Camino a la Usurpación de la Soberanía Popular


No podemos decir que nos han sorprendido, no, en absoluto. Todo el país sabía que el presidente Morales está convencido de que llegó a la presidencia para quedarse indefinidamente y que este “destino manifiesto” no reconoce ley alguna. A pesar de esa certeza, conviene reafirmar que Bolivia se rige por una Constitución y que ésta prohíbe claramente la reelección perpetua de nadie.

Intentemos seguir por un momento la lógica de los poderosos y veamos los meandros en los que se han movido hasta hoy. En 2009, tras innumerables y graves problemas de forma y de fondo, un referendo aprobó la Constitución (CPE) que establece en su artículo 168 que: “el mandato …del Presidente… es de cinco años y puede ser reelecto por una sola vez de manera continua”. Este texto se aprobó merced a un acuerdo entre Gobierno y oposición, que incorporó una disposición transitoria que dice: “Los mandatos anteriores a la vigencia de esta Constitución serán tomados en cuenta a los efectos del cómputo de los nuevos periodos de funciones”. Morales había sido elegido en 2005; por tanto, el día en que se aprobó la nueva Carta Magna ejercía su primer mandato y sólo podía ser elegido una vez más, cosa que ocurrió en diciembre de 2009.

A pesar de ello, en 2013 el Senado presentó en consulta al Tribunal Constitucional (TCP) un proyecto de ley de aplicación normativa que interpretaba la citada disposición. El TCP, completamente sometido al Ejecutivo, dio un sí complaciente a la norma, indicando que como se había creado un “nuevo país” todo partía de cero y, en consecuencia, Morales y García podían ser candidatos por tercera vez. Aún siguiendo el razonamiento inaceptable de que en 2009 se “creó” una nueva Bolivia, fue una decisión

inconstitucional, pues era obvio que la disposición transitoria era parte del texto de la “nación refundada”, no de una Constitución anterior al Estado Plurinacional. En esos días una parte mayoritaria de los ciudadanos estaba todavía encandilada con el proceso político iniciado en 2006, razón por la que las protestas ante esta arbitrariedad se apagaron rápidamente.

En 2016 el Gobierno, confiado en una mayoría que ya no tenía en sus manos, guardó las formas.

El rodillo de la Asamblea aprobó la modificación del artículo 168 y, como manda la ley, puso a consideración popular tal cambio. El 21 de febrero de 2016 el pueblo boliviano votó ejerciendo una soberanía que es inalienable y que está contemplada por uno de los pilares de la CPE en su art. 11, II, 1, que dice: “La República de Bolivia adopta para su gobierno la forma… participativa… La democracia se ejerce (de manera) directa y participativa, por medio del referendo…”. La respuesta fue un claro NO a una nueva reelección de Evo Morales.

En ese momento se terminó la vocación democrática del Gobierno. Lo que no se terminó fue su vocación más importante, la de ejercer el poder y quedarse con éste por siempre. Por si hubiera alguna duda sobre el tema, los legisladores del MAS “descubren”, con ocho años de retraso, que la Constitución vulnera derechos humanos fundamentales del Presidente y por extensión de todas las autoridades electas. “Descubrimiento” que, por supuesto, no se hubiese producido si el gobierno ganaba el referendo del 21F.
La presentación de la acción de inconstitucionalidad abstracta pide lo insólito: ¡que el Tribunal Constitucional declare inaplicables cuatro artículos de la Constitución! Si el TCP le da la razón a los peticionarios, siete personas sustituirían la soberanía popular depositada en el pueblo boliviano (alrededor de seis millones de ciudadanos habilitados para votar), en la Asamblea Constituyente elegida por voto popular e integrada por 255 constituyentes, en la Asamblea Legislativa integrada por 166 representantes y en el mecanismo vinculante de la voluntad popular que es el referendo como parte esencial de la democracia participativa. Se trataría, para decirlo con claridad, de una usurpación de los derechos del pueblo soberano.

No tiene caso en una circunstancia tan grave como ésta, abundar en argumentos jurídicos -que los hay y muchos- para descalificar desde el respeto a la norma lo que pretende el gobierno a través de sus asambleístas, se trata de llegar a la médula de lo que esta acción significa.

Debemos tomar nota de que una vez que se abren las puertas a la medida de una sola persona, Evo Morales, se las abre para cualquiera que en el futuro busque repetir la idea de: “El Estado soy yo”.

Estamos en un momento decisivo. Si el TCP falla a favor de la reelección indefinida de las autoridades electas, habrá roto amarras con la legalidad democrática. Por esta razón debemos apelar a la conciencia de los tribunos, como bolivianos y como juristas, y a pesar de que una parte de ellos ya violó la Constitución en 2013, es pertinente advertirles que en sus manos está impedir o ser protagonistas de un grave golpe contra el orden democrático y constitucional de la patria.

Anuncios

6 pensamientos en “Camino a la Usurpación de la Soberanía Popular

  1. Debemos tomar nota de que una vez que se abren las puertas a la medida de una sola persona, Evo Morales, se las abre para cualquiera que en el futuro busque repetir la idea de: “El Estado soy yo”.
    Estamos en un momento decisivo. Si el TCP falla a favor de la reelección indefinida de las autoridades electas, habrá roto amarras con la legalidad democrática. Por esta razón debemos apelar a la conciencia de los tribunos, como bolivianos y como juristas, y a pesar de que una parte de ellos ya violó la Constitución en 2013, es pertinente advertirles que en sus manos está impedir o ser protagonistas de un grave golpe contra el orden democrático y constitucional de la patria.
    Solo nos queda ser optimistas para que el TCP,obre en una forma correcta,como nos da a conocer nuestro ex Pdte.Carlos Mesa y el peligro que se corre posteriormente.

  2. La idea equivocada de que reelección perpetua es parte de los derechos humanos es una distorsión y un engaño a un pueblo que ya votó contra la reelección de Morales. Esto de parte de quién anteriormente decía que primero estaban los derechos de la madre tierra, en otra confusión inaceptable. Esto de parte de Evo que también propuso que debería haber un límite de edad para postularse a la presidencia de 60 años y ahora debería cumplir con sus palabras e irse pues tendrá esa edad en las siguientes elecciones. Evo no tiene palabra, pues anteriormente dijo, y en dos oportunidades que no iría por la reelección lo cual lo hace el rey de las mentiras pues ahora piensa que nos olvidamos. Ya le hicieron notar esto y Evo respondió que esel pueblo le pide que vaya por reelección lo cual es otra mentira pues el pueblo ya le dijo no el 21F. La mentira y el engaño se han vuelto el pan de cada dia con Evo, pero debemos recordarle que tiene que ajustarse a la constitución la cual quiere ser desconocida en un acto similar a un golpe de estado, no debemos permitirlo.

  3. A menos que este vídeo sea falso o editado https://www.youtube.com/watch?v=I4oSPijqz6A, el pago de un nuevo referéndum, sera por parte de los bolivianos en una economía que esta en desaceleracion , muy desacertada opinión, con un tse que tiene muchos partidistas del gob en sus filas y que la campaña politica se hace con el dinero de los Bolivianos y con recursos del Gob. sin embargo hay que tomar en cuenta los factores que afectaron a Venezuela, donde poco a poco aquellos entes imparciales se parcializaron. Como el TSE TSJ y el defensor del pueblo. si tomamos en cuenta esos echos, estamos en el mismo camino empezando por el Defensor del pueblo. es logico pensar que Bolivia esta siguiendo el mismo camino pero de manera que no llame la atencion, siendo asi que aun las noticias trasendentes, solo duran unos meses y la gente pierde interes y los medios de comunicacion de hacer seguimiento. si volvemos a ganar igual seguiran con medidas para repostularce,.

  4. No solo que se abre la posibilidad de que el Presidente, vice presidente, senadores, diputados puedan ser reelectos indefinidamente, sino que TODAS las actuales autoridades podrían ser indefinidamente electas… (estarían en su derecho o no?), pero no radica el problema en que sean indefinidamente electas, sino en el control absoluto de los órganos de poder (no hay separación de poderes) por quienes pretenden quedarse indefinidamente en el poder. Si en el referendum no gana su propuesta, siempre encontrarán la forma de conseguir su objetivo a través de otro mecanismo, contemplado o no en la CPE, si no lo hallan, cambian la CPE.
    La limitación establecida en la CPE, respecto a dos mandatos consecutivos, no es exclusiva de Bolivia, es compartida por la mayoría de los países, porque es razonablemente SANA, caso contrario, un “buen presidente” podría querer mantenerse indefinidamente en el poder, pero también un “Mal presidente”, podría querer hacerlo. Por esta razón las leyes y el pacto social establece normas para que todos las acaten, no se hacen normas, que se adecuen a los requerimientos de una o pocas personas (menos la CPE, puede adecuarse a los caprichos de algunas personas, aunque sean mayoría).
    Por el bien de la democracia y del futuro del país, esperemos que los magistrados del Tribunal Constitucional no se equivoquen y posteriormente tengan que rendir cuentas de sus actos al país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s