Provincianismo Flojera y Libertad de Expresión

 

Publicada en Página Siete, Los Tiempos, Correo del Sur y El Potosí el 2 de septiembre de 2012

El 24 de octubre de 2004 En una entrevista que me hizo Eduardo Pérez, respondí: “…creo que las elites cruceñas siguen entrampadas en una visión provinciana de las cosas, lo que no quiere decir que no entienda y no admire profundamente el que Santa Cruz esté donde está, porque no estaríamos hablando de Santa Cruz si…no hubiese generado en los últimos cuarenta años esta nueva dinámica constructiva y creativa”.

Al día siguiente de mi respuesta, la mayoría de los medios cruceños, especialmente la Red UNITEL secundada por Megavisión, Red Uno y los periódicos El Mundo y El Nuevo Día, titularon más o menos así: “El Presidente Mesa acusa a los cruceños de provincianos”. UNITEL hizo una encuesta callejera con esta pregunta: “El Presidente acusa a los cruceños de provincianos ¿Qué opinión le merece esa afirmación?” Encendieron así la mecha que prendió rápidamente como una estrategia de demolición de nuestra imagen. Esa campaña explica en buena medida el clima hostil que afrontamos en Santa Cruz hasta junio de 2005.

Esa tergiversación de lo que había dicho, no provocó una sola reacción de nuestra parte. Como Presidente no hice comentario alguno, ni lo hizo el ministro de La Presidencia, ni el portavoz, salvo cuándo se nos preguntó específicamente sobre el particular. No se nos pasó por la cabeza hacer un juicio a los medios y periodistas que habían actuado de manera tan mal intencionada, plenamente conscientes de que mi respuesta había sido no solo descontextualizada sino cambiada, ya que una referencia a las elites se hizo ver como una descalificación a todos los cruceños. ¿Cuál fue nuestro razonamiento? El de preservar por encima de todo la libertad de expresión como bien inestimable en una sociedad democrática. En la relación costo-beneficio, el costo pagado por el Presidente no se comparaba con el beneficio de mantener todas las libertades ciudadanas vigentes como un principio sagrado de cualquier gobernante constitucional.

En una situación más difícil de interpretar que la narrada, el Presidente Morales opta por un camino diametralmente opuesto. Su afirmación fue: “…En el Oriente boliviano, donde todo el año se produce, yo digo, solamente por falta de voluntad podemos ser tan pobres o no tener alimentos, mientras en el altiplano es diferente. Si hay helada, si no hay lluvia, si hay granizada, no hay alimentos, es una verdad eso, pero en el Oriente no, sólo por flojos podemos hambrear”. Una confusa forma verbal, usada como parte de la construcción de una frase, dio lugar a una lectura determinada de lo dicho. Si el Presidente hubiese afirmado. “…en el Oriente sólo pasaríamos hambre si somos (si fuéramos) flojos”, no se podría hacer extrapolación alguna. Pero no nos engañemos, este no es un debate gramatical, es un debate político.

Recordemos para empezar que el Presidente y su gobierno han acusado no una sino varias veces, a los medios de comunicación de ser sus principales opositores, de responder a los intereses de sectores conservadores y de tergiversar la información. Hay incluso el antecedente de un juicio de imprenta iniciado por el Primer Mandatario contra un medio.

La decisión de enjuiciar a  Agencia de Noticias Fides, Página Siete y El Diario, apelando a la Ley en contra de la Discriminación y el Racismo (la tipificación del delito en ese marco va a ser toda una pieza), responde a una lógica de amenazar para amedrentar. Sentar un precedente que obligue a medios y periodistas al peor de los caminos, la autocensura por temor a las acciones desmesuradas del poder en su contra.

Aún asumiendo que se le haya dado una interpretación mal intencionada a la frase presidencial, la reacción es una desmesura y sólo sería entendible en un régimen autocrático. No es aceptable en un escenario genuinamente democrático. Bastaba una aclaración de la ministra de Comunicación para zanjar una cuestión como esta, sobre todo en un gobierno que, a diferencia de quienes desarrollamos un mecanismo de institucionalización de los medios estatales, posee medios propios –es decir del gobierno más que del Estado- en prensa, radio y televisión, y cuenta además con varios medios muy influyentes francamente oficialistas.

Algo más ¿Olvidan los funcionarios del Ejecutivo la cantidad de veces, incluidos el Presidente y el Vicepresidente, que han usado adjetivos descalificadores, acusaciones sin respaldo, términos que pueden perfectamente entenderse como injuriosos contra sus opositores que, siguiendo su forma de reaccionar, ameritaban juicios en su contra? Recordaré simplemente un caso. El 22 de marzo de 2010 el Presidente Morales al referirse a tres expresidentes y un exvicepresidente nos calificó así: “Yo puedo entender que son delincuentes confesos y que se organizan en un sindicato para defenderse. A esa conclusión llego”.

Como ciudadano, como periodista con más de treinta años en el ejercicio de la profesión y como exmandatario, no puedo menos que considerar inaceptable este paso que da el gobierno, que vulnera el ejercicio de las libertades ciudadanas consagradas por la Constitución.

Anuncios

8 pensamientos en “Provincianismo Flojera y Libertad de Expresión

  1. Algo que no toma en cuenta, Carlos Mesa, es que en Santa cruz las elites se consideran “Santa Cruz’ y todo aquel que ose oponerse o que afecte a sus intereses personales “odia a Santa Cruz.
    En este contexto el juicio antiterrorismo que afecta a las elites crucenas ha sido habilmente utilizada por estas para endilgar al gobierno y al presidente Colla Evo un odio personal contra Santa Cruz.
    si sumamos a ello que entre los Collas ha habido de antes el “mote” de flojo al cruceno, representandolo como el “camba” hechado en su hamaca con un pie para abajo para balancearse.
    Ademas de lo anterior la oposicion cuya plaza fuerte es teoricamente Santa Cruz no pierde la occasion para hacer quedar mal a Evo o a Garcia Linera .
    Decir provinciano no constituye un insulto a pesar de que se hizo la mala interpretacion con el mismo objetivo “desprestigiar al Colla”.
    No nos olvidemos que todavia hay gente que aprovecha la rivalidad entre collas y cambas para provecho personal.
    A mi entender la mala interpretacion que se dio al discurso de Evo es politicamente dirigida y merece una explicacion de los medios que la difundieron y no excusarse en la libertad de expression para decir lo que quieren sus patrones.
    ANF agencia de noticias de la Iglesia catolica que ha visto afectado sus intereses financieros con la proclamacion del estado laico.
    Pagina siete cuyo dueno es :…..
    El Diario cuyos propietarios son claramente opositores.

    • Procaz! Doblar una verdad tan sencilla, tan clara, como que el presidente no pensó antes de hablar y que no hay interpretación pues dijo lo que dijo con toda intención, es ser procaz, con el único propósito político de crear una autocensura vil entre los periodistas. ¿Lo lograrán? No creo. Ya nos hemos dado cuenta, que pena por el gobierno, mentir o ser procaz, ya no nos convence aquí en el pueblo.

  2. Los plurinacionales deben hacerse cargo por haber sembrado resentimiento, entre su caterva, en contra del diferente, desde hace más de 6 años.

    Los plurinacionales se han ocupado de estigmatizar tanto a Sucre como a Santa Cruz, especialmente, y utilizarlas (con generalizaciones) comos chivos-expiatorios para la generación de fantasmas político-regionales.

    Los plurinacionales no pueden concebir que, fuera del titular de prensa (mal intencionado, descuidado, o no), causaron un irreversible daño en la percepción y animo del pueblo oriental, por su recurrente lenguasueltismo. Deben responder por ello.

    Los plurinacionales no pueden demostrar si la percepción de agravio del pueblo oriental fue provocada por el titular de prensa o por el discurso del servidor público Evo Morales de manera directa. El agravio está hecho.

  3. “En los tiempos de tentación autoritaria y de pérdida de la fe en las instituciones democráticas, el periodismo suele ser el último refugio de los sensatos. Y aun en las épocas menos aciagas, la comunidad vuelve sus ojos hacia él en busca de respuestas responsables a problemas complejos”. De ésta manera prologa Tomás Eloy Martínez el libro de Javier Darío Restrepo: “El zumbido y el moscardón”, en referencia al comentario que hizo Gabriel García Márquez, en los siguientes términos: “La ética no es una condición ocasional, sino que debe acompañar siempre al periodista como el zumbido al moscardón”.

    Con el párrafo anterior quiero referirme a la aparente falta de ética en el ejercicio del oficio de periodista en nuestro país. Confundir la libertad de expresión y la libertad de prensa con: “digo lo que me da la gana porque soy periodista”, es común en nuestro medio; principalmente por la irresponsabilidad o falta de experiencia del periodista y, peor aun, por la permisividad de sus superiores. No sabemos si al tergiversar las palabras del primer mandatario haya habido mala intención, o solo haya sido por falta de dominio profesional, lo cierto es que hay niveles superiores que deberían haber revisado el trabajo del informador antes de que salga a dominio público. Está por demás decir que cualquier oposición aprovechará esta situación para beneficio propio.

    Cuando usted hace referencia a lo sucedido en su periodo de gobierno y no hizo nada, porque: “(…) No se nos pasó por la cabeza hacer un juicio a los medios y periodistas que habían actuado de manera tan mal intencionada, plenamente conscientes de que mi respuesta había sido no solo descontextualizada sino cambiada, ya que una referencia a las elites se hizo ver como una descalificación a todos los cruceños. ¿Cuál fue nuestro razonamiento? El de preservar por encima de todo la libertad de expresión como bien inestimable en una sociedad democrática”. Esta temerosa tolerancia ha dejado un precedente negativo.

    En la Declaración de principios de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) sobre la conducta de los periodistas, dice: “8. El periodista considerará como faltas profesionales graves:(…) la distorsión mal intencionada”. De igual manera, la UNESCO en su Código Internacional de Ética Periodística señala: “3.- La responsabilidad social del periodista: En el periodismo, la información se comprende como un bien social, y no como un simple producto. Esto significa que el periodista comparte la responsabilidad de la información transmitida. El periodista es, por tanto, responsable no sólo frente a los que dominan los medios de comunicación, sino, en último énfasis, frente al gran público, tomando en cuenta la diversidad de los intereses sociales”.

    Me parece que algunos periodistas, a falta de recursos, caen en el sensacionalismo irresponsable que aprovecha el morbo para vender más. Este tipo de periodismo, practicado por Joseph Pulitzer y William Hearst en los años 1895-1898, a quienes el New York press denominara “amarillismo”, parece haber sentado bases en la prensa nacional.

    ¿Dónde están las entidades que deberían velar por el ejercicio de profesionales de la comunicación? Habría que ver si los medios disponen de manuales de estilo, códigos de ética y el código deontológico como documentos básicos sobre la cual funcione un medio escrito y/o televisivo. De otra manera se continuará incurriendo involuntaria o deliberadamente en la tergiversación de la información, con lo cual se dará pie a que cualquier gobierno de turno pueda representar al medio ante los tribunales de justicia, lo cual es definitivamente inaceptable.

    Saludos cordiales

    • Su comentario hace reflexiones correctas, pero una cosa no quita la otra. Como Presidente actué en consecuencia con mis convicciones de que el precio de la libertad vale la pena pagarlo. Como periodista coincido con Usted, más allá del riesgo que hoy vivimos ante la actitud autoritaria del gobierno, es evidente que nuestro periodismo atraviesa una crisis de profesionalismo, de valores, de autoregulación (que no autocensura).
      Es tiempo de una profunda reflexión, de una autocrítica seria y, sobre todo, de una actualización de nuestra Ley de Imprenta que requiere de varias modificaciones y añadidos

  4. Un poco irónico que se este espacio, donde el anfitrion solo publica comentarios alagadores, sea utilizado para tocar el tema de la libertad de expresion.

    No estoy de acuerdo con lo que hace Evo, pero politicamente hablando, son jugadas maestras. El juega ajedrez, mientras otros solo pueden jugar damas.

    El Sr. Mesa puede estar orgulloso de que no censuró y que no mando las fuerzas del orden hacer su trabajo bajo su presidencia, pero el resultado de esto es que esta presidencia fue una de las mas desastrozas en la historia del pais.

    Evo gobierna reconociendo la realidad del pais y cómo las mayorias (las cuales no necesariamente agrupan las mismas personas o intereses) mientras el Sr. Mesa gobernó teniendo en mente un pais y una población que era mas un reflejo de su ideal en lugar de la realidad.

    Me pregunto que evidencia en la historia de Bolivia sugiere que la manera en que el Sr. Mesa gobernó es la correcta? No, la historia mas bien demuestra que Evo sabe que tipo de Presidente tiene que ser si quiere manternerse en el poder.

    • Es bueno comprobar que para muchas personas el respeto a los derechos humanos y a la vida de los compatriotas conduce a “una de las presidencias más desastrosas del país”. Lo que vale para los buenos jugadores de ajedrez político son los resultados, al precio que sea, por ejemplo las 52 muertes que se han producido en este gobierno como producto de enfrentamientos entre las fuerzas de represión estatal y los ciudadanos, o en un caso por omisión de la presencia de fuerzas del orden en el momento adecuado. Conozco varios gobiernos, no muy lejanos en el tiempo, que actuaron del mismo modo y han sido condenados por violación a los DD.HH.
      No dudo que morales sabe qué tipo de Presidente tiene que ser si quiere mantenerse en el poder….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s