Arrodillando a las Fuerzas Armadas

5320285w-672xxx80

El Presidente Morales, cuyos impulsos emocionales van más rápido que sus reflexiones, ha decidido en uno de sus ya habituales arranques que las Fuerzas Armadas adopten el grito de ¡Patria o Muerte Venceremos!

El Presidente que es un rendido admirador de Ernesto “Che” Guevara, a quien las Fuerzas Armadas de Bolivia derrotaron militarmente sin atenuantes pero mataron indignamente, no contento con haber colocado el retrato del guerrillero en el despacho presidencial, ha decidido que el mismo Ejército que lo venció se vea hoy obligado a corear una consigna que impuso el ex Presidente Castro a sus Fuerzas Armadas cuando decidió que Cuba fuera socialista.

Siguiendo la lamentable receta del MNR de subordinar a las Fuerzas Armadas a un partido político y a un proceso ideológico, una vez más apoyado en su poder omnímodo al que nadie se atreve a retrucar, Morales obliga a su capricho a nuestros soldados a sustituir un lema histórico –Subordinación y Constancia-, ejemplo de la neutralidad de nuestro Ejército establecida inequívocamente por la Constitución, por otro, no sólo ajeno a la tradición histórica del país, sino alineado a una ideología, el marxismo que, ¡Vivan las paradojas!, tiene una honda raíz occidental.

El Presidente debe entender la diferencia entre ser dueño o patrón y ser servidor público. Bolivia no es su finca y los miembros de las Fuerzas Armadas no son sus empleados, él es un servidor público y circunstancial Capitán General de las FF.AA. La historia no empieza ni termina con el MAS.

La Patria es algo más hondo que los lemas importados y que además lesionan -por razones obvias- la dignidad de quienes tienen que asumir el grito de guerra del enemigo al que enfrentaron y doblegaron. El Primer Magistrado ni siquiera tuvo la originalidad de pedir a nuestros soldados un grito ligado a nuestras raíces históricas y al espíritu de nuestra Nación, sino que copia servilmente el slogan ideológico de otros.

Para rematar este absurdo, supongo que los militares y policías de Bolivia tendrán que jurar a dos banderas, disminuyendo el alto valor simbólico de la tricolor, en otro más de los disparates de la nueva simbología nacional. Ojalá que no se confundan de país. Tal como vamos acabaremos todos bipolares.

Entre 1954 y 1964 los militares bolivianos se vieron obligados a jurar al MNR y hacer la V de la victoria. Ese sainete se acabó. Hoy, hasta que este gobierno termine, tendrán que gritar patria o muerte. Paciencia, la sensatez y el respeto a nuestra dignidad volverán más temprano que tarde.

*Ex Presidente de Bolivia

Anuncios

2 pensamientos en “Arrodillando a las Fuerzas Armadas

  1. Deacuerdo con los comentarios vertidos por el escritor, no es el rancho del presidente ni tampoco podemos ser los subyugados semaneros, la idea es avanzar no retroceder 100 años.

  2. …SUBORDINACION y CONSTANCIA¡¡¡

    ¿cual subordinacion, que constancia?

    Las FF. AA. perdieron su virginidad en los años 50 cuando se aliaron con los milicianos, ya en los 90s Goni supo endulzar sus bolsillos para mantenerlos comiendo de su mano, mientras con la otra firmaba la capitalizacion y la historia continua…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s