solo puede materializarse en el sector ubicado al norte de Arica, y para ello se requiere del consentimiento de Perú en los términos del artículo 1° del Protocolo Complementario al Tratado de 1929. La lógica indica que si esa es la solución que Bolivia espera, debiera Bolivia partir por conseguir el visto bueno de Perú por escrito, obtenido ello debiera Bolivia señalar a Chile qué es lo que está dispuesta a ofrecer a cambio.

      • Si Bolivia negocia un corredor soberano al norte de Arica, ¿Qué puerto podrán constriuir en un mar que se extiende varias millas con poca profundidad?ya he formaulado esa pregunta antes, y ningún boliviano ha querido ni sabido dar respuesta.Ademas tiene que consultar al Peru y si el Peru concede ese corredor tan inconveniente a sus intereses, para ahblar por una vez como lo hacen los chilenos:”Bolivia debeiera señalar que es lo que esta dispuesta a ofrecer a cambio…al Peru”

  18. Para el vencedor siempre es muy facil justificarse . Alguien decia que la historia la hacen siempre los que ganan las guerras. Bolivia en toda su historia jamas agredio a un vecino excepto quiza en la guerra del Chaco donde realmente no esta muy claro quien fue el que disparo la primera bala. El desarrollo de Chile en buena medida se sustenta en el Cobre, , que lo supieron aprovechar tambien es cierto . Ese Cobre era Boliviano.
    Por otro lado Chile siempre le hecha la pelotita a Peru cuando se trata de hablar de un corredor por Arica sin embargo en 1929 hicieron un acuerdo de completa mala fe en el que se tiene que pedir permiso a Peru si es que se quiere entregar un corredor en lo que antes eran territorios Peruanos., todo muy conveniente , todo muy bien armado para tener a Bolivia siempre dependiente. La realidad es que Bolivia nacio a la vida independiente con un extenso territorio maritimo , lo demas son solo las tipicas majaderias Chilenas que tratan de justificar lo injustificable., como lo de la ayuda a los ingleses en la guerra de las malvinas.
    .Amigos Chilenos: uds si que se hacen querer no?

    • El Tratado ad 1929 NO FUE suscrito de MALA FE. Peru ya tenia la experiencia que en el Tratadode de Ancon de 1883, Peru cedió Arica (y Tacna) para hacer un plebisito que nunca se llevo a cabo por mala fe de Chile, y el Pdte Santa Maria quizo entregar Arica a Bolivia, a espaldas del Peru.
      Ud dice “amigos chilenos:uds si se hacen querer no? NO desean hacerse querer, pues la mayoría de ellos sonmuy arrogantes! Y no saben negociar!

      • y además Chile está violando unilateralmente el Tratdo de 1929 al modificar el punto en el cual la frontera llega al mar, aprobado por ambas Cancillerías en 1930. Ahora la Cancillería chilena contradice abiertamente lo que afirmó públicamente en1930. Es unn caso de ESTOPPEL.

  19. Contardo, revise -mejor- la historia (la VI Conferencia Panamericana, sobre el tema de los Tratados, signada en la Habana en el año 1928) antes de pecar de ignorante y sin siquiera ruborizarse; a no ser que le guste, de repente…No obstante, como siempre expresé, el Estado boliviano -si desea- puede DESCONOCER cualquier instrumentito internacional, HACIENDO PREVALECER SU DERECHO INTERNO; y esta es una alternativa que terminará por imponerse, el tiempo me dará la razón.

    Asimismo, reitero, según -siempre- expuse aquí y en otros medios, jurídicamente, ese Tratado es NULO desde muchas facetas, y la historia permite comprobarlo. Incluso quienes conocemos, podemos certificar que p.ej. existe un documento denominado “El Anatema del pueblo de Potosí” (1905). Por el cual se evidencia, que en su momento, los miembros (chuquisaqueños, potosinos, tarijeños, entre otros) del Congreso Nacional de la República de Bolivia, excepto la rosca liberal-paceña-chilenófila claro está, RECHAZARON VEHEMENTEMENTE LA SUSCRIPCIÓN Y RATIFICACIÓN DEL TRATADO DE 1904, por la sencilla razón de que tras la “tregua pactada con Chile”, la gran mayoría boliviana por razones de honor y patriotismo, quería, tenía planificado y debía haber vuelto a la guerra PARA RECUPERAR EL TERRITORIO NACIONAL. Sin embargo, con estrategias marrulleras, similares a las utilizadas hoy en día por los oficialistas (compra de congresistas, cercos, sesiones secretas, secuestro de congresistas, etc.), se creyó poner en vigencia, con vicio irremediable de nulidad, el Tratado de 1904.

    “(…) dicho tratado es Inicuo; vergonzoso y deshonroso para Bolivia; Lesivo a su dignidad, oneroso en lo económico, matador de la soberanía nacional; generador de la evidente absorción financiera y administrativa, á título de auxilios pecuniarios amistosos, estableciendo el protectorado chileno y de régimen colonial; y Nulo por haber sido rechazado por seis Departamentos de la República; que los 42 Representantes que le han prestado su aprobación, se han hecho indignos de ser bolivianos y caerá sobre sus frentes el estigma de la Historia y de la Posteridad; que a los 30 honorables representantes que han combatido el pacto, oponiéndose a la mutilación de Bolivia y defendiendo su honor y su bandera, les discierne el voto de justo aplauso á que se han hecho acreedores por hacer cumplido su deber con abnegado patriotismo.”

    Como se verá, el proceder boliviano al respecto marítimo, siempre contará en su favor con la carga probatoria que la historia le preserva inmutable.

    Concluyentemente se puede afirmar que los chilenos secuestraron los territorios bolivianos (tan solo) gracias al participo de los chilenófilos infiltrados en el poder político nacional. Es decir que los chilenos jamás hubieran podido, por sí mismos, consumar tal ILÍCITO acometido.

    • Señor Barrios, son cosas distintas por un lado la VI Conferencia Panamericana de 1928 sobre la cual usted fundamenta su opinión, y el uso del vocablo ignorante, y por el otro la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados de 1968, cuyo artículo 27 demuestra que la posición que Bolivia pudiere haber sostenido en la Conferencia del 28 no fue acogida por la Comunidad Internacional. Reitero que no consta que Bolivia haya hecho reserva al referido artículo 27 al ratificar la Convención de Viena.

      Si en el plano interno el estado boliviano decide seguir su sabio consejo, y “decreta” la “nulidad” del Tratado de 1904 se producirá la situación que describí en post previo, que en lo sustantivo nada altera pues Antofagasta seguirá bajo soberanía y jurisdicción de Chile. En el plano externo, regido por el derecho internacional, que es el pertinente a las relaciones entre estados, la nulidad de un tratado, u otra causal de ineficacia, solo puede obtenerse mediante el mecanismo y las causales señaladas en la Convención de Viena. En ese ámbito lo que cuenta es que el Tratado de 1904 fue negociado por las autoridades que la legislación interna señalaba como competentes para ello, que fue aprobado por los Congresos (el margen de la votación no tiene relevancia), ratificado, canjeado, y llevado a la práctica; con el agravante de que décadas después Bolivia ha reconocido mediante documento oficial emitido motu propio que es legítimo el dominio que Chile tiene en base al tratado. Las alusiones a la guerra, al despojo, a la conquista, presión, chilenófilos, traidores, al ius cogen, ius gentium y demás que la emoción genere, no resultan eficaces respecto de un tratado que es previo a la Carta de Naciones Unidas, y que es contemporáneo a la Convención sobre solución pacífica de las controversias internacionales de 1907 que, en sus artículos iniciales, no condena ni proscribe a la guerra como mecanismo de solución de los conflictos entre Estados. Ya en 1921 esos argumentos fueron desechados por la Liga de las Naciones.

  20. Contardo. Me es suficiente que haya sabido darse cuenta que a lo que me estuve refiriendo, en los post’s precedentes, fue a la “VI Conferencia Panamericana/1928” (y la participación señalada), y no a la “Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados de 1968”; y tan solo, reitero, en calidad de mero apunte histórico. Pues, según expresé, la política internacional boliviana -inevitablemente- terminará imponiendo su Derecho Interno por sobre cualquier “papelillo de buenas intenciones (imposturadas)”.

    Con la DECLARACIÓN UNILATERAL DE LA INCONSTITUCIONALIDAD -TANTO PRECEDENTE COMO SOBREVINIENTE- del Tratado de 1904, si se nos apetece a los bolivianos, PODRÍAMOS INGRESAR A NUESTRO (SECUESTRADO) TERRITORIO “CUANDO NOS DIERE LA GANA”; PERO, UNA ACCIÓN SEMEJANTE, TENDRÍA COMO INMEDIATO E INEVITABLE EFECTO, LA GUERRA.

    “Tick-tock, tick-tock, tick-tock, tick-tock”…Nuestra paciencia se agota, y en algún momento sabrán responder por su conducta, sin comunidad internacional que medie, y “al costo que fuere”.

    .

    • Positivo es que su último post confiera a la VI Conferencia de 1928 el rol que, en materia de la regulación establecida por la Comunidad Internacional entre derecho interno y derecho internacional, le cabe: mera historia.

      La realidad indica que Bolivia no está en condiciones de imponer política internacional alguna a ninguno de sus vecinos. No se confunda, una cosa es que el gobierno boliviano dicte un acto por el cual “declara” la “nulidad” o “inconstitucionalidad” del Tratado de 1904, y que incluso revista tal acto de la fanfarria necesaria para hacer creer que cumplió con el mandato constitucional, pero ello no va a modificar el hecho de que el territorio de Antofagasta seguirá en derecho y en los hechos perteneciendo a Chile, porque el acto boliviano resulta ser ineficaz e inoponible a Chile; que dicho territorio seguirá bajo soberanía y jurisdicción de Chile, y que Chile estará habilitado para ejercer el imperium en caso de ser necesario.

      Con o sin paciencia, de todas formas carecen de argumentos jurídicos para alterar la delimitación vigente entre Chile y Bolivia. Tampoco disponen de fuerzas armadas o de una economía que les permita hacerlo por otra vía, por lo que si se le agota la paciencia o no, no es tema para los chilenos. En la guerra de 1879 eran Perú y Bolivia los que clamaban la intervención de la comunidad internacional.

      • Los usurpadores chilenos saben perfectamente que el Tratado de 1904 es el único recurso (ILÍCITO, claro está) que les hace creerse “dueños” de lo AJENO, de aquello que JAMÁS LES PERTENECIÓ, de LOS TERRITORIOS BOLIVIANOS. Razón por la cual, su política de Estado se resume a conservar el papelillo ese, y presumirlo “vigente”; con tácito asentimiento de todos los ineptos gobiernos bolivianos (incluido el plurinacional) que así lo permitieron.

        Ese Tratado es tan ridículo, que vendría a ser a como “si un ladrón le diera a su víctima un contrato que tendría por ‘objeto’ aquello que le ha robado”.

        Por el contrario, la política del Estado boliviano deberá desconocer aquello que -AB INITIO- ESTÁ VICIADO; y que en rigor jurídico, e indiscutidamente, siempre será demostrable, según expuse ut supra.

        Nuevamente, llegará el momento en el que sabrán responder por su ladina conducta, “al costo que fuere”, y ahí veremos si son tan -caricaturescamente- “inmortales”…

  21. Solo leamos lo que dice el escudo de Chile , con esa frase se los retrata de cuerpo entero. ” Por la razon o por la FUERZA” , Chile Jamas sera un pais hermano de Bolivia , no esta en sus genes ser a amigo de Nadie. Mejor mencionamos lo dicho por nuestro presidente el 23 de Marzo: ” POR LA FUERZA DE LA RAZON , llegara el dia que en Bolivia recupere Su cualidad Maritima …….”

  22. Una provocacion a los usurpadores con sucesiva declaracion de guerra, automaticamente se borra el tratado de paz del 1904, impuesto a la fuerza o a las buenas o como lo vean conveniente. Este procedimiento fue y es utilizado en casos parecidos pero en otro Continente. El resultado es positivo, siempre y cuando la cabidad cerebral posea materia gris necesaria y neuronas en plena actividad. Y muy peligroso y desastrozo si lo realizan individuos influenciados por el liquido verdoso que inunda esa cosa que tienen en la parte superior del cuerpo entremedio de los hombros encima del cuello.

    • En toda época han existido irresponsables que propician ideas como la suya, de hecho, Bolivia ya lo hizo en los años previos a 1879; el resultado aún continúa a la vista.
      Si quieren tropezar con la misma piedra es vuestra decisión, pero sería totalmente inútil ya que el tratado de 1904 no quedaría nulo por efecto de ese ilegal acto….. y posibilidad de triunfo, ninguna.
      La reunión de ayer del Presidente de Chile con todos los partidos políticos a excepción de lo comunistas apátridas, les ha manddo un mensaje de la unidad monolítica de Chile que no aceptará la demanda boliviana.

  23. Con cierta frecuencia ciertos bolivianos acusan a los chilenos de usurpadores…..a ellos quisiera pedirles que respondan a ésta pregunta: …..¿ Que es peor,….ser un usurpador…..o un cobarde que arranca al primer “cuete” y abandona a sus aliados arrancando a los cerros?

    • Deberias estar contento con el calificativo de USURPADOR o te gustaria que te llamen LADRON, verdadero y real epiteto que te corresponde.
      Asaltar y robar territorios ajenos para aprovechar sus recursos naturales es cosa insignificante?
      Por el momento tienen suerte, los tarados que gobiernan favorecen sus intereses, pero eso no es eterno. en su debido momento ustedes eligiran, POR LAS BUENAS O A LAS MALAS.

      • Estudie la historia ” señor” y se dará cuenta que está más perdido que quintin el aventurero.
        Yo me río con sus bravatas, con sus pendejadas estúpidas. Nada de lo que ud diga es para los chilenos algo preocupante.
        Las mentiras les acompañan en su cobarde historia, lo dicen los mismos peruanos, no?

  24. El que tiene que leer historia es Ud. En la guerra del pacifico Bolivia practicamente no tenia Ejercito , y eso: que se le podria llamar Un ejercito fue arrazado por el Ejercito Chileno que se preparo durante años para tal fin. Nada fue una casualidad. Al final los pocos hombres que quedaron despues de esa masacre retornaron ,…….quien los culparia? …..la guerra ya estaba perdida antes de comenzar. Y si se le podria llamar guerra,……….guerra fue la guerra del Chaco. La del pacifico en lo que respecta a Bolivia fue un Robo por el Brabucon del barrio. No me hable de valentia amigo Chileno , en toda su historia Chile jamas tuvo la ocasion de demostrar esa su supuesta “valentia” .. Normalmente el Brabucon del barrio siempre es el mas cobarde. Escucho ud de la batalla de Boqueron? …….este es un parrafo de un diario Argentino de la epoca de la guerra del Chaco: “””La resistencia de Marzana y de los valientes soldados del Ejército de Bolivia comenzó a comentarse en el exterior; un periódico argentino de Buenos Aires (días antes del fin de la batalla) señaló en su portada lo siguiente a sus lectores:
    ” En Boquerón están escribiendo unos pocos soldados bolivianos la más bella página del heroísmo americano. Contados centenares de hombres luchan desde hace 15 días no solamente contra el enemigo mucho más numerosos, sino contra el hambre y la sed que les han impuesto los sitiadores. Antes que rendirse prefieren la muerte”. (Marzana: pág. 257)
    ……………..

    • Andrés, no es mi intención zaherir sus convicciones patrióticas, pero lo cierto es que Bolivia abandonó el campo de batalla, dejando botado a su aliado, Perú., Nadie podría negar tal realidad. Y fue una mariconada.
      Sí ud.cree que Bolivia no tenía ejercito comparable con el chileno….lea la carta de Hilarion Daza a Severino Zapata, para que se olvide de la ” maldad” chilena.
      Uds. fueron los malos, los mentirosos, los chuecos, y fueron castigados.

      • El ejercito boliviano abandono a su aliado peruano después de la Batalla de Tacna, cuando el crnel Bolognesi defendió el morro de Arica (sabienda que iba a perder), los bolivianos ya habían partido corriendo al Altiplano.La guerra se prolongo en el Peru:Lima fue defendida en dos batallas, y luego sus bienes culturales, saqueados. (ver al articulo del historiador chileno Milto Godoy al respecto, en Internet).Incnediaron 7 pueblos a lo largo del ferrocarril central a la Sierra(los llamaron los 7 pecados capitales.Incendiaron varios pueblos en el Valle del <Mantaro en la SIERRA, violaronmujeres indígenas suscitando las iras de los padres de familia, creándose asi bajo el gral.Caceres sus famosas guerrillas.Al norte hicieron destrozos en Cajamarca, incendiando una iglesia y un Colegio nacional.Incendiaron antes parte de Mollendo, todo Chorrillos, Barranco y Miraflores,robaron los rieles del FC de Chimbote, incendiando la aduana de Paita., etc, etc, Y os bolivianos, NADA DE NADA.

    • En la Guerra del Pacífico Bolivia combatió un año y medio,Perú dfendió Arica aún sabiendo que perdería y eso tiene un valor de honor que mucha gente no entiende.Antes de ello,la Batalla de Tacna fue la última intervención en la Guerra; en cambio el Perú peleó hasta 1884 con su secuela de devastación y saqueos chilenos en la Costa y más en la Sierra donde la violació de mujeres fue usual y una de las causas del Combate de “La Concepción”-

  25. No me ayudes compadrito, que con una docena de patricios ni siquiera me despeinan.
    Guerra avizada no mata, por mas que se atrincheren y se armen hasta los dientes, volveremos con soberania al mar.
    Por el Sur, Chile tiene cuentas pendientes con Argentina por traicioneros, por el Norte, el limite fronterizo del Peru, sera donde se encuentra el Huascar, por el Oeste Bolivia recuperara lo que por derecho le corresponde.
    Por estrategia no te comento mas, y viviras para ver la nueva historia. si deseas puedes seguir viviendo de tu HISTORIA TRUCHA.
    saludos, y cuida ti vilis.

    • Los maricas siempre buscan involucrar a otros en sus “cosas”, por sus cobardías innatas, jajajaj ;tus “estrategias” valen callampa,son hongo, de que alucinas,……. con que Chile les dará paso al Pacífico, algún día…..en 500000 años más, jajajajajaj
      Sueñen, sueñen, sueñen

      • Mirate al espejo VALIENTE, todo se lo deben a su entrega y prostitucion a “U.K”.

  26. No me ayudes compadrito, que con una docena de patricios ni siquiera me despeinan.
    Guerra avizada no mata, por mas que se atrincheren y se armen hasta los dientes, volveremos con soberania al mar.
    Por el Sur, Chile tiene cuentas pendientes con Argentina por traicioneros, por el Norte, el limite fronterizo del Peru, sera donde se encuentra el Huascar, por el Oeste Bolivia recuperara lo que por derecho le corresponde.
    Por estrategia no te comento mas, y viviras para ver la nueva historia. si deseas puedes seguir viviendo de tu HISTORIA TRUCHA.
    saludos, y cuida ti bilis.

    • jajaja, Ante un pensamiento tan inteligente y elevado, no hay nada que hacer, huy………,nos inunda el pánico, pobrecitos los nuevos cobardes

  27. Tipico razonamiento Chileno. Todos sus vecinos son los chuecos , los malos , los agresivos….quien tiene minas en la frontera? quien vendio a Argentina en Malvinas? quien tiene el mayor presupuesto militar de la region? quien usa las aguas del Silala sin pagar un centavo? quien disfruta los beneficios del robo del cobre y 400 kmts de costa maritima? ……pero bueno sigan en su nube. Algun dia se caeran solitos.

    • ¿y quien desconoce unilateralmente un Tratado (el de 1929, Peru-Chile) ahora mismo, por la ira de los resultados del asunto del mar en La Haya? ¿Quién tiene en su Archivo Nacional, la coreespondencia de los primeros generales peruanos(Nieto , Orbegoso, Gamarra, etc) saqueado en Lima durante la ocupación chilena, por Benjamin Vicuña Mackenna? ¿Y los libros no aun devueltos de la Biblioteca Nacional? ¿Y los monumnetos saqueados de Lima?

      • ¿Y también quien tiene parte del Archivo del Ministerio de RREE peruano, si no es Chile?

    • El que sufre es tu presidente, de insomnio cronico provocado por un simple COCALERO, que no lo deja dormir hace varios meses, y por lo visto es contagioso. !!CUIDATE!!.

  28. Resulta extraño que Bolivia rasgue vestiduras frente al uso de la fuerza en el siglo XIX como medio de resolver disputas; resulta extraño, incongruente e incomprensible porque Bolivia, cuando pudo, recurrió a la fuerza para satisfacer sus intereses. Por medio del uso de la fuerza militar Andrés de Santa Cruz como mandatario boliviano se apoderó de Perú, e instaló un gobierno títere. Por medio de la fuerza militar el mismo Santa Cruz repelió al ejercito argentino que intentaba recuperar Tarija de la usurpación boliviana. Por otra parte, cuando el general Ballivian venció a los peruanos en Ingaví, dirigió sus ejércitos a Tacna y Arica las que ocupó, y Bolivia exigió a Perú que se las traspasara como indemnización de guerra.

    El ilustrado mandatario Hilarión Daza tenía expectativas favorables a Bolivia si Chile recurría al uso de la fuerza, en respuesta a la violación del tratado de Límites de 1874, y así lo expone Daza en la atinada carta que dirige a su Prefecto Zapata, en la que señala: “Tengo una buena noticia que darle. He fregado a los gringos decretando la reivindicación de las salitreras y no podrán quitárnoslas por más que se esfuerce el mundo entero. Espero que Chile no intervendrá en este asunto empleando la fuerza; su conducta con Argentina revelan de una manera inequivoca su debilidad e impotencia; pero si nos declara la Guerra podemos contar con el apoyo del Perú a quien exigiremos el cumplimiento del Tratado Secreto. Con este objeto voy a mandar a Lima a Reyes Ortíz. Ya ve usted como le doy buenas noticias que usted me ha de agradecer eternamente y como le dejo dicho los gringos están completamente fregados y los chilenos tienen que morder y reclamar nada más”. Como se aprecia, Daza tenía la sensación de que contaba con los recursos para actuar impunemente, cabe preguntarse cómo es que se formo tal opinión.

  29. La carta de Daza a Zapata, es un documento de incalculable valor histórico, pues revela con toda certidumbre y crudeza, la falaz y permanente conducta boliviana de irrespespetar el derecho internacional; es,igualmente, una prueba fehaciente del acto conspirativo que propició Bolivia en contra de Chile y deja muy en claro la deleznable y abierta provocación de la que fue víctima Chile.
    Bolivia buscó, además, involucrar a Argentina y ejecutó un Pacto secreto con Perú en 1873.
    Increíblemente, Daza se muestra duro e inflexible en exigir el cumplimiento de ese Pacto, pero, por otra parte, con una sinvergüenzura ilimitada, falta al cumplimiento del tratado de 1874 con Chile, generando el conflicto del que ahora ignorantemente nos culpan.
    Para mi, a Bolivia le falta dignidad como para reclamar un supuesto derecho marítimo, derecho del que carecen desde que firmaron el tratado de 1904.

    • ¿Y chile con su dstruccion de bienes civiles y sus saqueos de libros, documentos históricos, saqueo de fabricas metal-mecánicas enviándolas a Chile, puee reclamar dignidad?

  30. Pingback: 250.000 Visitas a este Blog | Carlos D. Mesa Gisbert

  31. Vayamos sintetizando por el momento, para preparar el clima de la denuncia del tratado de 1904 de la siguiente manera:
    1. Antecedentes históricos: Se debe incluir, no solo lo que se refiere al tratado de 1904, sino a toda una vida en la que un pueblo hermano se ensañó con otro pueblo hermano. Desde la primera guerra (1836) contra la 1ra Confederación Perú-Boliviana, en la que un país sudamericano declaró a guerra a otro país sudamericano, etc., hasta llegar a 1904, y luego todas las consecuencias generadas por ese tratado, que hace aguas en muchas partes, así como el incumplimiento del mismo en muchas aspectos (estudiarlo párrafo por párrafo, porque no se lo cumple o no se ha cumplido en muchas partes del mismo).
    2. Se admita o no se admita en la Haya, y a propósito de las declaraciones de Piñera y otros que se precian de respetar tratados, puntualizar los tratados que no cumplieron como el de Paucarpata, el de Ancón y el Tratado Interamericano de Asistencia Reciproca, todos incumplidos con Bolivia, Perú y la Argentina respectivamente (para empezar). También citar el convenio de Ginebra de 1864 de respeto a los heridos, incumplido también por Chile, etc.
    3. Denunciar no solo el tratado de 1904, sino el de 1929 entre Chile y Perú donde fuimos pasados a llevar. Al mismo tiempo, pronunciarse en las actuales conversaciones entre Chile y Perú por territorios marítimos, donde también están pasando por encima de nosotros (esto es urgente, el gobierno actual habrá cometido un grave error que le pesará en el futuro si no hace nada). No podemos guardar un “silencio parecido a la estupidez.” Y aquí se puede mencionar a Conrado Ríos Gallardo, autor intelectual del tratado de 1929, quien luego cambió de parecer, y culpó a los peruanos la autoría del mismo o por lo menos la parte referente a negar a Bolivia la posibilidad de salir entre Chile y Perú. Y posiblemente, este Ríos Gallardo, se habrá arrepentido completamente (si tenía la consciencia moral de lo que hizo y casi lo demostró) en su lecho de muerte de haber perjudicado a todo un país.
    4. Exigir la devolución de territorios tanto terrestres como marítimos, y MINIMO un espacio suficiente para una ciudad costera de unos 400,000 habitantes, con adecuado espacio para puerto, balneario, industrias, centro comercial y periferia residencial y construcción de toda la infraestructura necesaria. MINIMO.

    Por otro lado, continuando con la preparación del clima de la denuncia del tratado de 1904, se deberá encargar, aparte de las estudios históricos y jurídicos (que supongo, serán parte de esta denuncia), estudios económicos que detallen las ganancias de las empresas chilenas y británicas que explotaban el salitre en territorio boliviano y luego, también en territorios peruanos. Cuando Konig habla que la potencia de su ejercito había crecido 100 veces en los últimos 20 años, se puede concluir, que creció gracias a las ganancias de los territorios ocupados, como concluyen estudios de la época. Y luego, el cobre de Chuquicamata, cuantifíquenlo, antes, ahora y en el futuro, muestren que juega una parte importante en la economía chilena. En fin, haganlo multidisciplinario.

    Y no se olviden del Perú. EL PERÚ!!! Pueblo, orgulloso de ser descendiente de los Incas y base del Virreinato del Pero, que fue humillado y sufrió atrocidades en la guerra del Pacífico, al punto que los gobernantes chilenos le impusieron un gobierno títere (de que se las dieron?). A propósito, esto no tiene ningún parecido a lo que hizo Andrés de Santa Cruz, quien fue presidente primero del Perú, luego de Bolivia y fue nombrado protector de la Confederación Perú-Boliviana. El no invadió el Perú en la forma sanguinaria con que lo hizo Chile, no hay punto de comparación. El formo parte del gobierno peruano, no fue de ninguna manera una “invasión” boliviana. Esta interpretación no tiene otra intención que distorsionar la historia en forma equivocada y maliciosa con el objeto de rebajarse el sentimiento de culpa.
    Y volviendo al Perú, no creo que este pueblo se haya olvidado de la deshonra que sufrió de parte del ejército chileno. Hoy parecería que evitan tocar el asunto, pero se infiere que están agazapados, listos a tratar de recuperar sus territorios a la primera oportunidad. No creo de ninguna manera que les gusta el papel de perro del hortelano que muestran cada vez que se les pregunta acerca de la salida de Bolivia a través de su territorio cautivo. Está en su mente y sus planes recuperar sus territorios. Y el gobernante chileno desearía pensar que todo está establecido, pero al mismo tiempo se arma hasta los dientes, porque sabe que sus tres vecinos no están contentos. Y la clara prueba de la actitud del Perú se dio en el caso de las Malvinas cuando apoyaron a la Argentina. Ahora, la historia precolombina, colonial y republicana nos une al Perú, y ambos sufrimos consecuencias en la guerra del Pacífico, y en este momento, pese a que ellos miran sus intereses antes que nada, debemos tomar en cuenta al Perú (incluirlo en los estudios), la situación geopolítica obliga a ello.
    Concluyendo, por ahora, dentro de la política de estado boliviana, debe darse pasos para llegar al fondo del asunto marítimo, es una tarea necesaria. En vez de dudar, debemos de una vez saber que conlleva esta empresa. Los siguientes pasos podrán ser la Haya, mediación con el Papa, etc., pero preparados con documentación clara (algo que necesita bastante trabajo) y objetivos sólidos. Ahora debemos ser conscientes de que lucharemos contra la inercia y que organismos internacionales tenderán a dejar todo como está, y se favorecera un papel (el tratado) por encima de cualquier demostracion que ha sido injusto, que fue con amenaza de fuerza, que es totalment asimetrico, etc. pero eso no debería evitar que continuemos en labores de recuperar nuestras posesiones terrestres y marítimas.
    Y como ya de los previne, deberemos también enfrentar la insolencia y el descaro. Aparte de que nos echan de NUESTROS TERRITORIOS nos insultaran, y siendo duchos en el arte del engaño no repararan en valerse de cualquier medio, desde los que se escriben (mentiras o tergiversación de la verdad) hasta la amenaza de la fuerza. De modo que agárrense y continuemos en este viaje para declarar la verdad, nuestro objetivo es noble, no se rebajen y no muestren sus flaquezas, pues alimentan al que eligió ser enemigo antes de sentarse a dilucidar una solución al problema marítimo

    • ¿Uds bolivianos pueden denunciar un Tratado entre dos terceros paise’ Se peleran con el Peru además de con Chile.Piense bien”

  32. Brevemente, a propósito de la tan comentada “denuncia” del Tratado de 1904, cabe señalar que Bolivia es parte de la Convención de Viena sobre el derecho de los Tratados, y dicha Convención señala lo siguiente:

    a) En su artículo 27 dispone “27. El derecho interno y la observancia de los tratados. Una parte no podrá invocar las disposiciones de su derecho interno como justificación del incumplimiento de un tratado. Esta norma se entenderá sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 46.”

    b) En su artículo 42 dice “42. Validez y continuación en vigor de los tratados. 1. La validez de un tratado o del consentimiento de un Estado en obligarse por un tratado no podrá ser impugnada sino mediante la aplicación de la presente Convención.
    2. La terminación de un tratado, su denuncia o el retiro de una parte no podrán tener lugar sino como resultado de la aplicación de las disposiciones del tratado o de la presente Convención. La misma norma se aplicará a la suspensión de la aplicación de un tratado.”

    Por lo anterior, Bolivia solo puede acudir a las causales de ineficacia de los tratados previstas en la Convención de Viena, y dentro de estas no figura la posibilidad de invocar el derecho interno, en este caso la constitución de Bolivia como causal para denunciar un tratado. Difícil que Bolivia pueda poner en duda, eficazmente, la legalidad del Tratado de 1094 si ya en la década de 1940 el estado boliviano emitió un documento oficial reconociendo la legalidad del dominio de Chile sobre Antofagasta en base a los tratados bilaterales.

    En materia de renegociación de tratados, el recién designado embajador Eduardo Rodríguez ha señalado en entrevista al diario La Razón que no es un tema unilateral, lo que implica admitir que solo puede ser renegociado si ambas partes así lo desean, pero no por una sola de ellas.

  33. DIREMAR, embajador extraordinario y plenipotenciario, y demás BUROCRACIA plurinacional, solamente sirve para mantener “a flote” la esperanza chilena de que “Bolivia jamás tuvo mar”; o que “no lo recuperará mientras el Tratado esté vigente y sea eficaz jurídicamente”.

    Ahora bien, un hecho indiscutido y no advertido -hasta ahora-, es que los usurpadores costeros DEPENDEN DEL TRATADO 1904; DEPENDEN, de la vigencia y eficacia del mismo.

    ¿Y por qué los chilenos se hicieron DEPENDIENTES DEL TRATADO, si alegan tener una suerte de “pre-derecho” sobre lo que USURPARON (con anuencia de la rosca paceña-liberal-chilenófila)?

    Sencillamente porque SIN el ILÍCITO TRATADO, podrían seguir conservando “posesión”, como cualquier VULGAR AVASALLADOR en efecto puede (no es de sorprenderse). Pero el Tratado ese “los legitima” con respecto a “asímismos” (pues se reconocen USURPADORES), y con respecto al concierto internacional (intentando conservar su USURPACIÓN “justificada” con el uso de la fuerza y la corrupción de la rosca paceña-liberal chilenófila). En sí, el Tratado ese, les hace creer su mentira, el Tratado ese, es su fundamento psicológico de “conquista”.

    Por otro lado. La posición de conservar el Tratado de 1904 (“renegociándolo”) y la posición de un tratamiento multilateral de las relaciones, que asume el Gobierno Plurinacional (y asumieron pasados gobiernos), no es del todo inútil. Sobre todo tiene y tendrá un provechoso efecto interno, pues a quienes en su momento decidan soberanamente virar la política marítima, les servirá de parámetro de diferencia, con respecto al pasado y al presente CÓMPLICES CON LOS PIRATAS USURPADORES.

    Y una vez restaurada la República (secuestrada en 2003), imperante el nuevo orden social, el nuevo Gobierno DEBERÁ LIQUIDAR EL TRATADO de forma UNILATERAL, e inmediatamente interrumpir los artificiales desvíos chilenos (Lauca, Silala), conscientes y dispuestos a asumir las consecuencias de tal soberana determinación.

    • Bravo, señor, al fin un Boliviano que piensa que su país debe hacerse responsable de sus actos, lo felicito.

      Creo igualmente que pierde el tiempo (aunque debo admitir que aprendí mucho con sus escritos) al explicar la forma y el modo de desahuciar el tratado de 1904 ya que es de público conocimiento que las naciones son soberanas y no hay nadie que pueda revertir una desición de tal magnitud, si algún día la Nación Boliviana (no necesariamente el estado plurinacional) llegase a tomar. Lo que sí deben estar concientes y como usted muy bien menciona (valientemente) deben estar dispuestos a afrontar las consecuencias, la que sería una guerra inmediata con el estado Chileno.

      Independiente que se crea ilícito el tratado, palabras más o palabras menos, la razón y la fuerza estarán del lado chileno ya que lamentablemente el músculo militar boliviano es muchisímo menor y no respalda para nada las declaraciones altisonantes y rimbombantes de las autoridades bolivianas. Si ahora han perdido la paciencia créame que lo que perderán a posterior será muchísimo más (no crea que Chile utilizará su FF.AA “dosificadas” para Bolivia, creo haber leído que usted compara el tratado de Versalles y el desconocimiento alemán a éste, con la situación actual de Bolivia y Chile. Alemania lo hizo porque su músculo militar lo avalaba. Bolivia el único músculo desarrollado que tiene es la lengua (habla más de lo que puede).

      • Entiéndase usted un poco, ya que justamente, si las naciones son soberanas, pueden RESOLVER SOBERANA Y UNILATERALMENTE lo que les venga en gana.

        Los piratas chilenos secuestraron nuestro territorio, por su histórica necesidad, habida cuenta de su deprimida realidad territorial. Y lo hicieron -únicamente- gracias a la TRAICIÓN DE LOS DE LA ROSCA PACEÑA LIBERAL-CHILENÓFILA; pues como dije, los BOLIVIANOS representantes de otros departamentos, siempre estuvieron dispuestos a proceder con la guerra, y ASÍ LO DEJARON DOCUMENTADO PARA LA ETERNIDAD.

        Finalmente. Lo reitero, llegado el momento veremos quién “tiene más músculo…”; mientras, no encuentro mayor diferencia entre quienes advertimos que estamos consientes de las consecuencias de actuar soberanamente ante el usurpador, y quienes -tan solo en el discurso- dicen que “responderán…”

      • Resulta infructuoso invocar a la soberanía como argumento para denunciar unilateralmente un tratado porque la soberanía de Bolivia esta limitada, o restringida, por los tratados que Bolivia ha celebrado, sean bilaterales o multilaterales; y dentro de esos tratados figura la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados de 1968, la que no admite a la denuncia unilateral como medio eficaz para impugnar un tratado. Dada dicha realidad jurídica, que afecta a Bolivia, el alegato fundado en la soberanía no pasa de ser un slogan comunicacional, sazonado con los vocablos “traición”, “chilenófilos”, “usurpadores”, ect.

      • Los chilenos siempre amenazando con guerras.Tienen la guerra en los genes, al menos la mayoría de ellos!

  34. El Tratado de 1904 (que fija cual es el límite entre Chile y Bolivia, y por ende el espacio geográfico sobre el cual cada uno ejerce soberanía y jurisdicción) existe y esta a salvo, protegido por la Convención de Viena de 1968, de cualquier vano intento unilateral de “denunciarlo”; y como existe, y por economía racional, los chilenos nos remitimos a dicho Tratado para finiquitar cualquier planteamiento boliviano sobre un nuevo límite; ante cualquier tribunal basta con presentar el tratado para dar por cerrado el tema.

    El argumento invocado por el señor Eduardo Rodríguez, según el cual “la victoria no con otorga derecho” resulta anacrónico, y por tanto, equivocado, para juzgar un conflicto del siglo XIX, porque hasta mediados del siglo XX la victoria si concedió derechos. De hecho el general Ballivian pretendió apoderarse de Arica y Tacna como indemnización de guerra frente a Perú luego de Ingaví; Santa Cruz la pretendió en pago a “los servicios prestados” por su protectorado.

    • Es que el tinterillo no entiende nada de Derecho. Por lo demás,es algo común en Bolivia, país ÚNICO EN EL MUNDO, que se fabricó una constitución política que pretende avasallar el Derecho Internacional.
      Está claro que nadie en su sano juicio puede tomar en serio a ésta gente, especialmente al tinterillo ese.

      • Lamento profundamente el tono en el que se desarrolla este “debate” (lo entrecomillo porque ha dejado de serlo). No sé si algunos de los protagonistas de la discusión se percatan del nivel de adjetivos, agravios, descalificaciones y pérdida de respeto que muestran unos para otros.
        Lo siento doblemente porque la idea de este blog no es esta.
        Espero una discusión respetuosa aunque firme ¿Es posible que entre personas serias, adultas y amantes de sus respectivas naciones, se puedan seguir ciertos criterios elementales de consideración por el otro?

  35. Sr.Mesa, no cabe ninguna duda que Ud. tiene toda la razón, y el caso es de lado y lado. En lo personal tengo mucho respeto por su autoridad como ex-Presidente de Bolivia, se lo he manifestado en más de una ocasión, y créame que lamento tener que defender, a mi país y a mis autoridades respondiendo en ocasiones de una manera inapropiada o en extremo dura; acá hay algunos comentaristas bolivianos que muestran un escaso o nulo respeto por mi país y ofenden al pueblo chileno en su conjunto, en ese contexto, se me hace muy difícil mantener una línea correcta de argumentos.
    Mi interés en éste blog, no es otro que el dar a conocer la opinión mayoritaria de los chilenos respecto de la demanda marítima boliviana, y dar a conocer verazmente, la historia de los hechos que nos llevaron al enfrentamiento en 1879, que nosotros no quisiéramos que nunca más volviese a repetirse, sin embargo, ud. puede leer varios comentarios amenazantes, beligerantes y ofensivos, que uno no puede dejar pasar.
    En ocasiones no contesto esos comentarios porque los considero infantiles, aunque algunos de ellos son de personas que denotan una mayoría de edad bastante avanzada; simplemente los dejo pasar.
    Yo no vengo acá a pelear con nadie, vengo a intercambiar opiniones, ideas, pensamientos alturados, constructivos y clarificadores desde el punto de vista chileno que creo conocer bastante bien, aunque también puedo equivocarme; por tanto, y para evitar problemas a su excelente blog, me retiraré como comentarista, lamentándolo muy sinceramente.
    Creo que será lo mejor.
    Gracias.

  36. Don Carlos, Ud sabe perfectamente que el tema MAR es atiza brasa, o una llaga, que si alguien nos la hurga, reaccionamos de la forma mas natural y en muchos casos se nos sale el indio, es dificil una discusion respetuosa, a no ser que optemos por la hipocresia, los diplomaticos son expertos, a diferencia que ellos son remunerados y sus trabajos guardados en el olvido.
    El tratado de paz del 1904 es unico argumento Chileno y a la vez es prueba fehaciente de que Bolivia fue, es, y sera un Pais Costero.

  37. Contardo. No tengo ningún inconveniente (por el contrario es un placer) en seguir reiterándote (a ti y tus símiles), lo que a la luz de las capacidades plenas de un Estado SOBERANO (véase RESOLUCIÓN UNILATERAL de un algo INCONSTITUCIONAL E INSUBSANABLEMENTE NULO), es y siempre será factible.

    Lo re-cito: Con la DECLARACIÓN UNILATERAL DE LA INCONSTITUCIONALIDAD -TANTO PRECEDENTE COMO SOBREVINIENTE- del Tratado de 1904, si se nos apetece a los bolivianos, PODRÍAMOS INGRESAR A NUESTRO (SECUESTRADO) TERRITORIO “CUANDO NOS DIERE LA GANA”; PERO, UNA ACCIÓN SEMEJANTE, TENDRÍA COMO INMEDIATO E INEVITABLE EFECTO, LA GUERRA, y se verá quien la sobreviva…

    Por otro lado, si no te has dado cuenta, la Comunidad Internacional existe, PARA QUIENES ASÍ LO DESEAN. Es decir que, -indiscutidamente- los Estados son quienes, EN EJERCICIO PLENO DE SU SOBERANÍA, DECIDEN PERTENECER a dicha Comunidad; y -lógicamente- quienes también DECIDEN CUANDO DEJAR DE PERTENECER, incluso en calidad SUSPENSIVA (con la posibilidad de retornar, valga la aclaración).

    Por tanto. Si priorizando su Derecho Interno, los Estados desean desconocer instrumentos expedidos en el marco de la Comunidad Internacional, cualesquieran sea sus intencionalidades, LO PUEDEN HACER.

    • El punto es que Bolivia carece de “capacidades plenas”, que es lo que fundamenta tu comentario, porque su soberanía esta limitada, restringida, guste o no, por los tratados que Bolivia ha suscrito, como la Convención de Viena sobre el derecho de los tratados. Lo que se plantea en el párrafo final basado en la teoría de un jurista nacional socialista citado en post previos, carece, como ya se señaló, de respaldo en el resto de la comunidad, y el texto del artículo 27 de la Convención de Viena lo prueba, por lo tanto, las constituciones de Bolivia no sirven, carecen de eficacia jurídica, para sustentar la impugnación de un tratado; y el uso de las mayúsculas en un comentario no altera esa realidad. También es ineficaz el uso del vocablo “usurpador” o “secuestrado2 frente al hecho de que Bolivia ya reconoció, en 1943, la legalidad del dominio que Chile ejerce sobre Antofagasta, en base a los tratados vigentes.

      • El hecho de que nuestro sistema jurídico constitucional no tolera la permanencia de tratados CONTRARIOS A LA VIGENTE CONSTITUCIÓN (en sí contrarios a cualquier Constitución boliviana), empeorado por el hecho de que la “suscripción” del Tratado de 1904 resultó (VICIADA) como efecto del salvajismo pirata-costero, la traición de la rosca paceña liberal-chilenófila, son evidente y científicamente, dos concausas de NULIDAD ABSOLUTA E INSUBSANABLE del -USURPADOR- Tratado de 1904.

        En consecuencia, se colige que todo acto posterior al identificado ACTO VICIADO DE NULIDAD (es decir cualquier acto posterior, escriturado o verbal), es también -e irremediablemente- un acto ABSOLUTAMENTE NULO (como el que su imaginación pretende recrear de 1943).

        Entonces. Se puede afirmar, en consonancia con la lógica, la razón y la evidencia jurídica, que Bolivia en ejercicio de su plena soberanía puede RESOLVER UNILATERALMENTE el Tratado de 1904; y/o, en virtud a la Disposición Transitoria Novena de la CPE de 2009, POR PRINCIPIO E IPSO IURE, considerar al Tratado de 1904 ABROGADO. Simple.

  38. 1° Carece de trascendencia, es decir no tiene peso jurídico alguno, no se puede invocar útilmente, el que el actual sistema jurídico boliviano “no tolere” o este en oposición al Tratado de 1904, y esa realidad la proporciona el artículo 27 de la Convención de Viena sobre el derecho de los tratados.

    2° Como es un hecho, jurídico, y de conocimiento público, que Bolivia, en la década de 1940, reconoció oficialmente, por escrito, la legalidad del Tratado de 1904, tampoco produce efecto jurídico alguno sobre la eficacia y vigencia del mismo, y es por tanto irrelevante, cualquier “argumento” basado en la “existencia” de vicio del consentimiento al momento de su firma; porque Bolivia, de motu propio se colocó en la hipótesis prevista en el artículo 45 de la Convención de Viena, que señala: “45. Pérdida del derecho a alegar una causa de nulidad, terminación, retiro o suspensión de la aplicación de un tratado. Un Estado no podrá ya alegar una causa para anular un tratado, darlo por terminado, retirarse de él o suspender su aplicación con arreglo a lo dispuesto un los articulos 46 a 50 o en los artículos 60 y 62, si, después de haber tenido conocimiento de los hechos, ese Estado:
    a) ha convenido expresamente en que el tratado es válido, permanece en vigor o continúa en aplicación, segun el caso …”. Sorprende que un asesor jurídico no este al tanto de ello, quizás debería cambiar de lectura, desde juristas que carecen de acogida en el ámbito internacional, a aquellos que han logrado plasmar sus teorías en los tratados vigentes, es decir, lo han transformado en derecho positivo y no meras palabras.

    Como se advierte, del análisis de las normas jurídicas vigentes y respetando su jerarquía, Bolivia, por mas que utilicen las mayúsculas, no esta habilitada por el sistema jurídico para denunciar un tratado de límites.

  39. Nuevamente, ante la insistencia, y con placer:

    En rigor jurídico, como el Tratado de 1904 se suscribió bajo el imperio de la CPE de 1880, con respecto a él, la CPE de 1880 TIENE ULTRACTIVIDAD. Por ende, el Tribunal Constitucional, para declararlo INCONSTITUCIONAL puede aplicar la CPE de 1880 y/o CUALQUIER OTRA SOBREVINIENTE (del tiempo en el cual estuvo vigente el Tratado, INCLUIDA LA DE 2009), porque el Tratado ese, es y siempre será algo ILÍCITO.

    Asimismo, como efecto del lógico entendimiento de la importancia del territorio a manera de requisito esencial para la existencia y sobrevivencia de un Estado, así como por elemental noción de Derecho Constitucional, ni la Constitución Política del Estado de 1880 (vigente en 1904) ni ninguna CPE de ningún Estado en el planeta le otorga ni le podría otorgar jamás a ningún órgano del Estado la atribución de “ceder, enajenar o entregar bajo cualquier título el territorio estatal a un Estado extranjero”. Entonces, los órganos del Estado boliviano (unipersonales o colegiados) que suscribieron y ratificaron el Tratado de 1904 (y cualquier otra imaginaria pretensión DEL USURPADOR COSTERO), actuaron SIN TENER CAPACIDAD CONSTITUCIONAL O LEGAL PARA HACERLO. Por ende, el contenido de la obligación boliviana de “dar” a Chile el territorio del Departamento del Litoral boliviano, ES Y SIEMPRE FUE INCONSTITUCIONAL (ILÍCITO); Y POR TANTO EL TRATADO DE 1904, NULO O INEXISTENTE.

    Finalmente, al respecto del elemento volitivo, y nuevamente en el uso de la cognitio ius civilae, concurría examinar respecto del consentimiento a la figura de la “reserva mental”. Misma que se define como la discordancia involuntaria -del fuero interno- del sujeto (entre lo que éste quiso o no, y lo que éste hizo) al momento de contratar/suscribir un tratadillo ese. En el caso del soberano Estado boliviano, correspondería estudiar si éste “no hubiese querido suscribir” el tratadillo ese, bajo viciadas condiciones impuestas por los piratas USURPADORES en colusión con los traidores de la rosca paceña liberal-chilenófila, entre otras.

  40. 1° La Constitución boliviana de 1880, que se invoca equivocadamente para fundamentar un “vicio” de nulidad, señala expresamente cuales son las atribuciones tanto del Congreso como del Presidente. Respecto del Legislativo el artículo 52 número 14 establece como facultad “Aprobar o desechar los tratados y convenciones de toda especie.”, norma que no distingue según sea la materia sobre que verse el tratado, ni si este favorece o perjudica a Bolivia; por su parte, el artículo 89 al mencionar las atribuciones del Presidente, en su número 1 señala “1. Negociar y concluir los tratados con las naciones extranjeras, ratificarlos y canjearlos, previa la aprobación del Congreso, …”, norma que tampoco establece restricción alguna en función del contenido del tratado a negociar por el mandatario. Ambas normas dejan en claro que el Tratado de 1904 fue negociado, aprobado, ratificado, canjeado y ejecutado, en representación de Bolivia, por las autoridades a quienes la Constitución boliviana vigente facultaba para ello.

    2° Ninguna constitución necesita hacer mención expresa a la facultad de un presidente y de un congreso para participar en un tratado que importe cesión o pérdida de territorio, porque ello forma parte de las facultades ordinarias que dichos textos conceden, y porque la costumbre internacional así lo entiende; la historia esta plagada de tratados de límites concluidos al término de un conflicto, en los cuales el vencido debió indemnizar al vencedor, usos son de la guerra vencer o ser vencido, decía un jerarca inca, reflexión que Hilarión Daza debió tener en cuenta.

    3° Si fuera correcto, y esta visto que jurídicamente no lo es, que el Tratado de 1904, por implicar cesión de territorios, vulnera la constitución de 1880, y sería por ello “nulo”, entonces de la misma manera sería nulo el Tratado firmado con Brasil por el Acre, también y los firmados con Argentina, Perú y Paraguay, en los cuales Bolivia cede territorios. Alegar la nulidad de todos esos tratados colocará a Bolivia en insostenible posición, y no hacerlo, enfocándose solo en el de 1904 demuestra incoherencia, fatal ante cualquier tribunal.

    4° Es una pérdida de tiempo especular acerca del elemento volitivo porque no esta contemplado en esos términos en la Convención de Viena, artículos 46 y siguientes; por lo demás Bolivia está afecta no solo al principio “Nemo auditur propiam turpitudinem allegans, sino que le afecta lo señalado en el artículo 45 letra a, que la priva de la posibilidad de invocar la nulidad, terminación, retiro, suspensión u otra causal de ineficacia respecto del Tratado de 1904, por haber Bolivia manifestado expresamente en 1943 que es legítimo dicho tratado.

    • 1°/2° No tiene que enunciarse expresamente, porque se espera que “jamás ocurra”, ya que es CONTRA NATURAM a la constitución y a la “razón de ser” de cualquier Estado. Además de inferirse de otras premisas consagradas como la soberanía; para quienes poseemos un entendimiento sistemático del ‘Ursprungnorm’ (norma fundamental), claro está. Faltaba más, pero nunca es tarde para anoticiar al público…

      Así que los PIRATAS costeros NUNCA tendrán oportunidad científica ni histórica para “legitimar” su ILÍCITO, ante el soberano Estado Boliviano y ante el mundo.

      3° “No es correcto” a tu entender, naturalmente, porque sino, ¿CÓMO TRATARÍAS -INÚTILMENTE- de “JUSTIFICAR” LA USURPACIÓN?

      ¿No te das cuenta que te respondes “solito”? Lógicamente, el criterio de NULIDAD advertido en la salvajada chilena, opera con respecto a cualquier “desmembramiento territorial” al que la generosa Bolivia haya sido sometida.

      4° En tu caso “es una pérdida de tiempo”, porque sino -y nuevamente- ¿CÓMO TRATARÍAS -INÚTILMENTE- de “JUSTIFICAR” LA USURPACIÓN?

      No obstante, estoy conforme con haber introducido un elemento (más) a tu conocimiento. Elemento -sin dudas- ajeno a quienes no son exquisitos a la hora de examinar objetos de estudio, en rigor.

      Finalmente, para qué invocas los instrumentos de la Comunidad Internacional, si Chile, por su necesitada situación histórica (depresión geográfica), no los respetó (los vigentes en su momento) y USURPÓ TERRITORIOS AJENOS y DESVIÓ RECURSOS NATURALES BOLIVIANOS (LAUCA/SILALA).

  41. 1° Es un avance, positivo, que admitas que no se enuncia expresamente. Si practicaras lo que predicas, el rigor jurídico, deberías admitir en consecuencia que no cabe hablar de nulidad, porque esta última, como toda sanción, requiere de texto expreso, no se presume.

    2° Tu particular “conocimiento sistemático” pasa por alto, deliberadamente, las normas de derecho positivo, y son estas últimas, no las teorías de juristas nacional socialistas, las que aplican los tribunales internacionales, por eso es que es inútil, infructuosos, pérdida de tiempo, incorrecto, apoyarse en ellas.

    3° Hasta la fecha las seudo criticas fundadas en la supuesta nulidad, por violación a texto constitucional, solo se han esgrimido respecto del Tratado de 1904, por lo que mi comentario esta vigente. Dudo mucho que Bolivia se coloque en posición de cuestionar todos los tratados de límites que ha firmado entregando territorio.

    4° Sorprende que teniendo formación jurídica preguntes el por qué invoco los tratados. léete el artículo 38, número 1,letra a), del Estatuto de la Corte de La Haya. Bolivia no respeto los tratados de 1866 y 1874, de hecho Bolivia también violó el Tratado de Alianza de 1873, porque no obtuvo el consentimiento de Perú para firmar el Tratado de Límites de 1874 y Bolivia estaba obligada por el de 1873 a recabarlo.

    • No he afirmado que “no esté consagrado en la Constitución boliviana entonces vigente” (en particular), sino que, no tiene que -necesariamente- (habida cuenta de tu extravío coloquial) enunciarse.

      En el caso boliviano, te recomiendo leas y entiendas (si acaso) lo que el artículo 37 (SOBERANÍA), de la Constitución entonces vigente ordenaba: “LA SOBERANÍA RESIDE ESENCIALMENTE EN LA NACIÓN; ES INALIENABLE E IMPRESCRIPTIBLE y su ejercicio está delegado a los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial. (…)”

      En consecuencia, la Constitución Política del Estado de 1880 (vigente en 1904) ni ninguna CPE de ningún Estado en el planeta le otorga ni le podría otorgar jamás a ningún órgano del Estado la atribución de “ceder, enajenar o entregar bajo cualquier título el territorio estatal a un Estado extranjero” (VIOLAR EL ARTÍCULO 37 SOBRE QUE LA SOBERANÍA ES INALIENABLE E IMPRESCRIPTIBLE). Entonces, los órganos del Estado boliviano (unipersonales o colegiados) que suscribieron y ratificaron el Tratado de 1904 actuaron sin tener capacidad constitucional o legal para hacerlo (VIOLANDO EL ARTÍCULO 37 SOBRE QUE LA SOBERANÍA ES INALIENABLE E IMPRESCRIPTIBLE). Por ende, el contenido de la obligación boliviana de “dar” a Chile el territorio del Departamento del Litoral boliviano es y siempre fue inconstitucional (ilícito), y por tanto el Tratado de 1904, nulo o inexistente.

      Si no te fuera “suficiente”, para contestarte “a ti mismo” (valga la redundancia) a simple lectura, busca explicaciones con tu almohada.

      Uno no transige con ladrones, -simplemente- o se es víctima, o se actúa en propia defensa.

      • Precisamente, como el ejercicio de la soberanía del pueblo boliviano esta delegado en el Presidente y en el Congreso boliviano, conforme a la Constitución de 1880, los actos ejecutados por ambos poderes conforme a las atribuciones que la Constitución les otorga, entre los cuales esta la referida a negociar y aprobar tratados, sin establecer restricciones a su contenido, lo que el Presidente y el Congreso boliviano ejecutan en el desempeño de sus funciones termina obligando no solo al estado sino que al pueblo boliviano.

        No necesito consultar con mi almohada, me basta con recurrir a la Convención de Viena sobre el derecho de los Tratados para descartar tus argumentos. No por nada diplomáticos bolivianos como Loayza, Lizón y otros, a los que no tengo dudad de que, a falta de argumentos jurídicos, calificaras de chilenófilos y traidores, liberales, y demás adjetivaciones de corte ideológico, bien poco originales, pero que reflejan fielmente tu frustración, señalan que no es posible ir por la vía de la nulidad en contra del referido tratado y recomiendan la negociación.

        Como conozco la historia, y de diversas fuentes, y tengo claro las pretensiones de Bolivia respecto de Tacna y Arica, respecto de Tarija, y lo que al respecto pensaban cancilleres bolivianos cuando se les citaba el uti possidetis, advertirás que es inútil recurrir a vocablos como piratas, corsarios, usurpadores y otros, porque fuera de ser ajenos al tema, yo los tomo de quien viene y su uso no suple la ausencia de derecho positivo, que es la gran carencia de toda tu relato.

  42. Contardo, tu conocimiento de la historia, tu conocimiento jurídico (que por cierto no pudo superar “una coma” de mi alegato), al igual que la realidad chilena, son deprimidos. No estás obligado a conocer, no te sientas mal. Empero quienes podamos aleccionarte, con una finalidad pedagógica, lo seguiremos haciendo, una y otra vez, pierde cuidado.

    Por mi parte, expuse mi irrefutable argumento, sin pretender convencerte, porque soy gentil.

  43. Barrios: tu argumento, fundado en teorías que no han sido acogidas por el derecho positivo, no es capaz de superar los obstáculos que le plantea la Convención de Viena sobre el derecho de los tratados, partiendo por lo que dispone su artículo 27 que deja sin efecto todo tu argumento fundado en normas internas de Bolivia, y lo que establece el artículo 45; en consecuencia, tu argumento esta a años luz de ser “irrefutable”, por lo menos en la definición que de tal vocablo proporciona la Rae.

  44. A propósito del tema marítimo, van mis agradecimientos a Isabel Allende por haberse manifestado simpatizante de la reinvindicación marítima de Bolivia. Su obra, no es solo chilena sino universal e invito a todos los que gustan leer a disfrutar de su obra, tanto ficción como sus autobiografías. Su género puede clasificarse como “Realismo Mágico” en algunos de sus libros como “La casa de los espíritus” que leí con gusto. También leí Paola y El Plan Infinito acerca de su hija y su esposo respectivamente. De manera que insto a los bolivianos a leer a Isabel Allende. Alguien me dirá que no quiere consumir productos chilenos, a lo cual diría que de todas maneras siempre estamos comprando productos chilenos, muchos de ellos por contrabando. Sería un pelo mas del gato. Por otro lado, buena parte de la obra de Allende está impresa por editoriales de otros países.

    Volviendo a Isabel Allende, habría que reconocerle su simpatía por la causa maritma. Ella explica que vivió en Bolivia y que su padre conocía documentos que le ayudaron a tomar una posición en favor de la reinvidicacion marítima de Bolivia. No es el momento de especular cuales son estos documentos, pues existen suficientes documentos para sustanciar la posición boliviana respecto a sus derechos sobre nuestro Litoral usurpado. Instaría a universidades a reconocer a Isabel Allende por su obra universal y por el detalle del mar. Iba a decir el Cóndor de los Andes, pero no creo que queremos enemistarla con su tierra natal (nacida en Perú solo por motivos de trabajo de su papá).

    Isabel Allende pertenece a una familia importante de Chile que por su inclinación contraria a la dura costra militar y gubernamental de Chile, sufrieron asesinatos y exilio. Me imagino que le querrán caer a palos, pero el vivir en el extranjero le proporciona cierto blindaje. Digo “cierto” porque ya se sabe de asesinatos a control remoto (Letelier) así como también en casa, expresidente Frei y también Pablo Neruda (investigándose actualmente), así como el padre mismo de Bachelet, mostrando esa dura costra militar-oligarquica que persiste a lo largo de la historia chilena y que abierta u ocultamente maneja los hilos gubernamentales de Chile.

    Y volviendo al tema del mar, y analizando los obstáculos, algunos citados en este foro, apoyo la demanda ante La Haya, pese a todos los problemas que se pueden encontrar; es un camino que se necesita recorrer. Sera un proceso de aprendizaje y es mejor hacerlo cuanto antes para conocer los obstáculos a salvar.

    Y habrá que ver todo en forma integral, y aclarar que si bien también perdimos territorios con otros países, con Chile fue algo especial pues ellos tuvieron el proyecto especifico de evitar el surgimiento de sus vecinos al Norte y de destruir la hermandad Peruano-Boliviana, objetivo que lograron. Todo comenzo muy temprano y con Portales que claramente postuló que quería la hegemonía en el Pacífico y la destruccion de la Confederacion y desde entonces no cesaron en su lucha de debilitar a sus vecinos del Norte haciéndole un doble jaque mate a Bolivia, en 1904 y 1929, logrando axifixiarla desde entonces. Un territorio de 400 kilómetros de costa se vio reducido a la nada y la mezquindad chilena prevaleció, pese a que hubo sentimientos tal vez de culpa de parte de algunos, o tal vez de simple justicia de parte de otros, aunque mas cierto puede ser que eran decisiones estrategicas de conveniencia, porque fortaleciendo a Bolivia, o mejor, enfrentandola al Perú los dividia, consiguiendo sus objetivos. Asi surgieron propuestas chilenas de ofrecer territorios peruanos al mismo Daza el cual se negó y mantuvo lealtad a la Confederación. Estos ofrecimientos ya venían antes de la guerra, preguntándose uno, hasta donde llega el juego de Chile. Es ciertamente como un juego de ajedrez donde Chile mueve las fichas astutamente y en forma maquiavelica, nada que halague por supuesto.

    Así llegamos a estas instancias, a momentos de la denuncia, pero con la certeza de que luchar por objetivos nobles como el reclamo de nuestros territorios cautivos, es un trabajo que nos corresponde como nación. Y por el lado de Chile, se espera que traten de redimirse de la culpa de haber arrebatado territorios por la fuerza, en forma sangrienta, algo de lo que rehúsan acordarse y que tratan de olvidarse. Un verdadero síndrome de madre, que perdona y encubre a su hijo, pese a que éste pueda ser criminal o asesino.

  45. Pingback: 300.000 Visitas a este Blog | Carlos D. Mesa Gisbert

  46. Tiene toda la razón el distinguido ex Presidente de Bolivia, don Carlos Mesa Gisbert al quejarse del bajo nivel que ha adquirido este debate entre chilenos y bolivianos.Los insultos y agravios no llevan a ninguna parte, slvo a mas frustración boliviana y mas arrogancia chilena.Como peruano, pienso en la actitude del Pdte Daza al dar marcha atrás para no ir a defender Tarapacá en la guerra, y el abandono de dicha guerra por los bolivianos,lo que dentro del estilo que usan los participantes bolivianos , merecería insultos a ellos, y si pienso en los desmanes e inumerables saqueos chilenos en la Sierra peruana y en Lima (Biblioteca Nacional llevada a Chile, Archivos históricos llevados a Chile, desmantelamiento de la Factoria metal-mecánica de Bellavista (Callao) que permitia reparar maquinaria averiada de buques ingleses y de otras nacionalidades, robo de monumentos, etc. tendría como para agraviar a los chilenos sin cesar.PeroNO.. El odio y el agravio no es el camino en absoluto; por el contario empeora las cosas en todo sentido. No insulto a nadie,

  47. Si Bolivia va en seio a la CIJ de La Haya, en su Cancilleria tendrá a experimentados diplomáticos de carrer (¿los hay?) y los mejores juristas del país “armado el expediente” con fundamnteos o mas silidos posible, y EN SECRETO. Por tnato los bolivianos que escriben aquí no representan al caso que se presentara a la CIJ. Pues por lo que leído aquí sobre inconstitucionalidad del Tratado de 1904, su nulidad unilateral, pues van a La Haya habiendo prdido de antemano!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s