Juicio de Responsabilidades 8. El Campo Montecristo

 

Si bien el requerimiento acusatorio del Fiscal Gareca en contra mía por la supuesta no entrega de contratos al Congreso Nacional, no hace ninguna acusación referida a la firma de contratos, o a la naturaleza de su contenido, no está demás hacer una explicación en torno al famoso contrato del campo petrolero Montecristo.

1. El Presidente Carlos D. Mesa Gisbert no firmó ningún contrato petrolero. Ninguno de sus ministros del ramo firmó ningún contrato petrolero. El presidente de YPFB en su gestión no firmó ningún nuevo contrato petrolero,  lo que hizo fue regularizar un contrato preexistente.

2. El campo Montecristo fue concedido a La empresa Chaco S.A. en 1996, como producto de la licitación pública internacional que ésta ganó en el proceso de capitalización de 1994.

3. En el vol. 16 pags. 006003 y 006221 de documentos relacionados con YPFB sobre la Capitalización, se certifica que el campo Montecristo está en los balances de apertura de Chaco de 30.9.1996. El D.S. 24409 de 14.11.1996 autoriza a Chaco la inscripción de los campos obtenidos en sus libros. Chaco pagó los impuestos correspondientes al campo desde que este le fue otorgado en 1996.

4. Desde 1998 hasta 2003, Chaco envió siete cartas pidiendo a YPFB que regularizará el contrato del mencionado campo.

5. Cumpliendo una obligación legal inexcusable, el presidente de YPFB Jaime Barrenechea firmó el 9 de febrero de 2004 la regularización del Campo Montecristo.

6. El 23 de abril de 2007 el Presidente Morales promulgó la ley 3675 que ratifica el contrato de operación con la empresa Chaco que incluye, entre otros, el campo Montecristo, reconociendo el tiempo de explotación del mismo computable a partir de 1997.

Anuncios

2 pensamientos en “Juicio de Responsabilidades 8. El Campo Montecristo

  1. Estimado Sr. Carlos Mesa, al respecto del juicio de responsabilidades planteado en su contra, Ud. en los medios de comunicación siempre responde que los magistrados actuales fueron nombrados a dedo por el Presidente, que están inconstitucionalmente en dichos cargos, etc., para decir finalmente que dichos magistrados responderan a quién los nombró, y que la condena en contra suya es un hecho cierto, pero me pregunto, dichos magistrados son pues de una larga carrera académica y profesional, han escrito libros de derecho, son hombres que seguramente reflexionan a diario sobre las sentencias a dictar, son hombres de principios, que practican la ética, además que deben ganar muy buen sueldo, por todo aquello no creo que respondan a quíen los nombró, actuando como simples títeres. Ud. tiene su alegato para mí contundente y pienso que no es necesario utilizar eso de que fueron nombrados a dedo. A Ud. le tengo una alta estima.

  2. Le agradezco el comentario.
    Es un tema de principios, no tiene que ver con cuán capaces o no sean los jueces, tiene que ver con un principio elemental del derecho. No se puede ser juez y parte, el acusador no puede nombrar a los jueces que van a juzgar al acusado.
    Ese principio universal está consagrado por todos los tratados internacionales referidos a los derechos de defensa y de debido proceso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s