Bolivia en La Haya. Una Entrevista que explica Nuestros Argumentos

171729

El 2 de noviembre de 2014 el periódico ABC de Asunción publicó una entrevista que me hizo el periodista H Salazar.

Transcribo fragmentos relevantes de esa conversación que, creo, son útiles después de que Bolivia ha entregado a la Corte Internacional de Justicia, su respuesta a la Demanda preliminar de Incompetencia que ha hecho Chile.

ABC Color

-¿Cuál es la base de la demanda boliviana?

Bolivia no pone en cuestión el tratado que firmó con Chile en 1904. Bolivia plantea que Chile le hizo, a lo largo de casi un siglo, una decena de compromisos formales de otorgarle a Bolivia una salida al mar y nunca los cumplió. Y ese elemento, los compromisos formales que un Estado se compromete con otro Estado, genera compromisos jurídicamente exigibles.
Sobre esa base Bolivia plantea ante la Corte Internacional algo muy sencillo pero muy importante: que obligue a Chile a sentarse a negociar para que como producto de una negociación se le otorgue a Bolivia un acceso soberano al mar.
No sobre la base de modificar ningún tratado sino sobre la base de los compromisos que unilateralmente le hizo Chile a Bolivia durante casi un siglo.

-¿Qué territorios, cuánto territorio quieren ustedes?

-Ningún territorio específicamente en términos de lugar ni de tamaño. Eso será producto de la negociación. Lo que nosotros queremos es un acceso soberano, por supuesto útil, que Bolivia pueda utilizar. Pero no hay ningún preconcepto. Nosotros no vamos a poner ninguna condición previamente. Por eso pedimos una negociación. Que la Corte obligue a Chile a sentarse a negociar con Bolivia.

-Chile no acepta…

-Cuando nos sentemos por obligación de la Corte, porque Chile no lo quiere hacer voluntariamente, en esa negociación se establecerán condiciones, lugares, superficie, etcétera. El secreto está en no plantear ningún tipo de preconcepto que establezca limitaciones o que pueda ser malinterpretado. Como producto del diálogo se tendrá que llegar a un acuerdo entre las partes.
La novedad del planteamiento boliviano no es pedirle a la Corte un espacio específico en un lugar específico, sino que Chile cumpla lo que se comprometió y la base de la negociación sean las promesas que Chile hizo a lo largo de casi un siglo.

-Esa guerra terminó hace más de un siglo…

-Sí, señor…

-Y ese tratado también tiene más de un siglo…

-Exactamente.

-Habiendo pasado tanto tiempo, ¿ustedes creen que el reclamo tiene vigencia aún?

-Primer punto: no estamos reclamando nada con respecto al tratado. Bolivia respeta el tratado. Cumple el tratado.

-¿Qué reclaman entonces?

La presidenta (Michelle) Bachelet firmó con el presidente Morales la llamada agenda de los 13 puntos. En el punto número 6 está el tema del mar: “Disposición para discutir” la soberanía de Bolivia, un punto que el gobierno de Chile nunca aceptó abrir.

Lo que nosotros decimos es que después del tratado, y al margen del tratado, Chile se comprometió varias veces a darle soberanía a Bolivia al margen del tratado de 1904, y no cumplió. Y existe jurisprudencia al respecto, es decir, eso es jurídicamente válido. En la Corte Internacional de Justicia, cuando un Estado se ha comprometido con otro Estado voluntariamente a hacerlo, tiene la obligación de cumplirlo. Y eso es lo que Bolivia está pidiendo.

-Si recurren a La Haya ¿quiere decir que Chile cerró sus puertas para conversar?

-Nunca están cerradas. Bolivia ha dicho claramente que si Chile quisiera negociar y hacer un diálogo con resultados, Bolivia está dispuesto a ello pero Chile no está dispuesto a entrar en una negociación.
Chile incluso no está dispuesto a aceptar la jurisdicción de la Corte. La objeta. La pregunta que uno se hace es que si Chile es un país democrático como es y respetuoso del derecho internacional ¿por qué no se somete a la jurisdicción de la Justicia como lo hizo con el Perú?

-¿No hay otras alternativas de negociación que no sean tan complejas como pedirle parte de su territorio a Chile, como una zona franca, por ejemplo?

-El concepto de debate de Bolivia no está vinculado a libre tránsito o a una zona franca. Está vinculado a soberanía porque los costos que implica el tener un acceso con facilidades pero con restricciones es alto y porque formar parte activa de la Cuenca del Pacífico, que es la cuenca de desarrollo económico más importante del siglo XXI, es un imperativo en un caso como Bolivia, porque Bolivia tuvo mar. Si hubiese sido un país mediterráneo toda su vida no hay razón para pedir lo que nunca se tuvo, pero en este caso es un elemento estratégico, clave. Hace una diferencia económica fundamental…

-¿Bolivia estaría dispuesto a ceder parte de su territorio a Chile a cambio del mar?

-En el diálogo estamos abiertos a debatir con Chile. Sería imprudente de mi parte mencionar cuáles son los elementos de negociación potenciales de Bolivia.

-Le repito. Si Chile pide a cambio parte del territorio de Bolivia, ¿su Gobierno estaría dispuesto a canjearlo?

-Repito la respuesta, igual que cuando usted me preguntó qué es lo que Bolivia pide, qué superficie, qué terreno… La respuesta es: “no hay ningún preconcepto”. Bolivia no va a plantear antes del fallo de la Corte absolutamente nada, porque sería imprudente, porque generaría prejuicio en una u otra dirección de la otra parte. La lógica de Bolivia es “empezaremos a discutir las condiciones del diálogo cuando el diálogo sea forzado por la Corte en un fallo favorable a Bolivia”.

-Es complicado para gente que miramos desde afuera…

-No es complicado. Nosotros estamos presentando un juicio en un escenario de paz. La Corte Internacional de Justicia ha sido creada para resolver pacíficamente controversias entre Estados. El secreto de nuestra posición pacifista es que no estamos entrando en una lógica de agresividad o de confrontación, no. Estamos encontrando el escenario que el mundo ha creado para resolver conflictos que es la Corte.

-Si Bolivia plantea recuperar su territorio, ¿Paraguay también puede plantear a Argentina y Brasil que devuelvan los territorios que le sacaron en la Guerra de la Triple Alianza?

-Le explico algo que creo que usted no ha entendido bien. ¿Cuál es la diferencia entre la hipótesis que usted plantea?, que al margen del tratado de 1904, Chile, en más de una decena de oportunidades, voluntariamente le ofreció a Bolivia darle salida al mar. Esto quiero que usted lo entienda bien. Chile fue el que nos ofreció el mar. Si Brasil les hubiera ofrecido devolverles a ustedes el territorio que les arrebato podrían hacer un juicio. Pero no lo ha hecho y me da la impresión de que Argentina nunca le ha ofrecido a Paraguay devolverle nada. Me da la impresión de que Gran Bretaña jamás le ha escrito una línea a Argentina ofreciéndoles cederle las Islas Malvinas. Fue Chile el que nos ofreció una salida soberana al mar. Esa es la diferencia con el reclamo de México con Estados Unidos o de Argentina con Malvinas, causa que por supuesto Bolivia respalda.

-¿Por qué Bolivia puede jurídicamente y otros no?

-Porque Bolivia no se basa en una voluntad maximalista ni se basa en que quiere modificar un tratado existente. Se basa en los compromisos que Chile hizo. Quiero subrayar: es un tema jurídico. No es un tema de sentimentalismo ni de buena voluntad, ni que “me han robado y quiero que me devuelvan”, no. Es un tema jurídico.
La Corte Internacional de Justicia reconoce que cuando un país le compromete con algo a otro país, yo puedo demandar a ese país que me ha hecho el compromiso. Si Paraguay tuviera un caso parecido y tiene un documento del Gobierno del Brasil que dice: “Mire, yo estoy dispuesto a devolverle el territorio que le quité”, Paraguay podría hacerlo pero me da la impresión de que eso no ha ocurrido. Es la diferencia de fondo de por qué Bolivia puede hacer este juicio, y eso no modifica en absoluto la arquitectura internacional ni da lugar a que todo el mundo pueda hacer los reclamos que quiera…

-¿La demanda no entorpece el proceso de integración entre los países de la región?

-La respuesta es, es Chile quien entorpece este proceso, porque Bolivia no está reclamando 120 mil kilómetros ni está reclamando 400 kilómetros de costa que perdió. Bolivia está reclamando lo que Chile le ofreció. Ese es el punto. Quien entorpece el proceso de integración es un país que habiendo hecho una oferta formal se niega a cumplir su compromiso. Si Bolivia estuviera reclamando la totalidad del territorio perdido probablemente usted tendría razón. Pero la responsabilidad no es de Bolivia. El entorpecimiento del proceso de integración es una respuesta sencillísima de parte de Chile a una petición razonable basada en argumentos jurídicos.

-¿Cuánto puede durar un juicio así?

-El juicio entre Perú y Chile duró seis años.

– ¿Cuál?

-Perú le hizo una demanda a Chile sobre un territorio marítimo y la Corte falló seis años después de que Perú abrió el juicio. Falló mayoritariamente a favor de Perú. Razonablemente esto puede durar cuatro años más o menos. Estamos en el primer año. Pero hemos esperado 110 años. No tenga pena. No estamos preocupados. Podemos esperar seis pero estamos convencidos de que la Corte tiene en nuestra demanda elementos muy fuertes en favor de Bolivia.

-Ustedes no tienen relaciones diplomáticas…

-Bolivia rompió relaciones con Chile en 1978 y la razón es obvia, no es una relación fluida. No está resuelto el problema con Chile y mientras ese problema no se resuelva no habrá relaciones entre Bolivia y Chile.

Anuncios

39 pensamientos en “Bolivia en La Haya. Una Entrevista que explica Nuestros Argumentos

  1. Aparentemente en Chile no esperaban que se demande todas esas falsas promesas y documentos firmados. Resguardados en el infame tratado impuesto por Chile en 1904 y en un desproporcionado ejército que han ido acumulando hasta el día de hoy, han firmado compromisos en ámbitos multilaterales en los que se comprometen a solucionar el tema de mar con soberanía para Bolivia aparentemente solo para resguardar una fachada con la comunidad internacional.

    Ahora que es claro que lo que esta en tela de juicio no es el infame tratado impuesto por Chile, sino que se pide que se honren todas esas promesas y firmas, se nota que Chile no puede dar la cara, y por ende elige el camino de la mentira y la desinformación. En buena parte para que esa fachada no se derrumbe.

    Más aún, en lugar de explicar (o si fuere el caso desmentir) cada uno de los puntos de la demanda Boliviana, deciden atrincherarse en el infame tratado impuesto e incumplido por Chile. Eligen usar ese tecnicismo, de que el tratado por haber sido suscrito en 1904 es anterior al pacto y por tanto intocable. Tales tecnicismos son conocidos que se usan, en diferentes situaciones, cuando la defensa no tiene ningún argumento sólido para encarar al tribunal. En mi opinión, la impugnación de Chile no va ha mover nada y lo saben, pero decidieron arriesgar la ética para ganar tiempo para buscar formas de explicar sus despreciables actos.

  2. Se insiste equivocadamente en denominar “compromisos”, con el agravante que se los califica de “formales” a documentos que no responden a dichos conceptos. Como se puede calificar de formal a un documento que no ha sido ratificado por el Congreso, cuando ese trámite precisamente es uno de sus requisitos formales, para existir y obligar? En la teoria boliviana, Argentina estaria obligada por el Tratado de Alianza de 1873 por el solo hecho de que fue aprobado por la Cámara de Diputados, faltando su votación en la de Senadores, mas los trámites posteriores.

    Se insiste en el error de atribuir a Chile la responsabilidad por el frecaso de las negociaciones, cuando hasta los propios historiadores bolivianos admiten que la responsabilidad es de Bolivia, caso del señor Ramiro Prudencio Lizón o del señor Walter Montenegro; acaso no fue el Congreso boliviano el que en 1895 modificó los términos del acuerdo alcanzado entre ambos gobiernos haciendo fracasar las negociaciones, acaso no fue Bolivia la que rechazó el canje territorial en 1975?

    Se insiste infructuosamente en negar que se pretende modificar el Tratado de 1904, cuando al mismo tiempo se admite que Bolivia desea costa soberana en el Pacífico por la relevancia que dicho Océano ha adquirido, y es evidente que el tratado es un obstáculo a dicho deseo.

    • Es usted el que insiste con lo mismo una y otra ves.

      Ya sabemos cuales son las definiciones que Ud. maneja, y viene acá a repetir.

      Ya sabemos que Ud. se busca excepciones, y viene acá a citar señores poco conocidos que hayan dicho algo que se ajuste a lo que Ud. trata de argumentar.

      Ya sabemos que usted no entiende que la demanda marítima boliviana en la Haya en el fondo no se refiere ni directa ni indirectamente al tratado impuesto en 1904. Sino hace referencia a los ofrecimientos que ha hecho Chile a Bolivia de mar con soberanía, incluso explícitamente mencionando que lo hacían al margen infame tratado.

      • Es acaso falso que Bolivia rechazo el canje territorial en 1975, o acaso en su particular versión de la “verdadera historia” Bolivia aceptó dicho canje?

    • Qué tiene que ver eso con la entrevista o con mi réplica a su comentario? La oferta formal de Chile de una cesión soberana a Bolivia de un corredor al norte de Arica en 1975 es uno de los muchos puntos en cuestión.

      • Es sorprendente que pregunte por el vínculo entre la pregunta que formulo y el contenido de la entrevista y el fundamento de lo que Bolivia plantea. Según el señor Carlos Mesa, Bolvia sostiene que Chile le ha efectuado “promesas” u “ofertas” “formales” de salida soberana al Pacífico, pero se omite deliberadamente señalar que Bolivia rechazó la condición impuesta por un determinado Gobierno de Chile para llevar a cabo tal propuesta, y ese rechazo boliviano no solo esta presente en la negociación de 1975 sino que en las otras, con excepcion de la de 1987 en la cual fue Chile el que no aceptó el planteamiento boliviano.

      • Me parece que usted se pierde en los casos particulares, lo cual no le dejan ver el conjunto que es en realidad el fundamento de lo que Bolivia plantea.

        De quién fue la culpa del fracaso de la negociación de 1975, en el que Chile ofrece formalmente a Bolivia una cesión soberana de un corredor al norte de Arica (territorio que pertenecía al Perú), no es algo que se haya discutido en esta entrevista, ese ofrecimiento formal de Chile es nada mas que un punto mencionado el la demanda.

        La idea del corredor ofrecido por Chile fue retomada en 1987, nuevamente hubo una oferta formal, y tampoco es algo que haya sido mencionado en la entrevista. Aunque es otro punto mencionado en la demanda.

        Por eso le digo que no tiene nada que ver su pregunta con el artículo, porque es como si Ud. quisiera venir acá a juzgar de quién fue la culpa de que no se haya concretado el corredor soberano para Bolivia en 1975, el artículo no se trata de eso.

        Tampoco es que se omita “deliberadamente” como usted sostiene, esto es una entrevista en la que el periodista busca aclarar sus dudas acerca de la naturaleza de la demanda. Lo que usted hace muchas veces es irse a la letra chica, incluso a las definiciones de las palabras, como si estuviese con un grupo de abogados o algo por el estilo.

        También le digo que su respuesta no responde a mi réplica, pues lo que yo le hago notar es que Ud. viene a insistir con los mismos argumentos una y otra vez. Los mismos ya se los han discutido más de una vez en artículos pasados — y eso que yo soy bastante nuevo en este blog.

        Cuál es el punto de venir acá a cuestionar a los demás acerca de cualquier cosa, lo sorprendente es que hasta de Melgarejo se les ocurre hablar, nada que ver.

      • . Le hubiera bastado volver a releer el inicio de la entrevista para captar la relación con la pregunta que formulo, pues frente a la pregunta del periodista paraguayo “Cuál es la base de la demanda boliviana?, el señor Carlos Mesa responde lo siguiente “Bolivia no pone en cuestión el tratado que firmó con Chile en 1904. Bolivia plantea que Chile le hizo, a lo largo de casi un siglo, una decena de compromisos formales de otorgarle a Bolivia una salida al mar y nunca los cumplió. Y ese elemento, los compromisos formales que un Estado se compromete con otro Estado, genera compromisos jurídicamente exigibles.”. Entonces como es el señor Carlos Mesa, vocero de la demanda, quien señala que Chile no cumplió, es que resulta pertinente preguntarse cuál fue la respuesta de Bolivia en cada una de esas negociaciones, si aceptó o no las condiciones que los respectivos Gobiernos chilenos propusieron, porque para que la “propuesta” surtiera efectos era indispensable que Bolivia aceptara, y que Bolivia no aceptara no es responsabilidad de Chile. No es casualidad o mero olvido que el señor Carlos Mesa omita es parte del hecho referido a cada una de las negociaciones, porque si lo mencionara, la obvia pregunta del periodista habría sido como es que, habiendo rechazado lo que en su momento se les propuso, lo quieren ahora, extemporáneamente, porque en el campo del Derecho cuando una oferta es rechazada simplemente caduca, deja de existir, por eso es que Bolivia prefiere callar sobre la respuesta que dio en cada ocasión.

      • Me obliga usted a responder nuevamente.

        Otra vez, usted se pierde en los detalles. Al margen de los motivos por los cuales las negociaciones no hayan llegado a un buen puerto. Es claro que a lo largo de más de 100 años — desde la usurpación del Litoral boliviano a través de la sucia invasión Chilena, antes y después del infame tratado impuesto por Chile en 1904 e incumplido en nuestros días, como también antes y después del pacto firmado en 1948 en el que Chile reconoce la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia que ahora intenta negar — Chile viene ofreciendo devolverle a Bolivia parte del mar que le ha robado.

        Esto no es extemporáneo como usted afirma, fíjese, por ejemplo, en la agenda de trece puntos acordada con su presidenta Bachelet, o como le di un ejemplo hace poco, para ilustrarle lo que usted mismo hace, en los últimos años diputados chilenos piden mar para Bolivia, así mismo, incluso este mismo año, senadores Chilenos piden que nuevamente que se haga un ofrecimiento formal al gobierno en La Paz para restituir una salida soberana a Bolivia. Este es un tema latente que debe ser resuelto mediante el diálogo, a lo cual Chile rehúsa, resguardado en su desproporcionado ejército.

        Si una de esas tantas negociaciones se hubiese concretado, el tema estaría resuelto, en este sentido es irrelevante que usted venga acá a acusar al ex-presidente mesa de “olvidarse a propósito” de mencionar los motivos por los cuales una de las tantas negociaciones ha fracasado. Si ese conjunto de negociaciones diplomáticas, acuerdos, declaraciones de altas autoridades Chilenas, cuyo fin es el de devolver a Bolivia parte del mar usurpado, dan lugar a derechos exigibles por Bolivia, es algo que va ha determinar el máximo tribunal de justicia de nuestro planeta después de analizarlo a lo menos 3 años.

        En lugar de venir acá a atacarnos a los comentantes o al ex-presidente Mesa, venga a dar su opinión con respecto al artículo y no a otra cosa. Por último, si le gusta tratar de poner al descubierto cosas que se “ocultan” no por casualidad ni mero olvido, empiece por su casa y no por la del vecino. Tiene mucho material en el cínico vídeo publicado por la cancillería Chilena, y eso sería como la entrada no más.

      • Frente a afirmación que yo hice acerca del rechazo de Bolivia a aceptar el canje territorial en la negociación de Charaña, usted pregunto cuál era el vínculo de esa afirmación con la entrevista del señor Mesa. Pues bien como lo señalé en el post previo, el vínculo consiste en que el señor Mesa en su entrevista señala que Chile no ha cumplido las “ofertas” o “compromisos” hechos a Bolivia, en circunstancias que ha sido Bolivia la que no ha aceptado lo que Chile plantea, y ejemplo de ello es Charaña.

      • Estimado señor Contardo
        Debo decirle algo
        Una sola promesa oficial y formal no cumplida es suficiente para justificar jurídicamente la demanda.
        Varias de esas promesas unilaterales no fueran hechas como parte de una negociación previa.
        En cuanto a Charaña. Esta usted equivocado. Quien rompió la negociación fue Chile. Lo hizo al rechazar de plano la respuesta del Presidente del Perú, Morales Bermúdez, quien aceptó lo negociado entre Chile y Bolivia, ampliando su reconocimiento (que Chile no incorporaba) de mar territorial para Bolivia. Chile rechazó esa respuesta porque Perú proponia una soberanía tripartita de Bolivia, Perú y Chile en el último kilometro antes de la costa.
        Ese rechazo chileno fue, lo subrayo, anterior, muy anterior a la ruptura boliviana, tanto el rechazo a la compensación como, por supuesto, la ruptura de relaciones.

      • Señor Carlos Mesa.

        Debo manifestarle que no existe una promesa oficial y formal. Si existe un documento denominado Tratado de 1895, pero que precisamente no culminó su tramitación formal, razón por la cual no genera efectos jurídicos, y lo mismo cabe señalar del documento del año 20; los de 1950, 1975 y la Agenda de 13 puntos, son emitidos por los respectivos gobiernos pero no cuentan con ratificación por los respectivos Congresos, tramite indispensable en relación a la materia sobre la cual recaen.

        Sobre Charaña, diferente a la suya, es la opinión de sus compatriotas los señores Ramiro Prudencio Lizón, Marcelo Ostria Trigo, y Jorge Siles Salinas. Don Ramiro, en su libro “Historia de la negociación de Charaña”, pagina 359 señala “El fracaso de la negoción más importante del siglo XX como fue la de Charaña, es imputable evidentemente al gobierno del general Banzer. Pero éste no es el único. También lo son todos los políticos, internacionalistas, miembros de los medios de comunicación escrita y verbal del país, que constantemente criticaron e hicieron una oposición tenaz contra la marcha de la misma”; el señor Ostria Trigo, en artículo titulado “Charaña y un general chileno”, señala “En 1975, a los bolivianos nos faltó unidad, la que nace de saber que se trata de una causa nacional. Predominó la política interna, pues se trataba de evitar que un régimen tuviera éxito en una negociación histórica.”, y el señor Jorge Siles Salinas señaló “Charaña fracasó, primero por la intervención negativa del Perú, y, segundo, porque Bolivia se mostró intransigente ante la exigencia chilena de que la extensión de territorio, que conllevaría el acuerdo para darle una zona portuaria a Bolivia al norte de Arica. Chile exigió compensación mediante canjes territoriales. Se dijo en Bolivia que se tratarían de zonas muy ricas en minerales, en recursos hídricos…”, en artículo titulado “Pinochet pudo dignificarse con un mar boliviano”.

        Atentamente.

      • Señor
        Entiendo su lógica y le respondo sabiendo que su lógica va por otros caminos, simplemente para cerrar la idea.
        1. En el derecho internacional sobre el que Bolivia basa su demanda, se basa obviamente en compromisos y promesas formales que obviamente no son ni acuerdos ni tratados ratificados, de serlo el tema ya estaría resuelto. Esa es la lógica, formal y oficial es una promesa suscrita por un ministro de relaciones exteriores por ejemplo. En cuanto a charaña como bien escribe Jorge Siles, cronológicamente no hay duda, el no de Chile a Perú es anterior a las críticas internas de bolivia a las que se refiere Prudencio.
        En todo caso, siga adelante con sus tesis. El debate es siempre enriquecedor
        Reciba como siempre un cordial saludo

      • Usted no tiene remedio.

        Ya sabemos de las definiciones que usted se ha encontrado para poder decir que no hay promesas formales y venir acá a molestar.

        Hay varias promesas formales seguramente muy explicitas en la memoria boliviana, que aparentemente Chile sabe que no puede refutar por preferir tratar que la CIJ se declare incompetente en lugar de ir a probar lo contrario y zanjar el problema.

        Nuevamente viene usted con su “información”, ya sabemos que usted se va a sacar cualquier fragmento que se ajuste a lo que quiere argumentar y lo pega acá para contaminarnos.

      • Estimado Sr Mesa, vocero de la demanda marítima boliviana,

        No concuerdo con usted en alentar a Marcelo que siga adelante con esa su tesis, porque ya le hemos explicado más de una vez sus falencias y aún así viene a repetir lo mismo una y otra vez a este blog independientemente del artículo.

        Por eso es que yo me he expresado diciendo que “no tiene remedio”, porque es lo mismo, casi invariante, que viene a repetir una y otra vez.

        Concordaría con usted en que enriquece el debate en caso de que trajera elementos nuevos, pero el señor Contardo básicamente repite.

        Es como si yo tomara una de mis tesis, que copio de un anterior post y lo pego aquí:

        “Si Chile cree tener la razón, lo correcto es que vaya al juicio y demuestre ante la corte que todos los ofrecimientos formales que hizo, y los documentos y compromisos firmados por sus autoridades, no dan lugar a ninguna obligación. El que nada hizo nada teme. Sin embargo, el haber recurrido a los mecanismos para evitar argumentar ante la corte y paralelamente haber optado por el camino de la mentira y la desinformación tanto hacia su pueblo como hacia la comunidad internacional, sin duda alguna, muestran que saben que no pueden probar su inocencia.”

        y yo empezara a copiar y pegar en los diferentes artículos casi independientemente de su contenido. Sin duda resultaría molesto. Más aún, viene Marcelo acá a interrogarnos muchas veces, como yo lo veo, como si pensase que estuviese con un grupo de abogados. No tengo problema en que alguien plantee algo diferente y me pregunte por una opinión, pero el señor Contardo lo que hace es venir acá a intentar juzgar. Peor aún, cuando no repite viene a pegar fragmentos de texto que re-busca claramente de una forma sesgada para contaminarnos. Yo no alentaría tal actitud.

        Esa es mi opinión, y bueno, como me molesta bastante esto que hace Marcelo, me va ha disculpar usted si en algún momento, cansado del repetido debate con el Sr. Contardo, empiezo yo a copiar y pegar alguna de mis tesis en los diferentes artículos a manera de protesta.

        Saludos cordiales

      • Señor Carlos Mesa.

        1.- Mi lógica es muy simple, se fundamenta en la Carta de Naciones Unidas su artículo segundo número siete, en la Convención de Viena sobre el derecho de los tratados, en el Estatuto de la Corte de la Haya, en el Reglamento de la Corte, en los trabajos de la Comisión de Derecho Internacional relativos a los actos unilaterales como fuente de derechos, particularmente en los requisitos copulativos que se han establecido para poder configurarlos, y en los diferentes documentos emanados de las negociaciones habidas entre Chile y Bolivia.

        2.- En esa lógica, un documento de un ministro de relaciones exteriores, como es el caso que Usted propone, referido a una materia respecto de la cual, por mandato de su normativa constitucional, se requiere la intervención del poder legislativo no constituye un acto jurídico unilateral al no ser autónomo. Sin perjuicio de ello, la contraparte de ese ministro de relaciones exteriores tampoco puede alegar ignorar, porque el derecho se presume conocido, que para el caso en que llegara a prosperar la negociación, porque existe la posibilidad de que fracase, el producto de esa negociación está supeditado en sus efectos jurídicos a trámites posteriores; de suerte tal que esa contraparte no puede formarse ninguna expectativa legítima respecto de un solo resultado posible de la negociación, pues esta puede fracasar en diferentes niveles, y ese fracaso está dentro de las reglas.

        3.- En cuanto a Charaña: a) La respuesta de Perú, a la consulta de Chile, es bastante posterior en el tiempo a la fecha del documento chileno entregado a Bolivia en el cual se plantea como condición el canje territorial; y entre ambas fechas no figura la aceptación por parte de Bolivia de dicho canje; b) Hice mención a Charaña porque Usted en la entrevista que motiva este artículo de su blog señaló que la demanda de Bolivia se plantea sobre “una decena de compromisos formales de otorgarle a Bolivia una salida al mar y nunca los cumplió”, frase con la cual Usted está atribuyendo el fracaso de las diferentes negociaciones a Chile, conclusión que está en contra de lo que al respecto opinan otros diplomáticos e historiadores bolivianos, algunos de ellos actores principales de dichas negociaciones o testigos presenciales; pude haber citado la negociación de 1950 respecto de cuyo fracaso el señor Jorge Gumucio Granier se lo atribuye a oposición interna en ambos estados, o pude haber mencionado que el Congreso boliviano en 1985 modificó los términos del acuerdo alcanzado por ambos gobiernos, haciendo fracasar la negociación, pero estoy seguro de cual habría sido la reacción del periodista paraguayo, de haber estado al tanto de dichos antecedentes.

        Atentamente.

      • Señor Contardo, otra vez empobrece Ud. el debate.

        1 No se esta cuestionando ningún tratado
        2 Actos de gobernantes comprometen la fe de un estado
        3 Chile rompió la negociación de Charaña

        Aquí le dejo una lista blogs http://2010-2014.gob.cl/blog/ por favor no nos contamine con su “información”. Vaya a comentarle a su ex-presidente Piñera.

    • ERROR del señor CONTARDO; no toda oferta ni todo compromiso de un Estado requiere aprobación de su Congreso. Ni tampoco en el caso de los Tratados.La Constitución del Perú señala taxativamente qué Tratados deben ser aprobados por el Congreso, según el tema que constuya su contenido. ¿Los ofrecimientos de Chil a Boliviaentonces carecen de valor por no tener aprobación del Congreso chileno? No habría diplomacia posible entonces, salvo los cocteles en las Embajadas,

  3. Donde estaba? Entre los antecedentes que podrian ser parte de la presentacion en la Haya y que deberían tomarse en cuenta, es necesario seguir analizando las raíces del conflicto chileno-boliviano.

    Continuando con la breve historia de cómo el Litoral boliviano fue arrebatado por los chilenos se puede citar el punto de partida y la malévola idea base de Diego Portales que se convirtió en la doctrina (sí, leanse el RAE: Conjunto de ideas u opiniones religiosas, filosóficas, políticas, etc., sustentadas por una persona o grupo. ) chilena que fue:

    – Eliminación de la Confederación Perú Boliviana: Hoy en día cumplido. Pero fueron mucho más allá pues posteriormente lograron enemistar a Bolivia y Perú, usando el “divide et impera” de Julio Cesar, divide y vencerás (porque tienen que valerse de todas las malas artimañas?).

    – Dominación del Pacifico: Cumplido en buena parte pues con la anexión de territorios Chile tiene mayor dominio de buena parte de las costas sudamericanas, por lo menos eliminó por completo a Bolivia (por ahora). Pero seguro que los otros países sobre el Pacífico, Perú, Ecuador y Colombia, no deben compartir la idea de que existe un “Dominador del Pacífico”.

    Así es como la doctrina Portales de dominación y envidia, consiguió sus nada honorables objetivos. Lo irónico es que este personaje, que mataría a su propio padre si se opondría a sus ideas (según sus propias palabras), quedó bien parado, relativamente, en la historia chilena, existe por lo menos una Universidad y una calle con su nombre. Y no es de extrañar. Pero fue fatal para Bolivia.

    Así que todo comenzó con las ideas cuasi hitlerianas de la doctrina Portales, que estaba basada en los bajos principios de dominación y envidia, que para vergüenza de la humanidad consiguió su objetivo en este caso, haciéndome dudar si es que no había un compromiso con el Hades de por medio, esto se entenderá mejor en la siguiente parte de esta historia.

    Portales de nuevo “…con ley o sin ella, a la señora que llaman Constitución, hay que violarla cuando las circunstancias son extremas y qué importa que lo sea…”.Van confirmándose los bajos principios de un tipo que tiene su estatua frente al palacio de la Moneda! Entonces se puede entender que estos bajos principios de la doctrina Portales dejaron las semillas para el expansionismo chileno posterior.

    Será la influencia de este pensamiento que ha hecho que Chile, hoy en día, se ha negado a abrir conversaciones sobre cumplir ofrecimientos de soberanía realizados en muchas ocasiones, usando la incompetencia de la Haya, poniendo en suspenso la demanda boliviana.

  4. el periodista no es bruto,solo que para el resto del mundo es ridículo entender el tenor de la demanda y que se siga molestando 100 años después, es ridículamente incomprensible ..Bueno y en el titular dicen que el periodista es uruguayo,me pregunto a quien le cuesta entender.?

    • No es incomprensible ni mucho menos ridículo. Un poco difícil de entender quizás por la fachada que todavía cubre los depravados actos del pasado más la campaña de desinformación desatada por Chile.

      De todas maneras para eso se dio la tarea al señor Carlos, para explicar y lograr que se entienda bien la demanda.

      El titular no dice nada del periodista, aunque las primeras lineas mencionan que el periódico es de Asunción (y por cierto Asunción es la capital de Paraguay y no una ciudad de Uruguay), el periodista Salazar bastante perdido en el tema.

  5. Ocurre que el periodista es Paraguayo , y trato de todas las formas posibles hacer una analogía de la reivindicación Boliviana del Mar con la causa Paraguaya de la guerra de la Triple alianza. Que por supuesto no son comparables para nada.

    • Andres

      Hay que tomar en cuenta que esta entrevista no era para un público boliviano, era para el público paraguayo, por tanto la entrevista fue acorde a lo que preguntaría un paraguayo.

      Ademas son solo dos preguntas relacionadas a Paraguay respecto de mas de 15 preguntas relacionadas al tema boliviano.

      Saludos

  6. No voy a see my duro con el periodista paraguayo por desconocer el tema del mar boliviano, ni menos por no entenderlo. Asimismo descubrió el desconocimiento de ABC Color de muchos, que es uno de los periódicos mas importantes del Paraguay. Ni era necesario mencionar Asunción. Pero esto nos ayuda a entender cuan importante es el conocimiento de la historia entre Chile y Bolivia para poder comprender cuales son las razones por las cuales Bolivia hizo la demanda en la Haya.
    No se trata de friamente ver un documento (vg. El tratado de 1904) y dar la razón a alguien. Se tiene que ver el contexto histórico de como un documento creado por los humanos para resolver un asunto resultó en una equivocación histórica. Volviendo al tratado de 1904, su imbalance es indicativo de que hubieron fuerzas mayores, como la amenaza militar lo cual está registrado en la historia.

    Entonces, estamos ante un caso en que se premió aquel que violentó y arrebató territorios para posteriormente legalizarlos con un tratado. Ese es el meollo del asunto, como algo injusto y obtenido mediante una guerra puede hoy en dia considerarse legal. Pero en este particular caso entre Chile y Bolivia, el asunto no puede ser visto en blanco y negro. Si bien hubo el acto de avasallamiento de territorios, también hubo el loable reconocimiento chileno, en muchas ocasiones de que Bolivia debe tener acceso al Pacifico. Y dirán por ahí que no vale nada porque no fue ratificado, aunque si sucedió ello por lo menos en una ocasión, que le falta una palabra clave al compromiso, etc. El asunto es que esto es perderse en tecnicismos unidos a mala fe, para evitar reconocer que los ofrecimientos chilenos fueron serios y sinceros, y esto deberíamos dejarlo en manos de la CIJ, no con la esperanza de ver un milagro sino con la convicción que nuestra causa es justa. Esa sinceridad debería contar y debería pesar más que documentos o acciones incompletas, así digan que en derecho internacional la “justicia” no cuenta, etc.

  7. ” también hubo el loable reconocimiento chileno, en muchas ocasiones de que Bolivia debe tener acceso al Pacifico. ”
    No le veo nada loable en esto, en la mayoria de las ocasiones lo han hecho solo para avanzar su agenda portaliana o salir de una encrucijada peligrosa para ellos, lo usan como un señuelo para avanzar y sacar ventaja en otros temas que les interesa, nada mas.

  8. Alguna vez en su vida las personas han recurrido a la mentira, o a las medias verdades para justificarse en posturas, que al menos son caprichosas, sin pensar en la mala fe.
    Respetando las distancias y guardando relación con la envestidura de autoridades electas, debemos pensar que, su representatividad es una responsabilidad muy grande y por ello cuidan y evitan ser muy ligeros al emitir opiniones, al participar en foros internacionales, cuando son entrevistados por periodistas y los distintos medios de comunicación, incluido el presente; por tanto, el accionar de cancilleres, ministros y presidentes en ejercicio, es considerado “oficial” o “formal”; el tema que nos ocupa es polémico, no como lo sería la moda de Lady GA GA, sino mucho más importante, “trascendente” es un término apropiado, ya que se habla del pasado desafortunado de una país, del presente plagado de limitaciones, y con mayor énfasis del futuro de una nación de millones de personas que se verán afectadas directamente por el fallo de la CIJ.
    Es por lo descrito, que las discusiones que se entablan entre personas, podrían ser enriquecedoras en torno a un tema como el actual o pueden tornar un asunto importante en algo superficial o escaso de razones, ya que los participantes hacen prevalecer “su” lógica, sus argumentos y posturas, sin despojarse del orgullo, sin reflexionar detenidamente y espetar “ideas” en la intención de “tapar el sol con un dedo”.
    Es por la existencia de personas de toda índole, que se crean las cortes de justicia; donde gente idónea, personas con valores humanos que respetan a sus semejantes, que escuchan las razones y consideran ponencias de ambos contendientes, toman conocimiento de estos casos y se toman el tiempo prudente para emitir un fallo, tomar una decisión.
    Soy parte interesada, por lo que seguramente una sola idea mía vertida en torno al tema, echaría por tierra toda la introducción. Solamente quiero pedir a quienes participan, den a este problema su real dimensión. Gracias.

    • Podría explicar mejor su posición? No pude entender lo de la investidura, etc. Y tuve que leer mas de una vez para darme cuenta de que lado estaba. Y finaliza diciendo que no quiere dar su opinión.

      Me parece que este blog está orientado en una forma muy diferente a su pensar pues su anfitrión más bien alienta el debate e incluso lleva cuenta de cuantos participan. No creo estar equivocado. Y creo que es enriquecedor leer diferentes opiniones no importa de que lado.

      Siento en sus palabras una censura que puede ser algo diametralmente opuesto a lo que puede ser una sociedad democrática. El intercambio de ideas es algo positivo, es más, el mismo es un ejercicio que puede aclarar ideas y ayudar a uno a superarse a sí mismo, así sea minimamente.

      Por esto, no creo que su opinión al respecto del problema marítimo haga daño, por lo contrario puede aportar a muchos y también puede ser. un indicador de donde está nuestra sociedad.

      Es que la situación en Bolivia necesita de pensadores por lo cual no se debe cohibir ideas. A veces pienso que es desesperante la falta de intelectuales de nuestra sociedad y por ello pienso que más bien se debe incentivar la lectura, la inventividad. Tenemos que dar pasos adelante y un debate es saludable. Vamos, de su opinión por favor!

  9. Señor Mesa , usted dice que una sola promesa oficial y formal no cumplida es suficiente para justificar jurídicamente la demanda. Pero como no existe ninguna promesa oficial y formal , entonces no se justificaría jurídicamente la demanda? .-

    Otra duda que tengo , es que usted dice que el secreto esta en no plantear ningún tipo de preconcepto que establezca limitación o pueda ser mal interpretado . pero en la demanda se pide se obligue negociar pronto y efectivo para otorgar un acceso soberano al mar . si eso no es un preconcepto que es .-

    saludos.-

  10. Con ocasión de la presentación de la respuesta de Bolivia a la impugnación de la competencia de la Corte de la Haya, realizada por Chile en base al derecho contemplado en el artículo 79 del Reglamento de la Corte, el Presidente Evo Morales señaló a la prensa, televisada, que de acuerdo a la decisión de las Naciones Unidas “el mar era un patrimonio común de la humanidad”, para luego interpelar o emplazar a las autoridades chilenas a revisar su posición. Lo que el Presidente Morales no dijo es que esa categoría de patrimonio común de la humanidad las Naciones Unidas solo se lo atribuyen a aquel espacio geográfico denominado “alta mar”, pero para las Naciones Unidas ni el Mar Territorial (12 millas) ni la Zona Económica Exclusiva (200 millas) constituyen patrimonio común de la humanidad. Le hubiera bastado al Presidente Morales leer el Preámbulo de la Convención del Mar de 1982 para advertir el grueso error en que incurría, pues el Preámbulo dice “Deseando desarrollar mediante esta Convención los principios incorporados en la resolución 2749 (XXV), de 17 de diciembre de 1970, en la cual la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró solemnemente, entre otras cosas, que la zona de los fondos marinos y oceánicos y su subsuelo fuera de los límites de la jurisdicción nacional, así como sus recursos, son patrimonio común de la humanidad, cuya exploración y explotación se realizarán en beneficio de toda la humanidad, independientemente de la situación geográfica de los Estados,…”, pero también el sentido común pudo haber advertido al Presidente que su opinión era equivocada, porque si el mar fuera en su integridad patrimonio común de la humanidad, no sería necesario establecer límites marítimos entre las naciones. Las pretensiones del Mandatario boliviano al margen de lo que establece el derecho internacional son un obstáculo para relacionarse, porque nadie está obligado a satisfacer deseos de dicha naturaleza.

    La declaración del Presidente puede verse en http://www.cnnchile.com/noticia/2014/11/07/evo-morales-el-mar-es-un-patrimonio-comun-de-la-humanidad

    El texto de la Convemar en http://www.un.org/depts/los/convention_agreements/texts/unclos/convemar_es.pdf

  11. Con ocasión de la presentación de la respuesta de Bolivia a la impugnación de la competencia de la Corte de la Haya, realizada por Chile en base al derecho contemplado en el artículo 79 del Reglamento de la Corte, el Presidente Evo Morales señaló a la prensa, televisada, que de acuerdo a la decisión de las Naciones Unidas “el mar era un patrimonio común de la humanidad”, para luego interpelar o emplazar a las autoridades chilenas a revisar su posición. Lo que el Presidente Morales no dijo, es que esa categoría de patrimonio común de la humanidad las Naciones Unidas solo se lo atribuyen a aquel espacio geográfico denominado “alta mar”, pero para las Naciones Unidas ni el Mar Territorial (12 millas) ni la Zona Económica Exclusiva (200 millas) constituyen patrimonio común de la humanidad. Le hubiera bastado al Presidente Morales leer el Preámbulo de la Convención del Mar de 1982 para advertir el grueso error en que incurría, pues el Preámbulo dice “Deseando desarrollar mediante esta Convención los principios incorporados en la resolución 2749 (XXV), de 17 de diciembre de 1970, en la cual la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró solemnemente, entre otras cosas, que la zona de los fondos marinos y oceánicos y su subsuelo fuera de los límites de la jurisdicción nacional, así como sus recursos, son patrimonio común de la humanidad, cuya exploración y explotación se realizarán en beneficio de toda la humanidad, independientemente de la situación geográfica de los Estados,…”, pero también el sentido común pudo haber advertido al Presidente que su opinión era equivocada, porque si el mar fuera en su integridad patrimonio común de la humanidad, no sería necesario establecer límites marítimos entre las naciones. Las pretensiones del Mandatario boliviano al margen de lo que establece el derecho internacional son un obstáculo para relacionarse, porque nadie está obligado a satisfacer deseos de dicha naturaleza.

    La declaración del Presidente puede verse en http://www.cnnchile.com/noticia/2014/11/07/evo-morales-el-mar-es-un-patrimonio-comun-de-la-humanidad

    El texto de la Convemar en http://www.un.org/depts/los/convention_agreements/texts/unclos/convemar_es.pdf

  12. La declaración de incompetencia de la CIJ por parte de Chile en relación a la demanda boliviana es no más un recurso rebuscado para no enfrentar sus responsabilidades en cuanto al tema marítimo boliviano. “Que es parte de las reglas el hacerlo, etc.”, dirán, y por supuesto, está escrito y perdido por ahí, pero lo encontraron para usarlo y asi pretender eternizar la impunidad, el avasallamiento de territorios, el derramamiento de sangre, el pillaje y vandalismo de los chilenos en la guerra del Pacífico. Y van ignorar que deben redimirse del pecado mortal con el que nacen los chilenos al haber heredado territorios usurpados. Y posiblemente sería mejor que se vuelvan ateos en masa porque lo que hicieron va en contra de cualquier religión, excepto por supuesto aquellas que lidian con el diablo.

    Declarar incompetente a la CIJ no es lo más honesto pues al mismo tiempo quieren ser partes del orden mundial, porque todos sus tratados dependen de ello. Es decir, Chile aprovecha de organismos internacionales para hacer valer sus conquistas, pero cuando les toca afrontar responsabilidades, como en este caso, quieren escabullirse. Me recuerda al concepto también rebuscado, encontrado en un rincon y empolvado pues casi NADIE lo usa, de no apoyar a la Argentina en ocasión de las Malvinas al decir que Argentina atacó primero, que es la excusa diplomática, pues la verdad la saben todos, no pueden creer que pueden meter los dedos a la boca a todo el mundo, no pueden. Es casi como vivir al margen de la ley. Y Chile se aprovecha de estos organismos tibios e ineficientes para burlarse y hacerles muecas desde lejos cuando les conviene. Es mas, declaran una y otra vez que estos organismos, en otras palabras y traduciendo lo que quieren decir, no sirven para nada.

    Igualmente culpan a Daza para justificar la invasión, cuando hubieron personajes chilenos que emitieron sentencias de mayor calibre, como Portales y Konig, lo cual ameritaria una invasión, con la misma lógica chilena. Volviendo a las Malvinas, también ameritaria invasión de parte de todos los países americanos por haber faltado al TIAR. Pero los muy pillos saben que estos organismos son tibios y no harán nada contra Chile, o es que me perdí algo? Aprendieron a ser sinverguenzas y no se retractan. Hubo un abrazo entre Piñera y Cristina Kischner no hace mucho, y hasta mencionaron las Malvinas, para qué? No hubieron disculpas de parte de Chile por haber prestado sus cielos y haber permitido el espionaje en contra de la Argentina. Ni tampoco Chile se pronunció pro-americanista al preferir una potencia extra continental como Gran Bretaña. Chile no cambia desde la guerra del Pacifico cuando súbditos británicos se quejaron de los bolivianos y dieron lugar a la invasión chilena. Y no se pronunciarán en contra de Gran Bretaña, eso es un hecho pues preferirán británicos a sus hermanos americanos. Y la OEA mirará, callada no más al más antiamericano y díscolo de sus miembros, Chile. Y encima tienen a Insulza incrustado en la OEA para defender sus intereses, y ojo bolivianos, Insulsa tuvo opiniones en contra de una salida al mar para Bolivia.

    Asimismo, en el vídeo que hicieron los presidentes chilenos muestran un mapa de lo que fueron territorios bolivianos en forma reducida (?), indicando el paralelo 23 como límite entre Bolivia y Chile, cuando los tratados de 1866 y 1874 muestran el paralelo 25, tratando de meternos los dedos a la boca nuevamente, con que propósito? Pues para minimizar lo que fue boliviano, no importando la historia ni los documentos, una tergiversación descarada de la verdad, una muestra mas de lo arteros que pueden ser.
    .
    Pero todo este comportamiento chileno a lo largo de casi 200 años puede rectificarse en este siglo. Pueden demostrar que dejaron de favorecer potencias extracontinentales por encima de las americanas (estoy esperando) y que valores como la justicia deben respetarse, pero principalmente, pueden demostrar que tienen ganas de restablecer el equilibrio latinoamericano al abrirse a debatir el problema marítimo con Bolivia. El no hacerlo eternizará una situación injusta y continuará el malestar en las relaciones. Es de esperar que el nuevo chileno deje todo vestigio de la doctrina Portales de dominación y se acomode a un nuevo mundo donde prime verdaderamente “la paz y amistad”.

  13. Leo en sus palabras mucho dolor y resentimiento y hasta un poco de impotencia al no poder cambiar los hechos , pues le digo , usted no es culpable de nada , no se sienta mal , al contrario usted esta tratando de encontrar una solución a este problema histórico .usted como muchos están aportando a la solución , ustedes son la parte positiva del problema.

    Pero por otro lado , le pido que no pierda el sentido , lo de la CIJ son las reglas del juego , están dentro de su normativa , no es nada rebuscado ni nada que se le parezca ,usando su lógica si la corte se declarara incompetente es por que esta tratando de escabullirse y que no son honesto,cierto que no. trate siempre que la razón le gane a la sin razón .

    He escuchado planteamientos tan estúpidos en este blog , que yo los entiendo en un acto de desesperación , como por ejemplo que si Chile es inocente tiene que ir a la corte y no defenderse , usted se imagina cuantos tipos inocentes estarían en la cárcel ,por no defenderse.

    E l principio básico, el cual nos diferencia de los animales, es el de defenderse siempre,sea cual sea las circunstancias.

    En la guerra del pacifico todos sabemos lo que paso y yo al único pueblo que busca y veo que quiere redimirse es al pueblo Boliviano.

  14. El “Abrazo de Charaña”, lo entiendo como que Bolivia siga entregando territorios y riquezas a Chile a cambio de una salida al mar. ¿No ha sido suficiente la consolidación de Chile como país gracias a la guerra del Pacífico?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s