La Demanda Boliviana No Tiene Nada que Ver con el Tratado de 1904. Entrevista en “La Tercera” de Santiago

Carlos-Mesa_LRZIMA20140607_0016_11

Entrevista realizada por Alejandro Tapia, publicada el 12 de octubre de 2014.

El ex Presidente boliviano insiste en que la demanda que su país presentó en La Haya en 2013 no se refiere ni directa ni indirectamente al Tratado de 1904. Además, en esta entrevista con La Tercera, apunta: “El Presidente Morales esperó pacientemente cinco años a que se instalara la mesa de negociación, que Chile nunca viabilizó”.

No hace tanto, Evo Morales Carlos Mesa eran enemigos políticos. Cuando Mesa debió asumir la Presidencia de Bolivia en 2003 siendo Vicepresidente, el país vivía una fuerte agitación política: la “guerra del gas” había generado una violenta revuelta contra Gonzalo Sánchez de Lozada, mientras que Morales, entonces líder cocalero, dirigía las protestas sociales contra el establishment. Durante su gestión, Mesa –un periodista de reconocida trayectoria-convocó a una Asamblea Constituyente y se llevó a cabo un referendo sobre los hidrocarburos. Sin embargo, en 2005, nuevas protestas lo obligaron a renunciar.

Mesa, de 61 años, es recordado por la mayoría en Chile porque protagonizó un fuerte impasse con el entonces Presidente Ricardo Lagos, quien le propuso “relaciones aquí y ahora”. A su vez, en Bolivia, Mesa no sólo es conocido y respetado en su calidad de periodista y ex jefe de Estado, sino porque también es uno de los mayores expertos en la disputa marítima con Chile. En ese marco, el ex mandatario recompuso relaciones con Morales –aunque mantienen diferencias políticas- y a fines de abril el gobierno lo designó como vocero de la demanda que Bolivia presentó contra Chile en La Haya en 2013.

En esta entrevista con La Tercera, Carlos Mesa desmenuza los últimos impasses entre ambos países, luego de que Chile impugnara la competencia de la Corte Internacional de La Haya.

Usted ha dicho que Chile ha intentado tergiversar la demanda marítima boliviana. ¿A qué se refiere exactamente?

El gobierno de Chile afirma que Bolivia busca en su demanda poner en cuestión el Tratado de 1904. Eso no es cierto. La demanda boliviana no se refiere ni directa ni indirectamente al Tratado de 1904. El Tratado no es en absoluto motivo de la demanda. La base jurídica de Bolivia es la propia política exterior de Chile. Los muchos compromisos que hicieron diferentes gobiernos de Chile antes y DESPUÉS del Tratado de 1904, en los que Chile se comprometió con Bolivia de manera formal y oficial a negociar con Bolivia otorgarle un acceso soberano al mar. Más aún, aceptó las bases propuestas por Bolivia en más de una oportunidad, reconociendo explícitamente que el objetivo final de esas negociaciones basadas en la propuesta boliviana tenían un solo objetivo, darle a Bolivia un acceso soberano al mar.

En su reciente discurso en la ONU, la Presidenta Michelle Bachelet dijo que “Chile tiene la convicción de la necesidad del respeto a la estabilidad de las fronteras”. Posteriormente, usted planteó que Chile estaba tratando de “asustar a todo el mundo” ¿Por qué?

No recuerdo haber dicho que Chile “está tratando de asustar a todo el mundo”. No suelo usar esos términos, pero entiendo el sentido de su pregunta. Mi respuesta es muy clara, coincido con la Presidenta Bachelet en la necesidad de respetar la estabilidad de las fronteras. Los límites de una nación sólo pueden modificarse por decisión de esa nación. En este caso Bolivia pide a la CIJ que obligue a Chile a cumplir sus reiterados compromisos unilaterales al haberle ofrecido a Bolivia un acceso soberano al mar. En la demanda está incorporado el término Diálogo. Será el resultado de un diálogo respetuoso y que considere los puntos de vista de Chile –con base en los compromisos hechos a lo largo de la historia por Chile-, el acceso soberano de Bolivia. Diálogo que tiene como objetivo un acuerdo entre ambas partes y, en consecuencia, una decisión voluntaria de ambas de actuar para hacer efectivo ese eventual acuerdo.

Ante la Asamblea General de la ONU, el Presidente Evo Morales pidió que los países “acompañen, no sólo a Bolivia, también a nuestro vecino Chile, en este desafío por la paz, la justicia y el derecho” ¿A qué se refirió exactamente el mandatario boliviano?

El Presidente Morales no ha hecho otra cosa que ratificar la política de Estado de Bolivia en el tema. Voluntad pacifista y de diálogo. La palabra acompañar tiene que ver con la idea de interesarse, seguir con atención, esperar un resultado positivo. No olvide que en lo que hace a nuestro hemisferio varias resoluciones de la OEA, tres de ellas aprobadas por Chile, indicaron que el problema del enclaustramiento de Bolivia es un tema de interés hemisférico.

El Presidente Morales fue el mandatario boliviano que tuvo una actitud más abierta y positiva con Chile en varias décadas. En 2006 suscribió con su colega Bachelet la conocida Agenda de los 13 Puntos. El punto 6 era el tema marítimo que debía discutirse sobre la filosofía del Acuerdo de Algarve (2000) que planteó una agenda sin exclusiones. El Presidente Morales esperó pacientemente cinco años a que se instalará la mesa de negociación sobre el punto 6, que Chile nunca viabilizó. Como verá, no es que el Presidente de Bolivia no haya hecho los máximos esfuerzos por resolver el tema de manera bilateral, y con la mejor actitud para lograr un acuerdo entre partes.

También el Presidente Morales dijo que el derecho de Bolivia por una salida al mar es “pisoteado por una brutal invasión promovida por intereses empresariales coloniales” ¿Usted está de acuerdo con esas declaraciones? ¿A qué se refirió el jefe de Estado boliviano con “intereses empresariales coloniales”?

No creo que sea necesario abundar en lo evidente. Fue una invasión brutal (1879-1880) que terminó con la toma de todo el litoral boliviano (120.000 km2 y 400 km de costa). En cuanto a los intereses empresariales a los que hizo referencia el Presidente, no hay demasiado que investigar. Eran los intereses PRIVADOS de una empresa Anglo-chilena (que explotaba el salitre boliviano) que motivaron la invasión de Chile, una acción violenta de un Estado para defender los intereses de una empresa privada con una gran parte de sus acciones en manos de británicos.

Usted ha llevado a cabo una gira internacional por el tema del mar ¿Cómo ha sido recibida la demanda de Bolivia en las instancias internacionales o interlocutores con los que usted se ha reunido?

Exactamente como esperaba, con atención, con respeto y con interés. Mis interlocutores entendieron perfectamente los argumentos jurídicos de nuestra demanda y lo más importante, que Bolivia no ha puesto en cuestión en su Demanda el tratado de 1904. Que Bolivia no pretende forzar arbitrariamente a Chile a modificar sus fronteras y, finalmente, que Bolivia lo que quiere es un diálogo franco, abierto, en un tiempo razonable para llegar a un acuerdo que haga realidad las innumerables promesas de Chile de otorgarle un acceso soberano al mar.

Chile objetó la competencia del tribunal de La Haya, por lo que la tramitación de la demanda quedó paralizada ¿En qué fecha Bolivia presentará la respuesta a la impugnación y cuáles serán los argumentos que se presentarán para contrarrestar la estrategia chilena?

Bolivia entregará sus argumentos en los plazos establecidos por la CIJ. Como es obvio no es pertinente aquí que yo le explique cuáles serán los argumentos que presentará el equipo jurídico de mi país.

Chile considera que todos los asuntos fronterizos con Bolivia quedaron resueltos en el Tratado de 1904. Usted ha dicho que tras ese acuerdo varios presidentes chilenos ofrecieron a Bolivia negociar la soberanía ¿Podría detallar aquello?

No lo digo yo, son hechos objetivos y tangibles probados con documentos. Empezaré por la sabia consideración del Ministro de RREE y Presidente de Chile Domingo Santa María: “No podemos ahogar a Bolivia…privada de Antofagasta y de todo el Litoral que antes poseía, debemos proporcionarle por alguna parte un puerto suyo…No podemos ni debemos matar a Bolivia”. Si Chile hubiese entendido esa elemental premisa el tema se hubiera zanjado hace más de un siglo. Chile hizo compromisos con Bolivia antes de 1904, pero hizo muchos compromisos después de 1904 en los que ofreció negociar una salida soberana al mar a Bolivia. Concretamente en los gobiernos de Juan Luis Sanfuentes (1920), Arturo Alessandri P. (1923), Emilio Figueroa Larraín (1926), Gabriel González Videla (1950), Jorge Alessandri (1961) y Augusto Pinochet (1975 y 1983).

Me detendré en dos compromisos especialmente importantes. En el Gobierno de Gabriel González Videla, el 1º de junio de 1950, el Ministro de RREE Walker Larraín envió al embajador boliviano Alberto Ostria Gutiérrez una nota oficial que decía: “mi gobierno…está llano a entrar formalmente en una negociación directa destinada a buscar la fórmula que pueda hacer posible dar una salida propia y soberana al Océano Pacífico”.

En el gobierno de Augusto Pinochet, el 12 de diciembre de 1975, el Ministro de RREE Patricio Carvajal envió al Ministro de RREE de Bolivia Alberto Guzmán, una contrapuesta oficial que decía que Chile: “consideraría…la cesión a Bolivia de una costa marítima soberana unida al territorio boliviano, por una franja territorial, igualmente soberana”.

Recientemente los ex Presidentes de Chile, Ricardo Lagos, Eduardo Frei y Sebastián Piñera, grabaron un video que será difundido principalmente fuera de Chile para contrarrestar precisamente su trabajo como vocero de la demanda marítima boliviana. En ese video se explicará la posición chilena ¿Qué opinión le merece esto?

Chile, como no puede ser de otra manera, puede desarrollar y desarrolla una estrategia política de lobby internacional para justificar su posición que Bolivia no comparte.

Durante su gobierno usted mantuvo tensas reuniones con Ricardo Lagos ¿Por qué el ex presidente chileno se molestó tanto con la postura boliviana? ¿Lagos aceptó conversar en una lógica distinta más allá de la fórmula de enclave sin soberanía que había propuesto a los anteriores Presidentes de Bolivia?

Aclaro. No mantuve tensas reuniones con el Presidente Lagos, mantuve varias reuniones respetuosas con él, a pesar de nuestras discrepancias en el tema marítimo. El único momento de tensión se produjo en la Cumbre de Las Américas en Monterrey en enero de 2004. El Presidente Lagos, en la lógica de los gobiernos chilenos que desde 1983 decidieron contradecir y olvidar su política de Estado anterior con Bolivia, insistió en que Chile “no tiene ningún problema pendiente con Bolivia”. Rompió todo diálogo sobre el tema del mar conmigo cuando invoqué en Monterrey nuestra demanda de un acceso soberano al mar.

 

 

 

Anuncios

37 pensamientos en “La Demanda Boliviana No Tiene Nada que Ver con el Tratado de 1904. Entrevista en “La Tercera” de Santiago

  1. Señor Mesa: No sabe la infinita complacencia que tengo al escucharle y en especial la representación marítima que realiza, que pone en evidencia la razón, la lógica y la justicia de Bolivia
    Como boliviano expreso un sentimiento optimista y jamás perderé la esperanza y el anhelo de volver a lo que nos perteneció y nos pertenece nuestro territorio y EL MAR

  2. “En este caso Bolivia pide a la CIJ que obligue a Chile a cumplir sus reiterados compromisos unilaterales al haberle ofrecido a Bolivia un acceso soberano al mar”(sic). Esta afirmación es sensible que podría ser utilizado por Chile en algún momento, porque Bolivia no pide a la Corte a que obligue a Chile, lo que pide es que la Corte reconozca que Chile se ha obligado con Bolivia entrar en negociaciones para otorgar a Bolivia un acceso soberano las cuales están plasmadas en las pruebas presentadas por Bolivia. Por otra parte no solo son actos unilaterales sino que son también actos convencionales con tratados vigentes 1950 y 1975 de acuerdo a la jurisprudencia.

  3. El señor Carlos Mesa señala en la entrevista textualmente que “El Tratado no es en absoluto motivo de la demanda”; sin embargo, en una nota televisiva de fecha previa, del canal CNN Chile, realizada con ocasión de la difusión del video de los ex Presidentes chilenos, nota que se puede ver en el sitio web http://www.cnnchile.com/noticia/2014/10/02/cancilleria-presento-video-que-expone-posicion-chilena-ante-demanda-de-bolivia-en-la-haya, el señor Carlos Mesa criticando la posición de Chile dijo textualmente “lo que Bolivia está planteando es una acceso soberano al mar porque considera que el acceso que tiene por el Tratado de 1904 es absolutamente insuficiente en términos de lo que Bolivia necesita para lograr un manejo de puertos adecuado…”, de lo que fluye claramente que Bolivia pretende, a lo menos, una modificación de lo pactado en 1904 porque ya no le satisface, pretensión que vulnera lo acordado y las reglas de derecho aplicables a ello, las que no habilitan a Bolivia a pedir una renegociación en función de un cambio de circunstancias.

    Sin perjuicio de lo señalado previamente, que en definitiva tiene que ver con la incompetencia de la Corte para conocer de la demanda boliviana, el señor Carlos Mesa nuevamente hace referencia a “Los muchos compromisos que hicieron diferentes gobiernos de Chile…” como fundamento de la supuesta obligación que Chile tendría de negociar. Pero el señor Carlos Mesa omite algo que una persona que ha ocupado la Presidencia de un estado no puede desconocer, y ese algo es el hecho de que no basta con que un gobierno tenga intención de negociar con otro gobierno un tema limítrofe, sino que es necesario que lo acordado por ambos gobiernos sea ratificado por sus respectivos Congresos, solo en ese momento nace para cada uno de los estados el deber de cumplir con las obligaciones contenidas en el documento, no antes; y el señor Carlos Mesa de seguro sabe, como historiador y ex Presidente, que ninguno de esos supuestos “compromisos”, en que Bolivia pretende fundamentar la supuesta “obligación” de Chile, fue ratificado por el Congreso de Chile, motivo por el cual no son formales y no producen ningún efecto jurídico, es decir no generan obligación alguna.

    • Ya lo conocemos a usted, y a su “información”. Lo que fluye de su comentario es que otra vez viene acá a querernos confundir. Y además repite lo mismo en los diferentes artículos. Deje una opinión nueva y no nos obligue a leer lo mismo una y otra vez, o peor aún a contaminarnos con su “información”.

      • Es acaso falso que el señor Carlos Mesa hizo esa declaración a la televisión chilena? Se preocupó de verificarlo en la direccion web proporcionada antes de emitir su infundado comentario? Es acaso falso que los “compromisos” no han sido ratificados por los congresos?

      • Usted se rebusca artículos de prensa o declaraciones, y viene acá a transcribir a medias fragmentos que le convienen para tratar de despistar o fundamentar lo que quiere hacer creer. Peor aún viene a interrogarnos con las mismas preguntas en los diferentes artículos: resuelva sus confusiones con sus amigos.

    • No todo compromiso de un Estado tiene que ser ejecutado por el Congreso. depend de cada Cosntitución.Incluso los Estados Unidos tienen “execuive agreements”.

  4. Vamos a escribir una breve historia de los momentos importantes que influyeron en la pérdida del Litoral boliviano que quedó a merced de Chile. Esta historia bien podría acompañar a la presentación que se hizo en la Haya, pues aunque la misma puede ver con asuntos jurídicos, no puede existir en el vacío, y desde mi punto de vista es de suma importancia, “se debe ventilar todo” como escuché decirlo a una abogada chilena.

    Todo comenzó muy temprano cuando Chile decidió inmiscuirse en problemas de sus vecinos Perú y Bolivia. Paremos acá y veamos interesantemente la conducta de metiches, que no va con ninguna idea moderna de respeto hacia otros países. Era un proceder multilateral que les duró hasta el momento en que invadieron territorios. Posteriormente Chile adoptará una posición bilateral por pura conveniencia, mostrando cuán fluctuante e inconsecuente fueron sus posiciones a través del tiempo. Todo comenzó con una idea maligna llena de codicia, ambición y envidia (y qué se yo) por parte de Chile. Pero vamos a aclarar que no se trata de calificar a todos los chilenos pues los malos fueron parte de la casta gobernante, aunque se debe reconocer destellos de humanidad y de reconocimiento, a momentos, por parte de Chile de que Bolivia no puede quedar enclaustrada, y es en lo que está basada la posición boliviana ante la Haya.

    Se puede escribir de un ente del mal que no tiene porqué envidiar a los malos ficticios de las peliculas o a los malos reales como los nazis. Ese ente empezó con los designios de un político chileno, Diego Portales, allá por 1835. La idea de Portales que empieza esta historia y éste proyecto malévolo, es de “dominación”, parecido al concepto usado por los imperios de la antigüedad para invadir y conquistar. El chileno Portales, entre otras sandeces, dice:

    “(…) La posición de Chile frente a la Confederación Perú Boliviana es insostenible. No puede ser tolerada ni por el pueblo ni por el Gobierno porque ello equivale a su suicidio. No podemos mirar sin inquietud y la mayor alarma, la existencia de dos pueblos, y que, a la larga, por la comunidad de origen, lengua, hábitos, religión, ideas, costumbres, formarán, como es natural, un solo núcleo. Unidos estos dos Estados, aún cuando no más sea que momentáneamente, serán siempre más que Chile en todo orden de cuestiones y circunstancias(…) La confederación debe desaparecer para siempre jamás del escenario de América por su extensión geográfica; por su mayor población blanca; por las riquezas conjuntas del Perú y Bolivia, apenas explotadas ahora; por el dominio que la nueva organización trataría de ejercer en el Pacífico arrebatándonoslo; por el mayor número también de gente ilustrada de la raza blanca, muy vinculadas a las familias de influjo de España que se encuentran en Lima; por la mayor inteligencia de sus hombres públicos, si bien de menos carácter que los chilenos; por todas estas razones, la Confederación ahogaría a Chile ante de muy poco(…) Las fuerzas navales deben operar antes que las militares, dando golpes decisivos. Debemos dominar para siempre en el Pacífico: ésta debe ser su máxima ahora, y ojalá fuera la de Chile para siempre (…)”.

    Se partió de este punto, y fíjense que el malévolo proyecto y las malignas ideas de Portales se llevaron a cabo pues a la larga Chile creció a costa de los países envidiados. Entonces, la idea de dominación no es una casualidad sino la principal idea detrás de la posterior invasión de territorios boliviano/peruanos. Llega a ser una vergüenza para la humanidad que ideas de dominación se hayan impuesto en el caso chileno sin que la impunidad se haya castigado, como sucedió con otras invasiones como las que propiciaron Napoleón o Hitler.

    continuará…

    • Falta mencionar la invasión de Perú por parte de Bolivia, primero bajo Santa Cruz y luego bajo Balivian, o la usurpación de Tarija que pertenece a Argentina por el Uti Possidetis Iuris.

      • Parece que el papel y el Internet aguantan todo, hasta tergiversaciones de la historia. Bolivia nunca invadió el Perú, no en la forma que lo hicieron los chilenos. Que eso quede claro. Andres de Santa Cruz y sus tropas fueron aplaudidos en Lima. Bolivia no se quedó con territorios, Bolivia no degolló heridos ni hizo ninguna atrocidad en el Perú como lo hicieron los chilenos.
        Acerca de Tarija, tampoco hubo una invasión a la usanza chilena, y sus pobladores decidieron por plebiscito quedar con Bolivia que quede claro. Y cualquier problema con Argentina fue muy diferente al problema con Chile pues ellos no tuvieron el proyecto de dominación iniciado por el triste Diego Portales, que al final se llevó su merecido (alguna vez se cumplió que el que a hierro mata a hierro muere), aunque dejó de herencia su maligno proyecto.

      • Internet y el papel soportan que bolivia atribuya caracter de “compromiso formal” a un documento no ratificado por el Congreso, requisito indispensable para que obligue.

        A Hitler también lo aplaudieron espontáneamente” cuando entró a Viena. Bolivia no se quedo con territorios peruanos porque Santa Cruz fue derrotado por chilenos y peruanos en Yungay, pero es bueno recordar que santa cruz pretendia que Perú le cediera tacna y Arica en pago por sus “servicios”, y que la misma pretensión tuvo el general Bailivian al invadir Perú luego de Ingaví.

        El criterio acordado para determinar los límites entre las ex colonias de España en America fue el uti Possidetis Iuris, no la autodeterminación de los pueblos, de manera tal que el argumento basado en al voluntad de la población contraviene lo acordado. Es bueno recordar que fue precisamente el rechazo de Bolivia a aceptar el Uti Possidetis Iuris lo que motivo la negativa de Argentina a aprobar el agresivo Tratado de Alianza de 1873, como se desprende claramente de la correspondencia de Manuel Irigoyen, embajador de Perú en Argentina, a quien Bolivia encargó que la representara en tales negociaciones; negociaciones que constituyen otro ejemplo de que quien negocia no tiene obligación de decir que sí a lo que se le propone.

      • Y que tiene que ver toda esta lata con que la demanda boliviana no tiene nada que ver con el Tratado de 1904?

      • de que usurpación habla? esta seguro que conoce la historia de Tarija?
        Con respecto a la “invasión al Perú”, a la cabeza de Andres de Santa Cruz, le recuerdo que fue a petición del propio gobierno Peruano de entonces, a causa de la grave anarquía que reinaba en el Perú, posterior a eso se creo la Confederación Peru-Boliviana, con su desenlace que todos conocemos.
        Con respecto a la internacion de Jose Ballivian( asumo que te refieres a el) a Puno y alrededores, fue como represalia por la Invasión a Bolivia del General Gamarra, que quera anexarla al Perú y tras fracasar en su intento( Gamarra murió en combate), Ballivian persigue a los invasores y se interna en suelo Peruano y después de negociaciones y garantías de no repetirse sucesos semejantes, evacua suelo Peruano.
        Le ruego sea serio en leer la historia.

  5. Ciro, por ahí percibo una mente abierta, por lo cual te contesto y aprovecho de dar mis ideas sobre este asunto tan problemático como es el tema del mar boliviano.

    Se puede comenzar diciendo que el problema es complejo, con mayúsculas. No se puede simplificarlo y nadie puede despertarse un día y decidir que por ejemplo, la economía puede resolverlo, o no hay solución posible, o la guerra es la única solución, etc. Hay derramamiento de sangre y mutilación de territorios de por medio. Los factores son innumerables, y posiblemente, se necesita de muchos conocimientos para entenderlo en su verdadera magnitud. Esto no significa que nosotros, los plebeyos, no tengamos una opinión en el asunto, por el contrario nuestra opinión debería ser importante.

    La actual acción de Bolivia en la Haya es el intento de resolver este problema de nuestra generación. La historia de estos intentos, no es conocida por muchos y posiblemente omitida en Chile, pero cada generación boliviana hizo algo por recuperar el mar, y en muchos casos hubieron hasta ofertas chilenas de solución y es en lo que se basa nuestra demanda en la Haya.

    Para los neófitos como nosotros nos puede sorprender el abordar el tema desde un punto de vista tan especial. Pero ahí está, y fue sugerencia de expertos en leyes y asuntos jurídicos. La lógica con las leyes, que fueron creadas por los hombres, es que los hombres también la pueden interpretarlas para favorecer a la justicia pese al uso de excepciones que se usan para saltar sobre ella. Se conocen casos de criminales que fueron absueltos por tecnicalidades jurídicas y entonces uno se pregunta, porque algo tan abiertamente injusto, etc. como es el haber dejado a Bolivia sin Litoral, no puede resolverse con papeles, si es que mediante papeles se condenó a enclaustrar a todo un país?

    No hay necesidad de analizar el tratado ser 1904, pues cualquier persona medianamente inteligente (usando tus palabras) se da cuenta que el mismo favorece 99.99% a Chile. Que clase de tratado es este? Aquí daré ideas a los estudiantes universitarios o reporteros que analicen tratados en el mundo y que me encuentren uno que sea mas injusto o que se equipare a la cantidad de territorios en disputa.

    El asunto es éste, Bolivia pide justicia y su objetivo es noble, y esto debería traducirse en papeles y la decision justa, valga la redundancia, de que todo culmine con la vuelta al Pacifico por parte de Bolivia. El derecho está basado en sentido común, y aquí debería utilizarselo a favor de Bolivia.

    Y te decía que la situación es súper compleja, pero en este caso y hoy en día, se está tratando de tomar el toro por las astas y en buena forma, y aquí me refiero al hacer partícipes conscientes a toda la población, algo en lo que en mucho ayuda el Libro Azul y los esfuerzos diplomáticos de nuestro mejor representante, Carlos Mesa. Pero, esto debería ir mucho mas lejos y también llegar al pueblo chileno en pleno, pues tengo certeza que el mismo está mal informado al respecto.

    Ir a la Haya tiene lados buenos pues, y aun en caso que se pierda, ha dado la oportunidad de afilar nuestros conocimientos sobre este tema, de una vez por todas. Al mismo tiempo, no podemos preguntarnos eternamente si es bueno o no es bueno ir. El tiempo es enemigo boliviano. Mi opinión es que el ir a la Haya resolverá muchas de estas dudas y aprenderemos los manejos de la justicia a nivel mundial a lo que Chile ya está acostumbrado con sus experiencias con Perú, Argentina y territorrios Antárticos. Y por lo que veo se lo está haciendo en forma seria y responsable, aun así siendo que el gobierno no hizo partícipe a todos de principio, lo cual se trato de subsanar posteriormente

    Otro asunto es que Bolivia debe enmendar errores del pasado cuando se descuidó de sus territorios maritimos y a causa de ello los perdió. La posición hoy en día y hacia adelante tiene que ser fuerte al clamar por nuestros derechos sobre los mismos.

    Ahora, e interesantemente, la labor de difusión de nuestra historia y la unión de los bolivianos alrededor del tema marítimo ha influido positivamente en el sentir nacional donde gobierno y opositores se unen, y ahí me cuento yo mismo, que no estando de acuerdo con el actual gobierno, si reconozco que el haber abierto nuevamente el camino hacia el mar es algo positivo. Sin embargo, este camino se hubiera dado de todas maneras pues es un siguiente paso, una de tantas posibilidades que debe trascender gobiernos. Desde mi punto de vista, los bolivianos debemos apoyar al intento de la Haya, pero, también debemos ser cautos pues no se puede garantizar un triunfo y pensar que se tendrá un plan B o plan C si no resulta, hasta conseguir y alcanzar la justicia.

    • Un error común en personas que por diversas razones no han estudiado el derecho internacional, y que se apartan incluso de los datos que proporciona la historia, es postular que los tratados “deben ser justos”, entendiendo por tal palabra que deben de generar beneficios a todas las partes que lo negocian. La definición de lo que es un tratado o acuerdo, contenida en el artículo 2º letra a) de la Convención de Viena de 1969 sobre el derecho de los tratados no menciona como requisito el que el acuerdo o tratado deba ser justo. Tampoco dicha Convención de Viena ha establecido que si un tratado “no es justo”, “no es conveniente para una sola de las partes”, o “solo establece obligaciones para una sola de las partes”, el tratado deba ser nulo, invalido, o debe renegociarse. No es un descuido tal omisión en la Convención de Viena, pues el momento para analizar si un tratado es o no conveniente es precisamente antes de que entre en vigencia, es decir, durante la etapa de negociación o al momento de su tramitación ante el Poder Legislativo, o incluso antes de canjearlo; es en esa fase previa al momento en que el tratado deviene obligatorio que las autoridades de un estado deben velar por sus intereses, pero si lo hacen mal, y el tratado entra en vigencia ya no podrán cuestionarlo, ni dejar de cumplirlo, ni pedir su modificación, argumentando que “es injusto” o “inconveniente, pues entrado en vigencia prevalece el principio Pacta Sunt Servanda.

      • El infame tratado impuesto en 1904, no esta en esta ocasión en tela de juicio. Aunque tiene materia para ser juzgado, no solo por ser injusto sino porque es constantemente violado por Chile.

      • Es verdad, Chile ha estado acostumbrado a suscribir Tratado injustos; así a duplicado su territorio,

    • Don Nelson ,estamos de acuerdo es que este,el problema marítimo ,es un problema de larga data y de una complejidad enorme,y creo que también es difícil,encontrar que esta solución deja conforme a ambas parte y a peru también.pero también pienso que todo problema tiene solución,va ha depender de la cabeza y el ceder de las partes-
      pero también pienso que lo peor que pudo haber echo Bolivia es haber recurrido a la haya,no veo ningún lado positivo,primero esto aleja mas a los pueblo,por que a nadie le gusta que lo demanden,y la simpatía que genera el pueblo boliviano en Chile,puede haberse visto mermada.usted me puede decir, es que Chile casi obligo a Bolivia a recurrir a la haya y estaría en la razón,es decir los políticos de ambos lados no tuvieron la capacidad para solucionar el problema.
      En segundo lugar, el riesgo innecesario que corre Bolivia si el fallo les es adverso la disputa se da por terminada y con esto Bolivia no podría reclamar nuevamente su soberanía en el pacifico ,y en los foro internacionales donde Bolivia acostumbra a reclamar,en el futuro bastara que Chile muestre el fallo de la haya para decir que la disputa esta terminada .y con eso se termina el plan B o C.
      en tercer lugar tan mal ,pero mal planteada que esta la demanda,que si ganan,que personalmente lo veo imposible, es obligar a Chile a seguir negociando,por eso le digo don Nelson el problema marítimo,con esta demanda queda casi sepultada,dejando muy poco espacio al dialogo he intercambio de ideas.
      Pero para seguir el dialogo lo primero que tiene que hacer Bolivia es responsabilizarse de sus errores,no seguir con esa postura de que el infame tratado de 1904,fue impuesto y todas esas cosa que no llevan a nada,los que firmaron el tratado fueron nuestros representante y se equivocaron.y Chile también reconocer que lleva un dialogo dilatorio sin un fin claro.

      saludos

      • La solución del problema depende en gran medida de que haya voluntad política en Chile. Se tuvo que acudir al tribunal porque Chile ha ido dilatando el diálogo al punto que niega de que existan temas pendientes con Bolivia. Yo pienso que Bolivia sigue abierta a solucionar el problema mediante el diálogo, pero no hay voluntad en Chile.

        Pienso también que solucionar la controversia delante de un tribunal no es mala idea, así no estamos otros 100 años con el problema. El infame tratado impuesto no esta en tela de juicio, sino los ofrecimientos que hizo Chile a Bolivia de mar con soberanía.

  6. En otra palabras, lo que Chile consiguió con una de las creaciones más repugnantes de la humanidad como es la guerra de invasión y sus atrocidades, ahora se aprovecha de defenderlo con una de las creaciones humanas positivas como son las leyes. Que cinismo más cómodo es usar lo justo para defender lo injusto!

    • La guerra, creación calificada de repugnante, fue el medio al que recurrió Bolivia, gobernada por Santa Cruz, para retener la usurpada provincia de Tarija cuando Argentina, su dueña conforme al Uti Possidetis Iuris, intentó recuperarla por las armas, fracasando en el intento.

      El derecho internacional, la definición de lo que es un tratado, de cuáles son sus requisitos y cuáles son las causales taxativas por las cuales se puede anular, no es creación chilena sino que de la comunidad internacional. Es a esa misma comunidad internacional a la que no le parece justo o adecuado que un tratado sea modificado una vez vigente porque ya no le agrada a una de las partes.

      Cínico es que se pretenda disfrutar de los beneficios obtenidos del uso favorable de la fuerza, como acontece con Tarija, usurpada a Argentina, y se rasguen vestiduras por su empleo y efectos cuando el resultado es adverso, porque usos son de la guerra vencer o ser vencido; antecedente que el mandatario boliviano Daza de seguro tenía a la vista al tomar la decisión de violar el tratado de límites con Chile, en la convicción (reflejada en su carta a Zapata) de que aliado a Perú vencería a Chile.

      • La demanda boliviana no tiene nada que ver con el tratado de 1904. Aún así siempre hay espacio para que se haga justicia cuando es necesario, el derecho internacional no es inmutable. La infame invasión Chilena fue en particular repugnante, los medios, los fines, y las consecuencias dan asco.

      • usted esta mas extraviado que un pinguino en el desierto de Atacama.
        Primero Tarija se incorporo a Bolivia por voluntad propia,(le suena el nombre de Eustaquio Mendez?), no sea payaso y hablemos en serio.

      • “Hablando del rey de Roma”. Tarija preocupa a Contardo, cundo Chile se hizo por la violencia de la guerra de Atacama,Tarapacá, Arica y Tacna.Sólo devolvió Taca mutilada en 1929.

  7. Pingback: La Demanda Boliviana No Tiene Nada que Ver con el Tratado de 1904. Entrevista en “La Tercera” de Santiago |

  8. Estimado señor Carlos Mesa, la respuesta a la segunda pregunta que declaró al periodico: “La tercera de Chile” es distinta a la respuesta que usted declara en esta su página web!!

    -En el periódico “La tercera de Chile” usted dijo: ” Bolivia pide a la CIJ que obligue a Chile a cumplir sus reiterados compromisos unilaterales de modificar sus límites al haberle ofrecido a Bolivia un acceso soberano al mar”.

    -Por otro lado en ésta su pagina web usted señala ” Bolivia pide a la CIJ que obligue a Chile a cumplir sus reiterados compromisos unilaterales al haberle ofrecido a Bolivia un acceso soberano al mar”.

    ¿qué paso con la modificación de límites?, ¿porque esta diferencia?
    Entiendo una de las dos versiones es errónea, pero… ¿cual es la versión correcta?

    Finalmente cabe hacerle notar que los limites de una nación no se modifican por decisión de esa nación, sino por decisión de dos naciones, es decir por un acuerdo Bilateral.
    Estaré atento a su respuesta.

    La versión de la entrevista que usted realizó para Chile, se encuentra en la pagina web de La Tercera:

    http://www.latercera.com/noticia/mundo/2014/10/678-599820-9-carlos-mesa-vocero-de-la-demanda-maritima-de-bolivia-evo-morales-fue-quien-tuvo.shtml

    saludos cordiales.

    • Estimado amigo:
      El concepto suyo es correcto, la modificación de límites sólo se puede hacer por un acuerdo BILATERAL, la idea de mi respuesta a La Tercera era que nadie puede obligar a una nación a cambiar sus límites si esa nación decide no hacerlo.
      El contexto es muy evidente, Bolivia busca un fallo que OBLIGUE a Chile a DIALOGAR. Si el fallo es vinculante y Chile, como repite una y mil veces, es una nación respetuoso del derecho internacional y de sus instituciones, deberá sentarse a negociar con Bolivia y será el resultado de esa negociación el que conduzca a un acuerdo entre partes que deberá encontrar una solución para darle un acceso soberano al mar a Bolivia, lo que ratifica que de darse sería un acuerdo BILATERAL.
      Es onbvio que estamnos en una fase de excepción preliminar de incompetencia presentada por Chile que deberá resolverse antes de llegar a a cualquier conclusión.

      • Interesante artículo, lo había leído en La Tercera cuando fue publicado pero al leerlo de nuevo aquí encontré algunas diferencias bastante notorias. Creo que el comentario anterior hace referencia a estas ¿A qué se deben estas discrepacias? ¿Es un error de La Tercera o cambió usted su artículo?

  9. Pingback: La Demanda Boliviana No Tiene Nada que Ver con el Tratado de 1904. Entrevista en “La Tercera” de Santiago

    • He asumido esta responsabilidad porque creo en la causa, porque su base jurídica es sólida y porque es algo que reivindiqué como Presidente. Los riesgos son altos pero hay que encararlos. Si Bolivia tiene éxito, no importan los cauros importa el éxito

  10. Mucho me temo Sr. Mesa, que usted será el chivo expiatorio junto con Rodriguez Veltzé. Si las cosas llegan a salir mal en La Haya, habrá a quien culpabilizar. Ahora, si eventualmente llegarían a salir bien, todas las medallas y el crédito serán para el jefazo, capataz inescrupuloso de este pobre país sometido a condena, por decisión propia.

    • Sr. Pedro estrada vamos a afrontar con optimismo esta demanda, el pesimismo es favorable a Chile. O desearia esperar otros cien años mas? Estoy seguro de que en tiempo propicio hicimos la demanda.
      Adelante mi expresidente Mesa.

  11. Los chilenos están aterraddos por le reultado de la excepcion que plantearon ante la CIJ.No se esperaban esa golead 40-2. Susto; ahora va la cosa en serio!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s