Mar. El Verdadero Sentido del Próximo Fallo de la CIJ

LA CIJ DA LA RAZ”N A COSTA RICA EN CONFLICTOS FRONTERIZOS CON NICARAGUA

Para estar en contexto en torno al momento actual del proceso judicial contra la República de Chile, el de la entrega de la Réplica boliviana a la Contramemoria del vecino país, es pertinente subrayar un elemento clave del fallo que pronunció la Corte Internacional de Justicia (CIJ) a la Demanda Preliminar de Incompetencia que presentó Santiago y que fue rechazada en todos sus términos.

Ese elemento es la precisión en torno a cuál es el objeto de la controversia, que es el que se dilucida en el tratamiento del fondo de la Demanda. Para la CIJ: “el objeto de la controversia es si Chile está obligado a negociar de buena fe el acceso soberano de Bolivia al Océano Pacífico, y, en caso de que esta obligación exista, si Chile la ha incumplido”.

Desechado completamente el argumento de que Bolivia intentó disfrazar en su alegato su objeción a la vigencia del Tratado de 1904, lo que está en juego es si Chile tiene o no una obligación pendiente con Bolivia, y cuál es exactamente la naturaleza de esa obligación lo que nos permitirá conocer los alcances de su cumplimiento.

Es evidente que cuando una nación somete un diferendo a la decisión de una Corte, existe la posibilidad de que el fallo sea favorable o contrario. Haciendo, además, una lectura de fallos anteriores de la CIJ, se podría incluso sugerir que vendrá un fallo “intermedio” o “salomónico” como un posibilidad alternativa a una decisión por una aceptación total o rechazo total de los pedidos del demandante. Sin embargo, si hacemos un razonamiento apoyado en los elementos jurídicos intrínsecos que están en juego, entenderemos mejor qué es lo que podemos esperar cuando la CIJ dicte su fallo después de recibir la Réplica de Bolivia, la dúplica de Chile y escuchar los alegatos orales de los equipos jurídicos de ambos países (lo que nos permite suponer que el citado fallo se conocerá en 2018).

Para comprenderlo es crucial tener en consideración que si la CIJ concluye que los Actos Unilaterales de Chile para con Bolivia, obligan a Chile a negociar con Bolivia, esa convicción no puede separar dos elementos que están indisolublemente unidos. La decisión de Chile de negociar con Bolivia tiene que ver con un solo y exclusivo tema: otorgarle a Bolivia un acceso soberano al mar. Las promesas y compromisos de Chile, explícitas y firmes a lo largo de varias décadas, establecieron las dos ideas como un corpus, como un todo inseparable. Ilustran inequívocamente este hecho, a título de ejemplo, dos documentos. El primero, la Nota firmada por el canciller chileno Walker Larraín de 20 de junio de 1950: “mi gobierno…está llano a entrar formalmente en una negociación directa destinada a buscar la fórmula que pueda hacer posible dar a Bolivia una salida propia y soberana al Océano Pacífico”. El segundo, la carta firmada por el canciller chileno Patricio Carvajal el 19 de diciembre de 1975: “Se consideraría (en la negociación)…la cesión a Bolivia de una costa marítima soberana”. Estos dos textos explican perfectamente que los compromisos de Chile expresan una voluntad integral que suma la negociación al logro de un resultado concreto. Es decir, la negociación en abstracto no estuvo nunca contemplada en ninguna de las promesas chilenas desde que se iniciaron las negociaciones bilaterales en 1920 y concluyeron en ese tenor y con ese contenido en 1983.

Sería sorprendente, en consecuencia, que el fallo –si considera que, en efecto, Chile tiene una obligación jurídica que debe honrar- separase la negociación de los contenidos y resultados consecuentes que le dan sentido. Un fallo que sólo obligase a Chile a sentarse a negociar con Bolivia sin establecer los motivos y objetivos de esa negociación, mutilaría la razón última de lo que Chile ofreció y que Bolivia demanda, una negociación con una solo meta, otorgarle a Bolivia un acceso soberano al mar.

Cuando en el citado fallo la CIJ aclaró que no podía adelantar el resultado de la negociación, no dijo que no consideraría la razón última de los compromisos chilenos y de la demanda boliviana, sino que –como es obvio- el objeto último de esa negociación es determinar las características y detalles de la cesión de un acceso soberano al mar a Bolivia.

Por todo ello, mi convicción es que si el fallo es favorable a nuestro país, siguiendo la coherencia del contenido y el espíritu de los Actos Unilaterales de Chile, no separará la negociación –sólo un medio- de su resultado: el acceso soberano al mar, el fin último y sustantivo de nuestra Demanda.

Anuncios

19 pensamientos en “Mar. El Verdadero Sentido del Próximo Fallo de la CIJ

  1. Señor Mesa,veo con claridad que está muy confundido, e interpreta erróneamente el fallo preliminar dictado por la Corte, la Corte ya mutilo el fin último, el del acceso soberano, porque la Corte, en su fallo preliminar,dejó muy claramente establecido , que el tratado de 1904, se le respeta su estatus jurídico, en otras palabras, el tratado de 1904 no se puede tocar ni modificar, por lo tanto, ya la Corte, eliminó toda posibilidad de que Chile entregue soberania. No existe ninguna posibilidad, que Bolivia tenga un acceso soberano al mar sin cambiar o modificar el tratado de 1904.- Por lo tanto ya no hablemos de un acceso o un corredor soberano, eso es imposible, la Corte ya eliminó cualquier posibilidad de canje territorial también, porque también habría que modificar el tratado, lo cual sabemos está prohibido por la propia Corte.-

    Con respecto al fallo final, de que la Corte le encuentre la razón a Bolivia( para mi eso es casi imposible), está totalmente equivocado al decir que no se puede separar la negociación del resultado. Porque la Corte ya lo dijo en su fallo preliminar, no es competencia de la Corte, el resultado de esa negociación, en palabras coloquiales, a la Corte no le interesa el resultado de esa negociación. Que de más está decirlo,pero de esa posible negociación el resultado depende exclusivamente de Chile.-

    Otra mala interpretación del fallo, es la parte que usted dice, que prácticamente el resultado de la posible negociación es para determinar las características y detalles de la cesión de un acceso soberano al mar, pero es que ya sabemos que eso es imposible por el fallo preliminar. 1)primero: es la demanda– 2)el medio; la negociación–3) posible resultado ( positivo o negativo)-

    Como se habrá dado cuenta, usted se salta del principio de la negociación a un resultado positivo para Bolivia y empezar a ver las características y detalle de como va hacer el acceso soberano boliviano.

    En resumidas cuenta, Chile siempre a sido muy sincero con Bolivia, y siempre le a dicho que sentarse a negociar para mejorar el acceso de bolivia al mar, no hay ningún problema, pero sin soberania.-

    • querido Ciro, lee nuevamente para hacer proceso de comprension de la lectura.
      un saludo afectuoso
      Andrea Roselio Rico.

      • Estimada Andrea, le puedo hacer un resumen, muchas palabras a veces enredan más.

        Hasta este minuto, que es lo que sabemos, por el fallo preliminar, emitido por la Corte.-

        PRIMERO: La Corte cerró toda posibilidad a la palabra “soberania” para Bolivia, porque dejo fuera de la demanda el tratado de 1904. dije algunos ejemplo, como el corredor apegado a la frontera con Perú o un corredor ( acceso) en cualquier parte, como por ejemplo por Antofagasta, el canje de territorial,estas tres soluciones ya no se pueden dar, porque necesariamente hay que cambiar o modificar el tratado de 1904. Es decir la Corte cerró la posibilidad a que Bolivia tenga un acceso soberano al mar, y solo es para mejorar el acceso No soberano de Bolivia al mar.-

        SEGUNDO: La Corte en su fallo preliminar, también dijo que de producirse esa posible negociación con Chile, no es competencia de la Corte evaluar el resultado de esa negociación, es decir, a la Corte no le interesa ese resultado, no lo evalúa.

        Hay que recordar que el tratado de 1904, fue el les arrebató el acceso soberano a Bolivia, para volver al mar con soberania hay que modificar ese tratado.-

        Por último, el resultado de esa posible negociación, va a depender única y exclusivamente de Chile.-

        Parece que ahora está un poco mejor, cualquier duda que tenga , no dude en preguntar, a su disposición estoy, saludos cordiales Andrea.-

  2. Un optimismo forzado

    Si el fallo es favorable en toda la línea a Bolivia o sujeto a las estricciones que ya señaló la CIJ en su fallo inicial, se deberían entablar negociaciones para obtener una salida soberana, pero sin definir plazos, alcances ni condiciones. Ello significaría una solución sine dia, tal como ya dejó entrever Insulza (ver: http://yapukamani.blogspot.com/2016/02/el-tanque-insulza-en-accion.html). Es claro que el fallo no puede imponer a Chile un resultado, ya que ello significaría afectar el Tratado, y la estrategia boliviana se ha basado en no tocar el Tratado. Si la estrategia boliviana consiste en no reclamar las perdidas territoriales ni objetar el instrumento que consagra toda la usurpación, mal podría el tribunal juntar lo que no se juntó en su oportunidad.

    Mi impresión es que volveremos a las negociaciones bilaterales con Chile, mirados a distancia por La Haya, pero sin ninguna obligación de arribar a resultados concretos, lo que deja la puerta abierta para todo y (casi) para nada.

    Ojalá que los tribunos de La Haya tengan más imaginación que la mía.

    Atentamente,
    C R Zapata

    • Chilenos vivis de Bolivia. Solo piden una salida mar nada mas. Ojala pudieran pedir recuperar todo el territorio. apropiado por los chilenos injustamente. Traicionaron a los hermanos. Avisame para pelear si queres ganar gobierno chileno

  3. Si como Mesa cita (de la CIJ): “el objeto de ‘la controversia’ es si Chile está obligado a negociar de buena fe el acceso soberano de Bolivia al Océano Pacifico, y, en caso de que esta obligación exista, si Chile la ha incumplido”. Para empezar, la “obligación de negociar” NO es un hecho controvertido propiamente.

    Es decir que, por un lado, nuestra demanda jamás tuvo ‘pretensión principal (de fondo)’ deducida de ‘relación precisa de hechos principales’ (causa petendi), por la que se opusiera hecho controvertido, en relación al cual la CIJ deba expedirse en favor de Bolivia. Como debió haber sido la ILICITUD del Tratado de 1904, sus antecedentes, y consecuente petición de NULIDAD, por ejemplo.

    • Sr.Barrios, le encuentro a ud. toda la razón, Bolivia equivocó totalmente el objeto de la controversia, absolutamente, y por tanto nada obtendrá del fondo del asunto que reclama,……. lo felicito por su clara postura jurídica.

  4. Agradezco la amabilidad de citar las palabras textuales de la Corte en lugar de usar las suyas. El fallo fué conciso, puntual, y claro. Hay una disputa y por ende hay competencia, la corte no definirá soluciones a esta competencia solamente definirá si hay la obligación de negociar pero no necesariamente a que si esta negociación tiene que necesariamente llegar a una solución

  5. Prueba clara que como Bolivianos no defendimos en su propio tiempo lo que se debio hacer desde la fundacion de Antofagasta , Tocopilla, Mejillones, Cobija y Calama…. Ni en usurpacion Economica, de taxes, inmigracion, trabajos laborales, empresas Chilenas en territorio Boliviano. No se defendio cien por ciento la urgencia de defender territorio ni imbacion de capitales y empresas globales como la del cobre,salitre, guano, etc… entonces al tener Chile el control Social, economico, de trabajos y regalias, fue mas barato para ellos tomar por guerra / invacion lo que no era de ellos y Peru dejado solo y Bolivia que fue cuando le dio la gana….se perdio una guerra por orgullo y e invapacidad tecnica de politicos y militares sin respaldo economico y menos respaldo del pueblo Boliviano y naciones vecinas que dieron su cara al otro lado. Chile fue inteligente y se dio el lujo de hacer una invacion / guerra y aduenharse de Lima y terriorios del Peru Y bolivia que a lo actual se ve que ganaron en todos los aspectos de strategia, leyes internacionales, fuerza militar , economica y apoyo entero del pueblo y gobernantes Chilenos. Todo eso es nuestro, cien anhos de renta por territorios y ahora ya pasaron138 anhos que Chile cuenta con todo lo invadido a costo ” gratis” y Peru y Bolivia no tienen la capacidad de hacer justo lo que es justo. Una verguenza entre paises Bolivarianos y sudamericanos que somos “hermanos”; Todos hablan y nadie hace cosas practicas y de esfuerzo nacional como ser… tener una super economia, potencial humano de universidades, colegios, infraestructura de primera clase, derecho laboral y social y nacion de orden politico democratico como la constitucion fue creada y poder de interralacion con naciones de primera potencia y ayuda directa en todo sentido de crecimiento en cada lugar del territorio tanto social como politico y ser un pais chico con 10 millones pero con poder economico, turistico, regional de vias de comunicacion, y sobre todo leal, trabajador, honesto y patriota. Sin esas cualidades Bolivia ni Peru saldran siendo lideres en esta region ni menos recuperar lo perdido por usurpacion forzada e incompetencia local.

  6. Chileno o chilenófilo que comenta se enreda en el Tratado de 1904. Qué estrechez mental ¡por favor! se aclaró hasta el cansancio que_ ¡tal Tratado no es el núcleo de la Demanda!_ y comentaristas pro Chile siguen con la mente “embovedada” en 1904. Con ese antecedente, es ¡más que obvio!, porqué hay litigio y porqué el Estado Chileno aún no puede asumir tal situación.

    • Se nota que usted, es una persona preparada, y de amplia mente, favor nos puede explicar como Bolivia puede tener un acceso soberano al mar, sin tocar o modificar el tratado de 1904? Me puede decir que su demanda va por otro lado, la de los actos unilaterales o las leyes de Moisés, pero si no se toca el tratado, entonces es SIN SOBERANÍA.-
      .-

  7. El Sr. Mesa denota mucho nerviosismo en su análisis, se nota desde lejos,…. no sé si está alterado en su raciocinio por desconocimiento legal de los hechos jurídicos, porque sin duda que los mezcla, inconscientemente, con los históricos, algo que se denota claramente en una argumentación,…… rebuscada…. desenfrenada,…..alejada de la necesaria temperancia y distancia que hay que tener para un caso cómo éste que es netamente jurídico; la pasión desborda al Sr. Mesa, y eso no es signo de sabiduría.

  8. Sr. Mesa, ¿ se imagina ud que los jueces tuvieran la capacidad legal de “obligar” a una persona a negociar un bien que le pertenece jurídicamente, sólo porque tuvo conversaciones con un tercero para eventualmente concretar un negocio de ese bien?……de verdad….. ¿ no cree ud. que resulta insultante para la dignidad personal una obligación de ese tipo?. Agradeceré su respuesta.

    • El fallo, en caso de ser favorable a Bolivia, sería el siguiente. Dado que en efecto podemos enmarcar las promesas y compromisos de Chile entre 1920 y 1983 como ACTOS UNILATERALES DE UN ESTADO, (figura jurídica internacional plenamente reconocida por la CIJ), esos actos unilaterales reiterados y consistentes en el tiempo, traen como consecuencia una obligación jurídicamente exigible. No es la CIJ la que obligaría a nada, es la CIJ la que fallaría reconociendo que esos actos unilaterales existieron y que como resultado de los mismos Chile debe cumplir un compromiso que está pendiente y que no cumplió. En consecuencia, son los actos de Chile, no la imposición de la Corte, los que lo obligan a cumplir un compromiso que está pendiente. La CIJ lo que dilucidará es sí esos actos existieron y si esos actos de haber existido, comprometen a Chile a cumplir o no los compromisos que hizo con Bolivia.

      • Puede suceder que el fallo sea de esa naturaleza, debido a esos actos unilaterales que usted menciona. Sin embargo esos actos llevan consigo una frase una palabra muy ventilada por el gobierno Boliviano y diversas autoridades. Existe en esos actos unilaterales la palabra y frase ·”NEGOCIAR”, de cada uno de esos actos se desprende que Chile en reiteradas oportunidades estuvo llano a “NEGOCIAR”, ya la frase o palabra no admite otras interpretaciones, solo que si hubo un interés de una de las partes en negociar. Pero falta lo elemental la otra parte “Bolivia” esta o estuvo dispuesta a negociar? cual seria la negociación un canje territorial, como el acuerdo de charaña? que no se concreto mas por Bolivia que por Perú. Todas las notas de Chile a Bolivia esta introducida la palabra o frase “NEGOCIAR”. Ahora bien Bolivia argumenta esos hechos que Chile ofreció “NEGOCIAR” pero para que sea negociación debe haber acuerdo entre las partes, en este caso Chile tiene algo que la otra parte quiere, dejemos los chovinismo históricos, de lo que fue o no fue. Acá el asunto es obligar a Chile a “NEGOCIAR DE BUENA FE”, lo cierto es que muy probable que así ocurra, que se deba negociar con la otra parte?, Pero mi pregunta es que esta dispuesto a negociar la otra parte?

      • Sr. Mesa, personalmente no creo, de ninguna manera, que una carta de buenas intenciones, de entendimiento y de buenos deseos de conversar y analizar la aspiración marítima boliviana ´pueda considerarse como un “compromiso formal y obligatorio”, y más aún, con un resultado cierto; esa interpretación conlleva mala fe hacia el otro; si así fuese, tenga la certeza que Bolivia nunca más podrá conversar con nadie acerca de alguna eventual negociación; incluso ahora mismo podríamos hacer un paralelo con las negociaciones que lleva a cabo respecto del tren bioceánico. Perú acaba de decir que hará un nuevo estudio sobre su conveniencia de entrar en ese proyecto, pero ya tenía firmado con Bolivia un memorándum de acuerdo previo…..¿significa eso que si Perú no entra finalmente al proyecto, Bolivia lo demandará?.
        Por otra parte, ud. siempre manifiesta que entre Chile y Bolivia han habido al menos dos oportunidades en que sí hubo una negociación y que por razones ajenas a Chile siempre fallaron, por culpa de Bolivia principalmente, que no aceptó el canje territorial propuesto por Chile en 1975, y otras por problemas internos bolivianos, mayoritariamente, por falta de acuerdo entre uds., por tanto, la negociación que Bolivia exige ahora nuevamente,… YA SE LLEVÓ A CABO, y fracasaron, por tanto, no hay ningún nuevo compromiso pendiente de negociación marítima, y, reitero, quién no cumplió fue Bolivia, no Chile, es cosa de leer la prensa de la época. Nadie puede estar obligado a negociar eternamente, nadie.
        Me parece claramente que Bolivia, como muy bien dice el Sr.Barrios, equivocó flagrantemente el camino, y francamente estoy muy cierto que no obtendrá ningún mar por él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s