Una Carta a Propósito de “Soliloquio del Conquistador”

tlaxcala_-_palacio_de_gobierno_-_verhandlungen_spanier_-_tlaxcalteken_2

El día 5 de enero de 2017, el novelista español/guatemalteco Francisco Pérez de Antón me escribió una carta valorando mi novela “Soliloquio del Conquistador”, que coincide con la reciente aparición de su segunda edición. Pérez de Antón, destacado novelista en Guatemala, mención de honor del premio de narrativa “Juan Rulfo” y premio nacional de literatura “Miguel Ángel Asturias”, ha escrito entre otras, las novelas: “Los Hijos del Incienso y de la Pólvora”, “En Corteza de Amate” y “El poso de la espuma”.

Mi querido amigo:

Muchas gracias por su respuesta, pero sobre todo por su estupendo obsequio, pues así considero su “Soliloquio del Conquistador”, un libro en verdad estupendo sobre un asunto que ha sido de mi constante interés desde que vine a Guatemala con 23 años para casarme con una guatemalteca. Entender un proceso como el que usted tan brillantemente expone, exige la encarnación de una cultura en otra, como pienso que es mi caso. Por eso he disfrutado tanto una obra que registra tan encontradas y hondas emociones, las cuales usted ha sabido recrear tan bien en la transida voz del conquistador, tarea de muchísimo mérito por tratarse de algo muy difícil de hacer.

No es sencillo meterse en la piel de dos personajes como los de Cortés y Marina cuyos amores debieran inscribirse en el panteón de los más difíciles que en la historia han sido. Solo el talento de un magnífico escritor como lo es usted, sus amplísimos conocimientos históricos y su sensibilidad para penetrar en dos vidas tan dramáticas como las de este hombre y esta mujer excepcionales, podría haberlo hecho. Me encantaron, en especial, su narración del legendario episodio de Cajamarca, el drama de los trujillanos en el Perú, el debate de Sepúlveda y Las Casas y la sin par aventura de Gonzalo Pizarro.

Pienso desde muy chaval —cuando la literatura se apoderó de mi ser y de mi vida— que la épica y la lírica son los géneros literarios por antonomasia y usted ha sabido combinar ambos con maestría hasta lograr una narración absorbente, repleta de un lirismo excepcional. La reflexión final de Cortés me conmovió, debido a que, en gran medida, es algo que sentimos los españoles que elegimos un día América como segunda patria. Por último, escuchar la voz de Marina y la de Abraham Martín Bohórquez, vástago este último del peculiar mestizaje cultural boliviano, según adivino, completan una lectura gratificante y enriquecedora.

Mi más efusiva felicitación por esta magnífica obra, mi gratitud por haber pensado en mí para que la leyera y un muy afectuoso saludo con mis más sinceras muestras de amistad,

Fco. Pérez de Antón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s